PUBLIRREPORTAJE PHILIPS
Philips

La desinfección en el hogar y en los espacios de trabajo o los lugares públicos está siendo clave en esta pandemia. La búsqueda del mejor método para eliminar y prevenir virus es constante ya que significa una barrera más contra el contagio.

La luz ultravioleta de tipo C (UV-C) como método de desinfección y esterilización es un proceso muy simple, limpio y no invasivo, ya que es una solución que no utiliza químicos y es amigable con el medio ambiente.

  • Eso sí, hay que tener en cuenta que las radiaciones UV-C no se pueden aplicar en presencia de las personas ni animales.

La UV-C producida artificialmente se lleva usando como germicida y bactericida durante décadas. Puede inactivar microorganismos, como bacterias, virus y otros patógenos y ayudar a mitigar el riesgo de contraer una infección.

Se utiliza, por ejemplo, en distintas etapas de los procesos industriales de alimentos y bebidas.

Todas las bacterias y virus probados hasta la fecha (muchos cientos a lo largo de los años, incluidos varios tipos de coronavirus) responden a la desinfección con UV-C.

¿Cómo funciona la luz ultravioleta?

El sol emite luz ultravioleta (UV), sin embargo, la capa de ozono terrestre absorbe una gran parte. Es invisible para el ojo humano, pero todos hemos oído hablar de los peligros de la exposición a la UV-A y a la UV-B procedente del sol o de las cabinas estéticas de rayos UVA.

Cuanto más corta es la longitud de onda, más impacto podría tener la radiación ultravioleta en la salud humana.

  • La luz ultravioleta A (UV-A) constituye la mayor cantidad de radiación que llega a la Tierra. Es capaz de penetrar la piel, siendo la causante de la aparición de arrugas y manchas en las personas.
  • La ultravioleta B (UV-B) puede dañar el ADN de la piel, provocando quemaduras solares y, potencialmente, cáncer.
  • La ultravioleta C (UV-C) es la más nociva. Tiene una longitud de onda de luz más corta y enérgica que las demás, lo que la hace especialmente dañina para los humanos. Este último tipo de radiación es absorbido por la capa de ozono por lo que nunca llega a la superficie de la Tierra.

¿Por qué los virus son sensibles a la luz ultravioleta?

Una característica única de la luz UV es que un intervalo específico de sus longitudes de onda (el comprendido entre los 200 y los 300 nanómetros) tiene efectos germicidas, es decir, puede inactivar microorganismos como bacterias, virus y protozoos.

  • La luz UV-C consigue destruir los ácidos nucleicos y daña su ADN, dejándolos incapaces de realizar funciones vitales.
  • Los microorganismos se desactivan como resultado del daño a los ácidos nucleicos.
  • La formación de numerosos dímeros de timina en el ADN de bacterias y virus impide la replicación y la capacidad de infectar.

La luz ultravioleta consigue inactivar virus y bacterias sin usar ni generar productos tóxicos

Todas las bacterias y virus analizados hasta la fecha responden a la desinfección con radiación UV-C. En pruebas de laboratorio, las fuentes de luz UV-C de los productos Signify redujeron la infectividad del SARS-CoV-2 (el virus que causa la COVID-19) en una superficie por debajo de los niveles detectables en tan solo 9 segundos, según han demostardo varios estudios.

Se trata de un proceso libre de sustancias químicas que no añade nada y no requiere manipulación de elementos tóxicos o corrosivos. Tampoco se generan ningún tipo de subproductos que puedan afectar negativamente.

Medidas de protección

La iluminación UV-C no implica riesgos cuando se usa de la manera correcta. Pero como la exposición directa a los rayos UV-C es peligrosa y puede causar problemas oculares o en la piel, es necesario tomar algunas medidas de protección:

  • Las radiaciones UV-C no se pueden aplicar en presencia de personas ni animales.
  • No se debe entrar en espacios que tenga luz UV-C encendida.
  • Nunca mirar directamente la luz UV-C, ni con protección.
  • El uso para desinfectar las manos u otras áreas de la piel no está recomendado.
  • La iluminación siempre debe instalarse con protectores adecuados (como sensores de detección de presencia o temporizadores) para evitar los daños por luz.

Como la exposición directa a la luz ultravioleta puede causar algunos daños, no se puede usar cuando hay personas o animales

Los productos UV-C de Signify aprovechan todos los beneficios desinfectantes de la luz UV-C y también incluyen las medidas de seguridad necesarias para evitar la exposición directa a la luz UV-C. Se entregan con una variedad de medidas de seguridad con equipos físicamente integrados o protecciones de tiempo, como sensores o temporizadores de detección de presencia o movimiento. Pero, en ningún caso, están diseñados para desinfectar productos sanitarios o aparatos médicos.

La caja de desinfección UV-C de Philips

Es una forma sencilla, efectiva y rápida de desinfectar nuestros objetos personales como llaves, teléfonos móviles, juguetes o elementos del hogar. Puede desactivar eficazmente virus, bacterias, mohos y esporas en cuestión de minutos.

Philips UV-C Box contiene un interior reflectante de acero inoxidable para alcanzar cualquier superficie del objeto, independientemente de la forma a la que se enfrenten.

Este cubo de 28 cm de alto y ancho, pesa menos de 3 k y se puede situar y transportar donde más convenga. Además tiene una larga vida útil de 6000 horas.

La caja de desinfección de Philips incorporan sistemas de seguridad que evitan el contacto con la radiación ultravioleta

En un estudio realizado en laboratorio, Philips UV-C Box, equipada con fuentes de luz UV-C de Philips, puede inactivar el SARS-CoV-2 en superficies en más de un 99% por debajo de los niveles detectables como señalan varios estudios científicos.

Con total seguridad

Los sensores y temporizadores integrados te brindan un nivel adicional de protección para ti y tu familia. La luz UV-C se apaga automáticamente cuando se abre la tapa. Como las personas y los animales no deben estar expuestos a la radiación UV-C, ya que puede dañar los ojos y la piel, los sensores incorporados apagan automáticamente el dispositivo cuando se abre. Esto evita cualquier posibilidad de que la radiación UV-C se escape y ofrece una capa extra de protección para el usuario.

Desinfectar y secar

Philips UV-C Box no solo desinfecta, está programada para ofrecer tres funciones más.

  • La función de almacenamiento puede desinfectar de forma continua, objetos como cepillos de dientes o cubiertos.
  • La función de secado elimina cualquier tipo de humedad en los objetos personales
  • La combinación de desinfección y secado elimina la humedad y desinfecta los objetos, como pueden ser juguetes pequeños y productos para bebés.

La lámpara de mesa de desinfección UV-C de Philips

Esta lámpara ayuda a desinfectar los hogares frente a virus y bacterias de forma efectiva. En cuestión de minutos, la lámpara de mesa de desinfección UV-C puede desactivar no solo virus (incluyendo el SARS-CoV-2, el virus que causa la COVID-19) y bacterias, también otros microorganismos dañinos como mohos y esporas que pueden representar riesgos inadvertidos en nuestros hogares. Así se confirma en varios estudios que puedes consultar aquí .

La luz ultravioleta también desactiva otros microorganismos dañinos como mohos y esporas.

La lámpara de mesa de desinfección UV-C de Philips es fácil de usar, con un panel de control preciso y una audioguía incorporada.

¿Cuánto tarda en desinfectar una habitación?

Es cuestión de minutos, pero el tiempo para desinfectar la habitación de una casa dependerá del tamaño de la habitación y del tipo de objetos y superficies presentes en ella. Por ejemplo:

  • Un salón de tamaño estándar necesita una exposición de 45 minutos a la tecnología UV-C para ser higienizado.
  • Un dormitorio necesita 30 minutos
  • Un baño, en torno a 15 minutos.

Para asegurar la desinfección efectiva de esos espacios, la lámpara de mesa de desinfección UV-C de Philips, usa una dosis superior a la requerida para inactivar la mayoría de los gérmenes que han sido probados frente a la exposición a la tecnología ultravioleta.

Sin poner en riesgo la seguridad

Como la exposición a la radiación UV-C puede ser perjudicial para los ojos y para la piel, los usuarios no son solo avisados por la audioguía para que salgan de la habitación antes de que la tecnología se pongo en funcionamiento, sino que cuentan con un nivel adicional de protección por la que, a través de los sensores incorporados, la lámpara se apague de forma instantánea cuando detectan movimiento de personas y mascotas en la habitación.