Angelina Gentili

Psicóloga, responsable de People Operations en Personio

Pablo Cubí
Pablo Cubí del Amo

Periodista

Salud mental en el ámbito laboral
iStock by Getty Images

Durante la pandemia, la salud mental de la población se ha visto expuesta a situaciones excepcionales que han puesto a prueba el equilibrio psicológico de muchas personas.

En el ámbito laboral, esto ha hecho saltar las alarmas. La necesidad de que se debe actuar ya. El bienestar mental y físico de la plantilla de una empresa es de vital importancia para garantizar el éxito de cualquier negocio.

Lo atestigua una encuesta, elaborada por la empresa de recursos humanos Personio, que constata una mala gestión de la situación:

  • Un 56% de trabajadores ha visto poca preocupación empresarial por su salud mental.
  • Un 18% se encuentra mal y plantea la búsqueda de otro trabajo en el próximo año.

Con el malestar baja la productividad

Las empresas que no se adapten y no tengan en cuenta el bienestar físico y emocional de los trabajadores están destinadas a fracasar”, según explica la psicóloga Angelina Gentili, responsable de People Operations en Personio.

El teletrabajo sin otros apoyos supone bajar un 30% la productividad

Las situaciones de malestar repercuten en la productividad de las empresas, que acaban pagando caro no haber tenido en cuenta estos factores.

Un 30% de trabajadores admitió que había bajado la productividad con el teletrabajo, lo que no quiere decir que trabajara menos.

Los motivos fueron diversos:

  • Un 33% aducía agotamiento.
  • Un 25% bajos niveles de motivación y baja moral.
  • Un 26% directamente problemas de salud, físicos y mentales.

En la encuesta, realizada a más de 2.000 trabajadores y 500 responsables de recursos humanos, se constata que empleados y empleadores coinciden bastante en estos motivos.

La situación es a largo plazo

La pandemia fue un experimento natural de la flexibilidad laboral y cuando trabajas desde casa, la división entre vida laboral y profesional se hace difusa”, recuerda la psicóloga.

A ello se suman las situaciones estresantes que ha supuesto la covid, el hecho de que los padres hayan tenido que ayudar a sus hijos, por ejemplo, en la organización de clases a distancia. “Y las exigencias de trabajo no han disminuido”, puntualiza Gentili.

Ahora te encuentras como trabajador en una situación de múltiples roles y poca desconexión. La vuelta a una cierta normalidad tampoco ha sido una garantía.

  • La covid no se ha ido del todo y es probable que continúe siendo un problema mucho tiempo más”, apunta la psicóloga.

Ya lo ha anunciado la Organización Mundial de la Salud: ansiedad y depresión se están viendo como la siguiente pandemia.

Qué puede hacer la empresa

Pese a estas evidencias, hoy solo el 15% de empresas tienen en cuenta la salud mental de los trabajadores como una prioridad.

Poner maquinas expendedoras con productos saludables es fácil y barato

Hay varios aspectos concretos en que las empresas pueden actuar para mejorar el bienestar:

  • Promover hábitos saludables. “Como cambiar la oferta de alimentación en los puntos de venta automáticos”, ejemplifica Gentili. Fácil y que no tiene impacto económico grande.
  • Medidas para mejorar el equilibrio de trabajo con la responsabilidad. Por ejemplo, no poner reuniones de trabajo después de cierta hora, que dificulte la conciliación.

Nosotros cuando los colegios estaban cerrados, autorizamos que los empleados con hijos trabajaran hasta un 25% menos sin repercusión en su sueldo”, añade.

Otra medida efectiva durante la pandemia: otorgar entre 5 a 10 días de permisos en caso de tener hijos enfermos o cuando su clase estuviera confinada.

  • Programas de salud mental en el trabajo: ofrecer psicólogos, sin coste para los trabajadores, a los cuales puedan acudir si están experimentando estrés.

También beneficia al empresario

En principio, podría pensarse que se trata de una carga adicional económica y de tiempo que repercute en el empresario.

A la empresa le diría que los tiempos han cambiado. El coronavirus ha hecho que las empresas entiendan que podemos ser igualmente productivos cuando trabajas desde casa, apunta la psicóloga.

Vamos hacia un modelo híbrido de trabajo, independientemente de la pandemia, en el que los trabajadores puedan combinar el tiempo en oficina y el teletrabajo.

Hoy las empresas que no se adaptan a la necesidad del mercado y a esta exigencia están destinadas a fracasar”, dice.

Los trabajadores exigen esta opción. Si la empresa no lo acepta perderá un gran porcentaje de trabajadores con talento. La contratación se volverá más cara.

Estados Unidos ya lo ha confirmado

Los programas de bienestar físico y emocional nacieron en Estados Unidos. Fue cuando comprobaron que eso hacía que disminuyera el absentismo, los empleados enfermaban menos.

  • El retorno directo es satisfacción general y mejor producción.

Los programas de bienestar parecen ser el camino necesario. La pandemia no a hecho más que acelerar su implantación inicial.

Estoy convencida de que estos cambios han venido para quedarse”, concluye Gentili.