Comenzar a utilizar prótesis dental ya es de por sí algo a lo que uno debe acostumbrarse, por lo que todo lo que rodea a su colocación y adherencia debe hacerlo más fácil. Y ahí es donde nos encontramos con Algasiv, las almohadillas que, según expertos consultados, proporcionan una fijación hasta 20 veces más fuerte comparado con una prótesis dental sin adhesivos.

Los aspectos que más preocupan a las personas que deben utilizar prótesis son los que están relacionados con el movimiento al masticar, la incomodidad a la hora de hablar cerca de otras personas, roces en encías o que requiera fijarla con demasiada frecuencia. Algo por otro lado perfectamente normal debido al proceso de adaptación y que genera esta y otras dudas.

Así que parece casi obligado asegurarnos que las que utilicemos cumplan con todos esos requisitos. Y las almohadillas Algasiv han sido creadas especialmente para hacer más cómodo y fácil el uso de dentadura postiza, gracias a su combinación de ingredientes, un mucoadhesivo y un polímero termoplástico, que proporciona una sujeción inmediata que se activa al entrar en contacto con la saliva.

Cumple los requisitos necesarios

El tejido suave de estas almohadillas permite que se adapten perfectamente a la dentadura, consiguiendo así una mejor sujeción y gracias a la acción de la saliva se mantiene estable para un mayor confort durante todo el día.

algasil

Además, de manera natural, llenan el espacio que hay entre la encía y la prótesis, convirtiéndose en una barrera natural que evita que se introduzcan restos de alimentos. También protegen de irritaciones al cubrir completamente la superficie de la dentadura postiza, eliminando de esta forma la fricción con las encías.

Colocar las almohadillas de Algasiv es tan fácil como ponerlas en la dentadura con el lado de color rosa hacia abajo, por lo tanto el blanco hacia arriba, y humedecerla con una poco de agua. Retirarlas al final del día sigue siendo una tarea muy sencilla, tan solo tirando de una esquina de forma rápida e higiénica.

Desde Algasiv también nos recuerdan que la forma de la boca va cambiando y con los años “la mucosa bucal se vuelve más delgada y sensible, lo que unido a la reabsorción del hueso y a la retracción de las encías, hace que las prótesis dentales puedan tener problemas de estabilidad, sobre todo en la mandíbula inferior, por lo que es importante visitar al dentista de manera regular.