Asozumos web

El famoso comentario de toda madre sobre beberse el zumo de naranja nada más exprimirse ha quedado para los anales de frases clásicas pero, por suerte para todos, a estas alturas son múltiples los estudios que demuestran que las propiedades nutricionales se mantienen, independientemente de si son envasados o hechos en casa.

  • Nuestro cuerpo es un 60% de agua en la edad adulta, por lo que es esencial mantenernos hidratados. Pero, aparte del agua, existen opciones saludables como, por ejemplo, los zumos de fruta, cuyo contenido en agua es del 90% y de una a dos naranjas para un vaso de 150 ml.
Naranjas

Además, gracias a los aportes de potasio, folato, carotenoides, hesperidina, pectina, polifenoles, vitaminas y minerales, la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC), incluye al zumo de fruta en su Pirámide de Hidratación como un alimento que puede ingerirse diariamente.

¿Exprimido versus natural?

Y aquí es donde surge el desconocimiento, de profesionales incluidos, sobre las reticencias a consumir zumo de naranja envasado, sin saber que, en realidad, mantiene las mismas características y, en algunos casos, ayuda a multiplicar sus efectos beneficiosos para la salud.

La iniciativa Zumo de Fruta en Serio, respaldada por la Asociación Española de Fabricantes de Zumos (ASOZUMOS) ha publicado un documento que examina los mitos que acompañan a los zumos de naranja envasados y que refleja conclusiones que desconocían incluso los propios expertos.

  • El zumo de naranja aporta tres nutrientes que ayudan a mantener una buena salud: vitamina C, potasio y folato, de hecho un vaso pequeño de zumo de naranja (150 ml.) proporciona 67,5 mg. de vitamina C, más del 80% de la cantidad diaria recomendada.
tabla zumo naranja

Esta vitamina es muy importante para combatir el cansancio y la fatiga, situaciones muy comunes durante el verano y que afectan a nuestro ritmo de vida diario.

Por otro lado, estudios recientes han demostrado que la conservación del zumo de naranja envasado mantiene los nutrientes intactos, y revelan que los niveles de vitamina C presentes en el zumo de naranja están muy por encima del nivel mínimo descrito de 12 mg/100 ml para poder hacer alegaciones de que un producto es "rico en "esta vitamina, incluso después de 56 días de refrigeración.

Qué dicen los expertos

Según una encuesta IPSOS, solo el 37% de los profesionales de la salud están de acuerdo con que el zumo de naranja no contiene nada más que zumo de fruta 100%. Por el contrario, el 28% creen, de forma equivocada, que se le añaden colorantes, y el 47%, que se le añaden conservantes. Pero el mito más extendido es que el zumo de fruta contiene azúcares añadidos: solo el 32% de todos los profesionales de la salud están totalmente de acuerdo en que el zumo de fruta no contiene azúcares añadidos.

Y esto es así porque la legislación europea no autoriza la adición de azúcares al zumo de fruta. Así que cuando la etiqueta indica "zumo de naranja", el envase solo puede contener 100% de zumo puro procedente de naranjas. Las vitaminas, minerales, contenido en agua y azúcares naturales equivalen a las de la fruta que se utilizó para producir el zumo.

Por tanto, consumir zumo de naranja envasado ayuda a cumplir con la recomendación de la Organización 5 al Día: tomar 5 piezas y verduras diariamente.