crematomate

Crema de tomate y apio

5 de julio de 2017, 11:00

Fresca, ligera y digestiva. Así es nuestra propuesta de hoy. Todos los ingredientes esconden una gran capacidad antioxidante que te ayudan a cuidarte por dentro. Una receta antiedad que además, puedes tomar en cualquier momento del día.

Actualizado a

Todos los beneficios de este plato

Tomate

El color rojo intenso de este vegetal bajo en sodio y en grasas viene dado por su gran contenido en licopeno, una sustancia axtioxidante que protege ante varios tipos de cáncer y también ante un gran número de problemas cardiacos. Los tomates de pera son la variedad que aporta más cantidad de esta sustancia protectora, que también ayuda a reducir el colesterol.

Este vegetal, uno de los más utilizados en la dieta mediterránea, mejora la visión y previene la degeneración macular gracias a su aporte en vitamina A, además de mantener el sistema digestivo saludable y ayudar a eliminar toxinas. El tomate destaca también por su gran contenido en vitamina C, que ayuda ante la oxidación celular, y vitamina K, esencial para la correcta coagulación de la sangre.

Apio

Compuesto por un 95% de agua, el apio es un vegetal altamente diurético y depurativo gracias a sus aceites esenciales, que mejoran el funcionamiento de los riñones. Además, el apio acelera la digestión, elimina los gases, y aunque es un alimento altamente saciante y con gran contenido en fibra, aporta poquísimas calorías. Es conocida su función antiinflamatoria y antioxidante, y sus diversos compuestos, como los flavonoides, ayudan en la renovación de los tejidos y mantenimiento de las articulaciones.

Albahaca

Esta hierba aromática y medicinal destaca por sus beneficios en el sistema digestivo, ya que facilita las digestiones pesadas y calma el malestar gastrointestinal. Además, refuerza el sistema nervioso por lo que es muy apropiada en caso de depresión, bajo estado de ánimo, estrés o insomnio. También aumenta las defensas, por lo que ayuda a prevenir gripes y resfriados. Y es un buen aporte de betacarotenos, vitamina C y magnesio, que favorecen la salud cardiovascular.

Parmesano

Rico en proteínas, fósforo, calcio y vitamina B2, este queso nos ayuda en nuestro desarrollo muscular, así como a mantener nuestros huesos y dientes sanos. Sus vitaminas y minerales también colaboran para mantener las funciones biológicas del cerebro, es beneficioso contra las migrañas, para conservar una buena salud ocular y una buena calidad de la piel. La vitamina B2 o riboflavina que aporta este derivado lácteo es muy recomendable para mejorar problemas nerviosos como la ansiedad, el estrés y el insomnio.

Completa tu menú de hoy con...

Puedes continuar tu menú diario con una tosta integral con escalibada y huevo duro, que te aportarán los hidratos de carbono, fibra y proteínas que necesitas.

Y para terminar, un yogur desnatado con semillas de amapola.

Tags relacionados