Tu móvil es un nido de bacterias: así lo puedes desinfectar bien

Tocas el móvil, de media, unas 150 veces al día. Y en momentos muy distintos: comiendo, por la calle, en el transporte público, en el trabajo, en la cocina y en el baño también. Así que las bacterias que se acumulan en él son multitud. ¿Cada cuánto lo desinfectas?

Actualizado a
Soledad López
Soledad López

Periodista especializada en salud

¿Tu móvil es un "nido" de bacterias? Así te afecta
iStock by Getty Images

Un analísis sobre la presencia de microorganismos en los teléfonos móviles indica que el 68 % están contaminados.

¿Recuerdas cuál fue la última vez que saliste de casa sin tu teléfono móvil? Estamos prácticamente enganchados a este dispositivo y lo tocamos, de media, unas 150 veces al día. Lo tenemos en las manos mientras comemos, lo vamos cambiando de mano mientras viajamos en transporte público… incluso lo usamos en el baño.

Y resulta que ese aparato, que solemos pegar a nuestra cara y a nuestro oído, al que también le llegan partículas de saliva y que además está un poco caliente... es el cobijo de muchas bacterias.

El móvil está lleno de microorganismos

Una revisión de 56 estudios, llevados a cabo en 24 países de todo el mundo para analizar la presencia de microorganismos en los teléfonos móviles indica que el 68 % están contaminados. Esta cifra podría ser bastante mayor puesto los estudios seguían diferentes metodologías y algunos se centraban en solo un tipo de microorganismos (hongos, bacterias, virus…).

De acuerdo con los autores, esto evidencia “el posible papel de los teléfonos móviles como un "caballo de Troya" que contribuye a la transmisión de infecciones microbianas en epidemias y pandemias”.

Según esta investigación, los móviles albergan una amplia gama de microorganismos, incluidos varios con resistencia a los antibióticos.

El móvil tiene más bacterias que el inodoro

Las pantallas de los teléfonos móviles pueden albergar hasta 600 tipos de bacterias, 30 veces más que la taza del váter, según un estudio de la Universidad de Barcelona.

En su gran mayoría son las mismas que tenemos en nuestra piel, boca, manos...

"Como son nuestras propias bacterias, en general es poco probable que resulten dañinas para nosotros mismos. Además, desinfectarlo de vez en cuando es suficiente para eliminarlas", explica Maite Muniesa, investigadora del Departamento de Microbiología del Hospital de Barcelona y autora del estudio.

¿Cómo limpiar y desinfectar el móvil?

  • Limpia tu móvil a diario. Venden toallitas especiales para pantallas. Los paños de microfibra de un solo uso permiten eliminar los microbios que se depositan en él de forma sencilla.
  • Desinfecta tu móvil una vez al mes. Mezcla una parte de vinagre y tres de alcohol isopropílico (lo venden en las farmacias). Aplícalo en la pantalla con un trapo limpio, realizando movimientos circulares, y sécala.
  • Hay protectores de pantalla antimicrobianos. Un estudio reciente demostró que los microbios se acumulan más en las zonas protegidas por un protector que en los móviles "desnudos". Los científicos responsables de la investigación recomendaban el uso de protectores de pantalla con agentes antimicrobianos o antibacterianos para evitarlo.

¿Qué hacer para que no ACUMULAR TANTAS BACTERIA EN EL MÓVIL?

También conviene tomar ciertas precauciones para evitar los riesgos que pueden derivarse de la contaminación de los móviles:

  • Pon siempre el móvil cara arriba: si dejas la pantalla sobre una superficie sucia o contaminada, las bacterias pueden pasar a ella y, al acercarla a tu cara, es posible que lleguen a tu organismo. Procura no dejar el teléfono móvil sobre zonas sucias, en el mármol de la cocina...
  • Vigila a quién le dejas tu teléfono: no hay que olvidar que, además de bacterias, también los virus pueden depositarse en tu móvil. Si, por ejemplo, le dejas el teléfono a una persona con gripe o covid-19 (o usas el suyo), es fácil que te contagies.

Otras maneras de evitar que el teléfono albergue una gran cantidad de bacterias y otros microorganismos es procurar no usarlo en ambientes posiblemente "contaminados".

  • Evita usar el móvil mientras comes: bacterias como la E. coli y el Staphylococcus son "habitantes" habituales de las pantallas de los teléfonos y causan infecciones intestinales. Si al comer aprovechas para enviar un mensaje de texto, estas podrían pasar al organismo directamente, según un estudio de la Universidad La Salle de México.
  • No lo uses en el baño: las bacterias presentes en las heces son "residentes" habituales de las pantallas de los móviles, según indica un estudio de la Universidad de Oregón (EE. UU.).

Hay bacterias fecales en la mayoría de los teléfonos móviles

  • Mantén tu móvil fuera de la cocina: para que te hagas una idea, el fregadero concentra hasta 100.000 veces más gérmenes que el lavabo (puede tener hasta un millón de bacterias por centímetro cuadrado). Si posas el teléfono en alguna superficie de la cocina es fácil que el aparato se contamine.

¿Quién lleva más microbios sobre su móvil?

Los médicos están en contacto con patógenos que pueden pasar de un paciente a otro y el teléfono puede ser un puente para que esto ocurra (el médico entra en contacto con el microbio y si en ese momento toca el teléfono puede contaminarlo).

  • Multitud de estudios realizados en entornos hospitalarios han comprobado que en los teléfonos de los médicos a menudo sobreviven bacterias patógenas con capacidad de infectar a otras personas.
  • Un estudio llevado a cabo en 2022 en el que se analizaron los móviles de un grupo de profesionales sanitarios ha comprobado que todos ellos estaban contaminados, algunos con microorganismos resistentes a los antibióticos.

Las bacterias hospitalarias pueden contaminar los teléfonos de los médicos

  • Los médicos lavan sus manos a menudo con gel desinfectante para eliminar los patógenos con los que han podido estar en contacto. Un grupo de especialistas del Hospital Ulster (Reino Unido) sugieren que hacerlo cada vez que van a tocar la pantalla de su teléfono impide la contaminación.