Mimetik curar heridas

Actualizado a

Mimetik curar heridas

Un pequeño corte mientras cocinamos, una rozadura en el zapato nuevo o un rasguño después de una intensa sesión de deporte son algunas de las pequeñas lesiones que pueden suceder en el día a día.

Molestias leves, pequeños cortes o heridas superficiales que pueden ocurrir en cualquier actividad de la vida cotidiana, que hay que proteger para que curen lo más rápido posible y podamos estar de nuevo al 100%.

Para poner solución a estas incomodidades ahora podemos beneficiarnos de Mimetik by Beter, una revolucionaria solución, muy fácil de aplicar, líquida, transparente y duradera que llega para ser un imprescindible en los botiquines de nuestras casas.

EFECTO SEGUNDA PIEL

Cómodo, rápido y eficiente son tres atributos que describen Mimetik a la perfección. Es un innovador adhesivo tisular tópico que forma una capa protectora flexible y transpirable que sella la zona creando una “segunda piel” artificial. Es además muy eficaz porque impide la contaminación de la zona afectada protegiéndola de elementos externos y de la suciedad de la forma más discreta.

Mimetik_producto

Una solución muy rápida y práctica en cualquier momento que mejora el proceso de curado y secado de las pequeñas heridas sin provocar molestias ni escozores.

UNA SOLA APLICACIÓN

Una única aplicación de Mimetik dura varios días y tan solo es necesario aplicar una fina capa que hay que dejar secar de 30 a 60 segundos. Es ideal para el día a día al ser resistente al agua y al permitir que la zona mejore con total tranquilidad. Su textura es muy agradable similar a un gel y actúa de barrera protectora hasta la recuperación total de la herida. La eliminación de este apósito líquido transparente es igual de sencilla que su aplicación, ya que desaparece de forma natural según se va regenerando y creciendo la capa dérmica afectada.

DE LA EMPRESA ESPAÑOLA BETER

Mimetik, de venta en farmacias, es el primer producto sanitario de la compañía española Beter, especialista en el cuidado y la belleza personal. Su fórmula está basada en el cianoacrilato, un producto que nació en el año 1942 en el contexto de la Segunda Guerra Mundial en la búsqueda de un pegamento militar, donde se descubrieron sus valiosas aplicaciones y usos en medicina.