novartis vision

¿Por qué es importante cuidar nuestra retina? Sencillamente, porque es la responsable de nuestra visión. Se trata de una membrana que se ocupa de recibir las imágenes y transmitirlas al cerebro a través del nervio óptico. Pero existen una serie de enfermedades que pueden afectarla, dañando nuestra visión e incluso causando ceguera.

La Dra. Carmen Navarro, responsable del equipo de Oftalmología en el Departamento Médico de Novartis, nos habla de ellas:

  • Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE): "Es una enfermedad de la retina crónica y degenerativa que afecta a la mácula, la encargada de que podamos ver con nitidez, que va ligada a la edad, debutando en personas mayores de 50 años, siendo la causa principal de ceguera en un país como el nuestro ".
  • Edema Macular Diabético (EMD): "Se trata de una complicación de la diabetes que aparece en personas más jóvenes, que llevan sufriendo esta enfermedad durante más de 20 años y que, si no se trata, puede acabar en ceguera".
  • Neovascularización Coroidea (NVC): "Afecta también a pacientes más jóvenes que tienen una miopía a partir de 6 dioptrías, lo que produce que su ojo tenga una forma distinta y el tejido retiniano sufra. Cogida a tiempo, tiene muy buena respuesta al tratamiento".
  • Oclusión de la Vena de la Retina (OVR): "Ocurre cuando las venas de la retina se obstruyen, lo que provoca una falta de oxígeno en el tejido que desencadena una pérdida de visión aguda. Con el tratamiento actual, se puede recuperar la agudeza visual".

DMAE, LA ÚNICA PATOLOGÍA DEGENERATIVA

De todas estas enfermedades, la DMAE es una de las que tiene mayor incidencia. Se calcula que, en el 2020, habrá entre 25 y 30 millones de personas, en todo el mundo, que la sufrirán. La mayoría de ellas, mujeres de más de 50 años.

UN GOLPE A LA CALIDAD DE VIDA

La pérdida de independencia que sufre el paciente de DMAE y la imposibilidad de ver como antes a su familia y amigos, afectan en gran manera a su calidad de vida. Pero también la respuesta que la sociedad tiene frente a la enfermedad.

"Una de nuestras principales trabas es que no somos ciegos, pero nos chocamos con la gente, nos tropezamos y en muchas ocasiones las relaciones con las personas no son buenas porque no se comprende qué es la DMAE", explica Lourdes Díaz Sánchez, de 62 años, que sufre esta enfermedad desde hace 20 aunque empezó a tratarse hace solo 10.

"Yo trabajaba en la universidad –continúa– y llevaba una vida muy activa, pero de golpe me encontré que tenía que convivir con la enfermedad y que nadie entendía lo que me pasaba porque, cuando tienes DMAE, tienes una discapacidad visual, pero todo el mundo te ve bien".

LA IMPORTANCIA DE LA PREVENCIÓN

De los 2.200 millones de casos de discapacidad visual que hay en el mundo, 1.100 millones se podrían haber evitado con prevención[i]. ¡El 50%! "Si hablamos de la DMAE –comenta la Dra. Navarro–, a partir de los 50 años, es fundamental revisarse la vista. Pero no para saber si necesito o no gafas, es necesario explorarse la retina en profundidad porque es la única forma de detectar esta patología". Y es que la DMAE no avisa y cuando empiezan los primeros síntomas, ya está muy avanzada y solo se puede estabilizar.

¿De qué síntomas hablamos?

  • Visión borrosa
  • Percepción distorsionada u ondulada de líneas rectas
  • Aparición de puntos ciegos en la visión central

En cuanto se experimenta alguno de ellos hay que acudir al oftalmólogo de inmediato porque cuanto antes se trate, mejor respuesta al tratamiento se tendrá.

EL FUTURO ESTÁ EN LA INVESTIGACIÓN

Novartis, laboratorio líder en España en investigación clínica y terapias innovadoras, proporciona tratamiento a 130 millones de pacientes en 125 países distintos con el fin de frenar el avance de su afección ocular y mejorar así su calidad de vida.

No obstante, el trabajo del área Novartis Oftalmología no se concentra solo en la investigación sino también en la información, activando campañas de sensibilización y prevención como la última, #UnaCitaConTuVista, que busca concienciar sobre la importancia de acudir al oftalmólogo una vez al año para frenar el desarrollo negativo de las patologías de la retina y luchar así contra la ceguera evitable.

EL APOYO, INDISPENSABLE

A las campañas de concienciación, se suma el trabajo de las asociaciones de pacientes.

"Son fundamentales –explica Lourdes–. Encuentras el apoyo de otras personas que tienen el mismo problema y te das cuenta de que hay gente en peor situación que tú que lleva una vida normal, ¡incluso son fotógrafos o pintan! A mí me hicieron ver que tenía que seguir siendo activa y junto a dos amigas creamos otra asociación de pacientes, algo que me ha dado vida".