¿Usas la comida como "recompensa emocional"?

Los factores psicológicos podrían ser los culpables de que no puedas "parar de comer". Comprueba si es tu caso.

Actualizado a
¿Usas la comida como "recompensa emocional"?

Un bajo estado anímico, en algunos casos, puede acabar favoreciendo el sobrepeso porque a menudo se utiliza la comida como recompensa emocional. La baja autoestima también puede estar tras el problema de los kilos de más, pues hace que abandones la dieta con más facilidad. Descubre con este test si tu estado emocional “boicotea” tu dieta ya que este es el primer paso para poder tomar conciencia de la situación y pasar a dominarla.