pavo con ciruelas

Pavo con ciruelas

7 de agosto de 2017, 09:00

Proteínas saludables, vitaminas antioxidantes, aceites esenciales y mucha fibra, son algunos de los beneficios saludables que nos aporta este delicioso plato de pavo con ciruelas, piñones, orejones y cebolla.

Actualizado el

pavo con ciruelas

TODOS LOS BENEFICIOS DE ESTE PLATO

Pavo

Junto con el pollo y el conejo, es una de las denominadas carnes blancas, por lo que es un alimento bajo en grasas y poco calórico. Se trata de un alimento rico en ácidos grasos y proteínas de alto valor biológico, es decir, que contienen todos los aminoácidos esenciales que nuestro organismo necesita, imprescindibles para el organismo pues realizan funciones como la creación y reparación de las células, la producción de colágeno y refuerzan el sistema inmunológico.

El pavo aporta también vitaminas del grupo B, potasio, fósforo y zinc, mineral fundamental para el desarrollo de los huesos, la cicatrización de heridas, regular la actividad de las glándulas sebáceas y el mantenimiento del gusto, olfato y vista. Además, contiene selenio, que ayuda a venir varios tipos de cáncer, y triptófano, que nos ayuda a conciliar el sueño y es muy bajo en colesterol.

Ciruelas

La fruta del ciruelo destaca de entre otras frutas por la cantidad de fibra que contiene, por lo que además de ser un alimento saciante, nos ayuda a regular nuestro tránsito y evitar el estreñimiento. Las propiedades laxantes son importantes en este alimento gracias a otro compuesto orgánico, el sorbitol, también presente en las ciruelas.

Son una buena fuente de vitamina C, un importante antioxidante que nos ayuda también a reforzar el sistema inmunológico, y vitamina K, beneficiosa para la correcta coagulación de la sangre y para los huesos.

Piñones

Muy ricos en nutrientes esenciales, las semillas de los pinos destacan por su contenido en ácidos grasos Omega 3 y Omega 6, importantes para cuidar la salud de nuestro cerebro y nuestro sistema cardiovascular. También son energizantes y muy ricos en vitamina E, que nos ayuda a reforzar las defensas, a proteger el corazón y a aumentar la fertilidad, así como una buena fuente de hierro y magnesio, cuyos niveles bajos provocan fatiga.

Orejones

Los orejones, albaricoques en su punto máximno de maduración, secados al sol o al horno, tiene un sabor dulce con un toque ácido, ideales para cocinarlos con carnes, en ensaladas o para combinarlos con quesos o ahumados. Este fruto bajo en calorías es muy rico en fibra, tiene más betacarotenos que las zanahorias y aporta hierro, calcio y vitaminas A y C.

Cebolla

Este completo vegetal, imprescindible en cualquier dieta equilibrada, es uno de los que aporta más beneficios para nuestra salud. Entre sus virtudes, se encuentra su acción diurética, por lo que es muy importante que la introduzcan frecuentemente en su dieta personas con hipertensión, cálculos renales o gota.

Además, tiene propiedades depurativas ya que ayuda a eliminar toxinas, estimulando el hígado, páncreas y vesícula. La cebolla también es un potente cardioprotector y ayuda en la prevención del cáncer. Contiene vitaminas y minerales como azufre, fósforo, hierro, calcio, sodio y magnesio, necesarios para el buen funcionamiento de nuestro organismo.

Completa tu menú de hoy con...

  • De primero, arroz integral con verduritas, una buena fuente de carbohidratos y fibra, para darte energía.
  • Y, de postre, requesón con higos frescos.

Tags relacionados