infeccion orina branded Naturlabs
Shutter

En términos generales podemos diferenciar dos tipos de cistitis o infecciones de orina la esporádica y la recurrente.

En el primer caso con los antibióticos recetados por el médico el problema queda resuelto. Pero en bastantes ocasiones surgen diversas complicaciones que permiten que el germen reaparezca en un corto periodo de tiempo.

Se considera que una cistitis es recurrente si se dan, al menos, 3 infecciones al año o 2 o más infecciones en los últimos 6 meses.

Y esto sucede muy a menudo. Es un problema tan frecuente que tendrán una segunda recidiva (una repetición de la cistitis) en un plazo de 6 meses aproximadamente:

  • El 36% de las mujeres jóvenes sexualmente activas
  • El 53% mientras de las mujeres posmenopáusicas
  • el 15% de las mujeres embarazadas padecen de cistitis recurrente, sobre todo en el último trimestre

¿Cómo saber si tengo cistitis?

La mayoría de las veces (el 85% de los casos) se trata de una infección producida por una bacteria llamada Escherichia Coli (E. coli), pero también puede ser provocada por otro tipo de bacterias, por virus y hongos. A veces incluso se encuentran diferentes clases en un mismo episodio.

El diagnóstico se hará con un análisis o un cultivo de orina (urocultivo), pero existen unos síntomas muy comunes que nos podrán sobre la pista:

  • Necesidad urgente de orinar
  • Aumento de la frecuencia de la micción y sensación de vaciado incompleto
  • Molestias, ardor o dolor al orinar
  • Aparición de sangre en la orina (hematuria) o orina con un fuerte olor o muy oscura
  • Sensación de peso perineal o calambres en la parte baja del abdomen.
  • Otros síntomas de la cistitis más graves que aconsejan acudir a urgencias son: fiebre superior a 38º, escalofríos, náuseas, vómitos y malestar general.

¿Se pueden prevenir las infecciones de orina?

Hay una serie de hábitos y cuidados que te ayudarán a evitar su aparición:

Cuidado con el exceso de higiene. Se puede pensar que cuanto más se lave es mejor, pero una higiene íntima excesiva produce exactamente el efecto contrario al esperado, ya que puede dañar los lactobacilos (las bacterias buenas que habitan en la vagina y la protegen de los gérmenes patógenos) aumentando el riesgo de que surjan desequilibrios.

La alimentación también es clave. Es recomendable tomar alimentos ricos en fibra que ayuden a mantener una buena regularidad intestinal y nutran las bacterias probióticas intestinales.

Se recomienda seguir una dieta rica en frutas y verduras, y sustituir las harinas refinadas por harinas integrales.

Al mismo tiempo, es bueno reducir el consumo de alimentos y bebidas irritantes, como embutidos, chocolate, café, alcohol, azúcar y especias irritantes.

Hacer un día sin gluten una vez por semana también puede ayudarte a controlar mejor la inflamación.

Y además:

  • No utilizar ropa ajustada y elegir el algodón para nuestra ropa interior.
  • Asegurarnos de vaciar bien la vejiga al orinar.
  • Limpiar la zona genital de delante hacia atrás cuando vamos al baño, para evitar que los gérmenes del ano lleguen al aparato urinario.
  • No estar muchas horas sin orinar ni estar de pie, tumbado o sentado durante mucho tiempo.

¿Cómo podemos tratar las cistitis recurrentes?

A veces las cistitis recurrentes se convierten en difíciles de erradicar porque el uso frecuente y necesario de los antibióticos también daña la flora bacteriana intestinal y vaginal, generando un vacío biológico que puede llenarse con patógenos, facilitando así nuevas y cada vez más frecuentes infecciones.

En otras ocasiones las bacterias se vuelven “poco sensibles” a los antibióticos y son capaces de sobrevivir, porque logran infiltrarse en las células del tejido de la vejiga o crean Biofilm bacteriano directamente en ella.

La suplementación nutracéutica puede ser útil para apaciguar las complicaciones y recuperar el equilibrio natural del ambiente intestinal, el tracto urinario y el ambiente vaginal

La naturopatía no debe entenderse como una alternativa a la medicina oficial y siempre es prudente y adecuado consultar a un médico antes de emprender cualquier tipo de tratamiento.

El método Nutralabs

Para quienes padecen de cistitis recurrentes o para evitar caer en nuevas recidivas NutraLabs aborda el problema desde diferentes puntos de vista (suplementos, lubricantes, óvulos...), con el objetivo de obtener resultados duraderos en el tiempo.

La estrategia naturopática sigue una lógica de reequilibrio y prevé la suplementación durante el tiempo necesario para el recambio fisiológico total de las células del urotelio (a menudo 6 meses). Pero también se puede trabajar la prevención y realizar 2 refuerzos al año (en primavera y otoño) para mantener este equilibrio.

  • Urogyn: A base de manosa, que es un azúcar simple extraído de la madera de abedul que no es metabolizado por el organismo y que realiza una acción contra las bacterias exclusivamente mecánica (tal y como se ingiere por la boca, se excreta después junto con la orina sin sufrir ningún cambio).
  • Naturaflora Plus: Es considerado un probiótico de amplio espectro de acción, fundamental para reequilibrar y fortalecer la flora bacteriana intestinal y vaginal. Contiene 12 billones de bacterias vivas por cápsulas y 5 cepas bacterianas de máxima calidad,
  • Micotirosolo: El Hidroxitirosol que aporta es un derivado del olivo con propiedades antioxidantes que ha demostrado tener una potente acción antifúngica y antimicrobiana de amplio espectro, por lo que resulta muy útil cuando se padece una cistitis recurrente producida por bacterias distintas de la Escherichia coli.
branded Naturlabs
Naturlabs
  • Detoxydren: Este suplemento en gotas se compone de plantas conocidas por su acción depurativa (higo, abedul, fresno, enebro, castaño...). En particular, favorece la eliminación de los líquidos y los residuos acumulados durante los periodos de estrés, o por enfermedades que han dejado gérmenes y toxinas en circulación.
  • Azul ovuli: Estos óvulos a base de Calendula officinalis, Lavandula angustifolia y Propolis, entre otros, protegen la mucosa vaginal.
  • Fitointimo gel: Este lubricante compuesto de aloe vera, extracto seco de pomelo y aceite esencial de salvia, entre otros, alivia el picor y el ardor y, además, protege e hidrata la mucosa vulvovaginal.

Encuentra estos y otros productos en la página web: www.nutralabs.eu