branded Naturlabs candida
Shutter

Es uno de los problemas ginecológicos más frecuentes. De hecho, 3 de cada 4 mujeres sufrirán una candidiasis (también llamada vaginitis por Cándida) en algún momento de su vida. Y aunque en muchísimas ocasiones un sencillo tratamiento nos lleva a la solución, a veces se convierte en un problema molesto y recurrente, así que vale la pena saber cómo reconocerlo, prevenirlo y tratarlo.

La vaginitis por Cándida es la segunda enfermedad genital infecciosa más frecuente.

  • El 75% de las mujeres tendrá al menos un episodio en su vida, en la mitad de los casos antes de los 25 años.
  • El 45% de las mujeres desarrollará un segundo episodio
  • Aproximadamente el 10% de las mujeres desarrollarán la vulvovaginitis micótica recurrente.

¿Qué es la cándida?

La cándida es un hongo que suele vivir en la cavidad oral, el tracto gastrointestinal y la vagina. Normalmente coexiste pacíficamente en las mucosas, de hecho realiza funciones de síntesis de algunas sustancias que son necesarias para el cuerpo, pero en determinadas condiciones puede volverse patógena.

Y en algunos casos se vuelve especialmente agresiva y se desarrollan las hifas, la manifestación más molesta y grave de la cándida, porque pueden penetrar profundamente en las mucosas hasta llegar al sistema circulatorio, provocando inflamaciones y los síntomas típicos.

¿Qué señales nos deben poner en alerta?

Las molestias en la zona genital son las propias de una infección con algunas variaciones:

  • Picor e irritación en la vulva y en la vagina.
  • Escozor al orinar o malestar.
  • Aumento de la frecuencia de las veces que necesitamos orinar.
  • Molestias también durante relaciones sexuales: dolor, quemazón, ardor...
  • Cambia el flujo vaginal: es más denso y blanquecino. Este síntoma es más específico de la candidiasis.

Recordemos que ante cualquiera de estas señales hay que acudir al médico. En la exploración aparecerá la piel de la vagina muy enrojecida y seguramente nos tomarán una muestra del flujo para analizarla y tener un diagnóstico definitivo.

Las causas y la prevención de candidiasis

Podemos contagiarnos por causas exógena (externas) como:

  • Relaciones sexuales sin protección (también por efecto "ping-pong" entre la pareja)
  • Autocontaminación por residuos fecales al limpiarnos mal cuando vamos al baño.
  • Por el uso compartido de toallas, trajes de baño, ropa de cama...
  • Por contacto con objetos contaminados como, por ejemplo, baños.

Pero también puede aparecer por causas endógenas, por desequilibrios internos de la flora vaginal, por ejemplo. Hay varias desencadenantes que pueden deteriorar el conjunto de bacterias que la habitan, aumentando el riesgo de sufrir estas infecciones.

  • El uso de antibióticos.
  • Tomar la píldora anticonceptiva.
  • El uso excesivo de geles limpiadores íntimos o duchas vaginales.
  • También la ropa interior sintética y, en general, las prendas demasiado ajustadas.
  • El uso continuado de salvaslips, los materiales que contienen dificultan la transpiración
  • Mantener relaciones sexuales demasiado frecuentes y/o intensas.
  • Tener un sistema inmunitario debilitado

¿Podemos prevenir la candidiasis?

Podemos intentar evitar todas las causas que hemos comentado en el punto anterior que estén en nuestra mano y que pueden alteran en el pH de la flora vaginal o desequilibrarla, aumentando el riesgo de sufrir candidiasis.

Además de actuar sobre las causas que debilitan la microbiota vaginal, mantener una alimentación equilibrada también es esencial.

De hecho se cree que el problema principal de la vulvovaginitis recurrente es un aumento de la permeabilidad de la mucosa intestinal (síndrome de intestino permeable).

Se ha visto que las bacterias y los hongos (incluida la cándida) son capaces de atravesar la barrera de la mucosa intestinal, llegar al sistema circulatorio y contaminar las zonas del cuerpo más favorables para su desarrollo, principalmente las zonas urogenitales.

Pautas de alimentación

Los alimentos que debes priorizar son los ricos en fibra, que ayudan a mantener la regularidad intestinal y nutren las “bacterias buenas” que nos defienden de las patógenas:

  • Frutas como kiwis, manzanas, ciruelas...
  • Y verduras, especialmente las fibrosas: alcachofas, cardos, hinojos, remolachas, cebollas, puerros, guisantes, coles de Bruselas,

Sustituye las harinas refinadas por las integrales y limita (no eliminar, sino reducir) el consumo de alimentos con un alto índice glucémico

Para "quitarle fuerza" a la cándida y reducir la inflamación, reduce: azúcar, alcohol, patatas, arroz refinado (mejor arroz integral), pizza, pan, palomitas de maíz...

Una buena idea es tener " 1 día sin a la semana": un día sin comer levaduras y lácteos, otro sin alcohol, vinagre, te; o sin embutidos....

¿Cuál es el tratamiento de la vaginitis por Cándida?

Dependiendo del tipo y de la gravedad de la infección el tratamiento con antifúngidos será más o menos largo. Normalmente consiste en una crema de uso tópico y un comprimido durante unos días. En los casos de candidiasis recurrente se suele repetir el comprimido una vez por semana durante 6 meses.

Se considera que una candidiasis vulvovaginal es recurrente cuando se padecen 4 o más episodios en un año

Debido al amplio uso de estas terapias antifúngicas, la cándida es cada vez más resistente y los fármacos son cada vez menos eficaces. De hecho, una vez que se interrumpe el tratamiento, el 57% de las pacientes recaen.

En estas circunstancias, el uso de fármacos cada vez más agresivos parece que no es la solución. La mejor alternativa es devolver el equilibrio al ambiente vaginal e intestinal, utilizando remedios eficaces pero suaves y respetuosos.

El sistema de NutraLabs

La fórmula más eficaz se puede conseguir asociando los complementos naturopáticos a los tratamientos médicos contra la cándida y sus recidivas.

Si se aborda el problema de la candidiasis desde diferentes estrategias naturales se obtienen resultados duraderos

Nutralabs ha ideado un plan de tratamiento en 3 pasos de seis meses que combina los suplementos, con las gotas, los óvulos vaginales... También puede utilizarse como tratamientos preventivos en primavera y otoño. Los principales componentes de este tratamiento son:

  • Micotirosolo: El Hidroxitirosol que aporta es un derivado del olivo con propiedades antioxidantes que ha demostrado tener una potente acción antifúngica y antimicrobiana de amplio espectro.
  • Detoxydren: Este suplemento en gotas se compone de plantas conocidas por su acción depurativa (higo, abedul, fresno, enebro, castaño...). En particular, favorece la eliminación los residuos acumulados durante los periodos de estrés, o por enfermedades que han dejado gérmenes y toxinas en circulación.
Naturlabs candida
Naturlabs
  • Naturaflora Plus: Es considerado un probiótico de amplio espectro de acción, fundamental para reequilibrar y fortalecer la flora bacteriana intestinal y vaginal. Contiene 12 billones de bacterias vivas por cápsulas y 5 cepas bacterianas de máxima calidad,
  • Azul ovuli: Estos óvulos a base de Calendula officinalis, Lavandula angustifolia y Propolis, entre otros, protegen la mucosa vaginal
  • Candierbe: Es un suplemento alimenticio muy útil para contrarrestar la Cándida Albicans. Son unas gotas con una mezcla de plantas 100% natural (a base de Lapacho y Echinacea) con un fuerte efecto antifúngico y modulador del sistema inmunitario

Recuerda que la naturopatía no es una alternativa a la medicina y siempre es prudente y necesario consultar a un médico antes de emprender cualquier tipo de tratamiento.

Encuentra estos y otros productos en la página web:www.nutralabs.eu