carne indicacion geografica protegida

A la hora de elegir una carne, es fundamental conocer su origen y modo de producción. Solo así se puede garantizar su calidad y la sostenibilidad de las zonas donde se cría.

La IGP Ternera Gallega y la IGP Ternasco de Aragón son carnes con estilo. Un estilo que implica respeto por su medio natural de origen. Un estilo único que los ganaderos han sabido mantener a lo largo de los años y que hace que estas carnes sean merecedoras del sello IGP.

¿QUÉ ES LA INDICACIÓN GEOGRÁFICA PROTEGIDA?

El sello de Indicación Geográfica Protegida (IGP) lo otorga la Unión Europea en base a unos estrictos controles que certifican la procedencia de la carne y su trazabilidad.

La IGP reconoce que el producto es originario de un lugar determinado y posee características específicas que se asocian con su zona de origen. Este reconocimiento se traduce en logotipos que identifican la carne como un producto de calidad alimentaria diferenciada.

Más allá del origen de la carne, el sello IGP también significa:

  • Supervivencia y sostenibilidad de los territorios. La protección de las carnes garantiza la viabilidad económica del territorio.
  • Adaptación al medio. La IGP favorece que la población viva en zonas rurales, así como la protección del entorno y el territorio y la sostenibilidad medioambiental.

IGP Ternasco de Aragón

El Ternasco de Aragón es un cordero alimentado con leche materna y cereales naturales. Se cría, mediante un aprovechamiento tradicional del territorio aragonés, tanto en pastos de montaña y media montaña como en las zonas más áridas del valle del Ebro.

El Ternasco de Aragón fue la primera carne fresca en España reconocida con una Denominación específica (actualmente IGP), en el año 1989.

  • Es una carne de cordero tierna, sabrosa y saludable, adecuada para todas las edades.

IGP Ternera Gallega

Es una carne procedente de animales jóvenes, cuya alimentación se basa en la tradición y el aprovechamiento de los recursos forrajeros en las ganaderías tradicionales gallegas y de concentrados exclusivamente vegetales.

La carne de Ternera Gallega es un producto agroalimentario con más de 3.700 años de tradición e historia en Galicia. Su certificación está regulada por la Indicación Geográfica Protegida desde 1989, y desde 1996 está reconocida asimismo por la Unión Europea.

  • La carne de Ternera Gallega tiene un intenso y agradable sabor, además de una extraordinaria terneza, jugosidad y suculencia.

¿Cómo se pueden identificar las carnes con sello IGP?

  • La IGP Ternasco de Aragón se puede identificar fácilmente en el mostrador de las carnicerías especializadas o supermercados por el sello rojo con las siglas “TATATA” impreso directamente en la carne, así como el logotipo identificativo del Ternasco de Aragón (en las bandejas preparadas).
  • Para identificar la IGP Ternera Gallega, que se puede encontrar desde en pequeñas carnicerías hasta en supermercados, es importante exigir el certificado y la contraetiqueta como prueba de su procedencia y garantía de calidad.

Disfruta de la mejor carne con estas recetas deliciosas y muy fáciles de preparar:

Jarrete de Ternasco de Aragón IGP guisado estilo Módena

jarrete de ternasco de aragon IPG

INGREDIENTES (para 4 personas)

  • 4 jarretes de Ternasco de Aragón IGP de unos 330 g cada uno
  • 2 cebollas dulces
  • 2 zanahorias de buen tamaño
  • 1 cucharada de pimentón de la Vera dulce
  • 1 litro de vinagre de Módena
  • 2 dientes de ajo pelados
  • 1 rama de coliflor
  • Aceite de Oliva Virgen Extra
  • Sal, harina, laurel, pimienta negra, orégano, menta fresca y azúcar

PREPARACIÓN

  1. Salpimienta los jarretes, pásalos por harina y fríelos en aceite de oliva hasta que se doren. Resérvalos sobre papel absorbente.
  2. Por otro lado, en una cacerola lo suficientemente grande, echa un par de cucharadas de aceite de oliva virgen extra y añade las cebollas y las zanahorias peladas y cortadas a dados no muy grandes.
  3. Ponlo al fuego y cuando esté ligeramente rehogado añade los jarretes, el ajo, una hoja de laurel, 4 o 5 bolitas de pimienta negra, un poco de orégano, el pimentón y todo el vinagre. Acaba de cubrir todo el contenido con agua y sazónalo con 2 cucharaditas de sal. Añade 2 cucharadas de harina y remuévelo con una varilla para que no queden grumos.
  4. Llévalo a ebullición y déjalo cocer durante 2 horas a fuego no demasiado fuerte, pero sin que pare de hervir.
  5. Limpia la coliflor y corta pequeños cogollos. Escáldala durante 5 minutos en agua hirviendo con sal para que quede “al dente”.
  6. Una vez cocinados los jarretes, sacarlos de la cacerola con mucho cuidado y tritura la salsa restante. Añade 2 cucharadas soperas de azúcar y rectifica de sal.
  7. Vuelve a meter los jarretes dentro de la salsa y déjalo cocer durante otros 10 minutos a fuego lento, sin que se agarre.
  8. Sirve un jarrete por persona acompañado de la coliflor salpimentada y acabado con un hilo de aceite de oliva y unas hojas de menta enteras o picadas.

Escalopines de Ternera Gallega con alcaparras y limón

escalopines de ternera gallega

INGREDIENTES

  • 800 g de filetes de Ternera Gallega IGP
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de perejil
  • 0,1 L de vino blanco ribeiro
  • 75 g de mantequilla
  • 70 g de alcaparras
  • 3 limones
  • Sal
  • Pimienta negra

PREPARACIÓN

  1. Corta los filetes de ternera en pequeños escalopines de 50 g cada uno y adóbalos durante unas horas con el ajo picado, la mitad del perejil y el vino blanco.
  2. En una sartén amplia, añade la mantequilla y cuando se haya derretido, dora rápidamente los escalopines vuelta y vuelta, añadiendo sal y pimienta al gusto.
  3. Retíralos del fuego y añade a la sartén las alcaparras, el zumo de los limones y el resto del perejil picado. Devuelve la sartén al fuego y dale un hervor rápido al conjunto removiendo para que se impregnen bien los filetes de carne.
  4. Sirve los filetes inmediatamente con el jugo de la sartén y unas hojas de perejil fresco.

Tags relacionados