leche central

Se ha convertido en una tónica habitual llegar a los 50 años y empezar a notar los primeros síntomas de unos huesos poco cuidados, cansancio o dolores musculares. Y es que, si atendemos a los datos que arrojan estudios como el coordinado por el profesor Gregorio Varela-Moreiras, presidente de la Fundación Española de la Nutrición (FEN), el 80% de la población consume menos calcio del recomendado.

También los resultados del estudio ANIBES, publicado en la revista Nutrients y llevado a cabo entre una población que abarca de los 9 a los 75 años, revelaban carencias aún mayores de vitamina D, básica para la absorción del calcio, donde también se refleja que el 94% de la población ingiere un nivel de dicha vitamina un 80% por debajo del recomendado.

Todo esto no deja de ser curioso en una sociedad tan concienciada con los problemas de salud, y donde es sabido que calcio y proteína ayudan a evitar esos problemas tan molestos que van apareciendo con la edad, como la sarcopenia, un déficit de masa y potencia muscular que comienza a manifestarse a partir de los 50 años.

Mayor ingesta, menos riesgo

Así que parece casi obligado concienciarse de que hay que aumentar el consumo de alimentos ricos en calcio es fundamental, y elegir productos con una alto contenido de este mineral pero teniendo en cuenta su biodisponibilidad, es decir, la medida en que un nutriente es absorbido por el organismo.

Y aquí es donde encontramos que la leche Suprema, de Central Lechera Asturiana, es ideal para los que quieren empezar a cuidarse para estar al 100%. Elaborada a través de un proceso natural de ultrafiltrado, se consigue una leche que aporta un 25% de proteínas y un 50% de calcio, garantizando su fijación con un 100% de vitamina D.

Suprema es, además, un producto 100% natural, sin grasa ni lactosa, que cuenta con el distintivo “Sin ingredientes artificiales”. De esta forma, resulta ligera y digestiva, dos buenas razones que se añaden a su valor nutricional, y perfecta para los que buscan una alimentación equilibrada.