Mujeres Agotadas

Pareja, sexo… y muchas dudas

Olivia esta hecha un lío… no tiene ganas de hacer el amor con su marido, y no es por que no le quiera. ¿Te resulta familiar? Las relaciones de pareja pasan por muchas etapas, veamos que nos puede llevar a esta situación y cómo solucionarla.

Pilar Benítez

Pilar Benítez

Experta en hábitos saludables y cocina terapéutica. Autora de los libros “Mujeres agotadas” y “¡Siéntete Radiante! en 8 semanas”.(Ed. Grijalbo)
www.sienteteradiante.com

pareja-blog-Re

Actualizado el

Cada pareja es un mundo y de puertas para adentro cada uno se sabe sus cosas. Estas frases que habrás oído (incluso pronunciado) mil veces nos hacen pensar en la complejidad del mundo de las relaciones sentimentales. En esta ocasión, en el blog semanal, vamos a abordar el tema de las relaciones íntimas.

Veamos, reflejado en el testimonio de Olivia, algo que con frecuencia sucede a muchas parejas y por muchas y diferentes razones

"Peligro: cansancio y rutina"

Siempre he creído que la clave de la felicidad en la pareja es poder compartir un proyecto. Los hijos son, sin duda, el más importante para nosotros, pero hay parejas que consolidan su relación, por ejemplo, montando una empresa juntos, o dedicando su tiempo libre a viajar a lugares lejanos.

En nuestro caso, lo que más ilusión nos ha hecho siempre es tener una gran familia.

Sin embargo, últimamente tengo la sensación de que ya no siento lo mismo que al principio:

Relacionado con este artículo

  • Ambos trabajamos muchísimas horas, incluidos los fines de semana. Es muy difícil encontrar tiempo en común, porque cuando estamos juntos nos dedicamos sobre todo a los niños y la casa.
  • El ritmo de trabajo es agotador, y aunque él "me busca", cuando termina el día yo caigo rendida en la cama y lo último que me apetece es el sexo. Esto me hace sentir un poco culpable. Me da la sensación de que él se siente un poco rechazado.

"De repente no se qué hacemos juntos"

¿Pero por qué ha desaparecido la pasión entre nosotros? Recuerdo con nostalgia los primeros meses de nuestra relación, cuando sacábamos minutos de nuestro tiempo para pasarlos juntos y regalarnos caricias. ¿Dónde ha quedado todo eso?

Mi temor es que él tenga las mismas dudas que yo y, en cualquier momento, aparezca una chica más atractiva que le sonría más de la cuenta y, a diferencia de mí, él se deje llevar por la tentación. Es un hombre atractivo, y sobre todo muy sociable. No puedo ni imaginar la cantidad de mujeres interesantes con las que se cruza cada día, y eso me entristece y me asusta.

Relacionado con este artículo

¿Será él capaz de mantenerse firme en su fidelidad, aunque nuestra relación esté pasando por horas bajas? Mi vida se vendría abajo si lo perdiera… ¿O ha llegado el momento de un cambio? Estoy hecha un lío.

POR QUÉ DECAE EL DESEO

Tenemos que entender que el cuerpo utiliza la energía que tiene siguiendo una serie de prioridades:

  • Las primeras son aquellas imprescindibles para la supervivencia, como el metabolismo, la digestión o el pensamiento.
  • Las siguientes, las que tienen que ver con la supervivencia de tus hijos.
  • Y para cuando llegamos a la libido, ya no queda energía. A menos, claro, ¡que tengamos mucha!

Relacionado con este artículo

No siempre cambiar de pareja es la mejor manera de mejorar tu vida sexual. Como le sucede a Olivia, muchas mujeres siguen encontrando atractiva a su pareja, y si consiguen resolver sus problemas con ella pueden disfrutar del sexo tanto como si tuvieran una nueva pareja sexual.

Qué puedes hacer para recuperar la pasión

Cuando una mujer toma la decisión de tener más diversión o placer la pareja a la que ama, experimenta un estímulo en su energía vital que se traduce en un estímulo en su energía sexual. Si nos quedamos en los resentimientos, se apaga la libido.

Aquí tienes algunos consejos sencillos para mejorar tu libido:

  1. Trabaja más la comunicación con tu pareja, explicándole cómo te sientes en cada momento vital y buscando instantes que sean propicios para la intimidad de los dos.
  2. Infórmate y trata de conocer más sobre tu sexualidad, la sexualidad femenina. Hay todo un camino abierto a la creatividad y la variedad.
  3. No olvides la importancia de seducir pero también de ser seducida, y por tanto la imagen y el aspecto físico (de los dos) es importante. Por tu parte potencia todos los aspectos que tengan que ver con la sensualidad, con los sentidos del tacto, el gusto, la vista, el oído y el olfato.
  4. Ten en cuenta que la sexualidad no es sólo corporal: hay todo un camino por explorar que va mucho más allá de los genitales y que toca el corazón y el alma.

lOS SECRETOS DE LA sexualidad femenina

Por otra parte, las mujeres también podemos pasar por épocas de cambios importantes en las que focalizamos nuestra energía en aspectos que no tienen que ver con la sexualidad, pero eso no quiere decir que no podamos volver a concentrar una parte de nuestra energía más adelante en este ámbito de la vida.

Especialmente cuando aprendemos a cuidarnos mejor y recuperamos la conexión con la vida, con nuestra energía y con todo nuestro potencial. Y para ello, a estas alturas ya empiezas a saber que la alimentación es fundamental, aunque en este articulo no estemos hablando de ello.

Relacionado con este artículo

  • Pon al día tus ideas sobre lo deseable que puedes ser sexualmente, incluso aunque no tengas relación de pareja, porque una mujer que conecta con su energía vital tiene poder para transformar su cuerpo, su mente y su experiencia.


Por último, te diría que es muy útil tener un grupo de amigas o de conocidas con las que compartir tus inquietudes, apuntarte a algún curso en el que te puedan orientar, ya sea con temas de nutrición, de cocina o de energía sexual: desde cursos de cocina energética a talleres de sexualidad femenina.

Descubrir y trabajar la energía sexual te ayudará a conocerte mejor

Estar en contacto con personas que entienden y pasan un proceso parecido al tuyo y a las que puedes plantear tus dudas y preguntas es una de las mayores motivaciones posibles.

Poco a poco irás comprobando que puedes cambiar tus hábitos y que eso mejora tu bienestar físico y emocional, incluso tu sexualidad.

Es importante que tengas la motivación por mantener tus nuevos logros y seguir mejorando.

Loading...