edad real

La edad cronológica (la que marca el DNI o pasaporte) no tiene por qué corresponderse con la edad real (o biológica). En esto, tus rutinas cotidianas tienen un papel fundamental.

El envejecimiento depende en un 70% de los hábitos y solo en un 30% de los genes”, responde a Saber Vivir el Dr. Jesús Ángel Fernández-Tresguerres, catedrático de Fisiología y Endocrinología Experimental de la Universidad Complutense de Madrid.

Relacionado con este artículo


Te anticipamos que hay maneras de saber si, ahora mismo, en tu caso tienen más fuerza, los hábitos o los genes. Responder a estas preguntas te ayudará a salir de dudas.

1. ¿Caminas a diario?

Un estudio de la Universidad de California (EE. UU.) demuestra que las células de las mujeres que se mueven poco son hasta 8 años mayores que las de quienes hacen deporte.

Andar cada día protege tus células y combate la obesidad

  • Si tienes un estilo de vida sedentario y empiezas a dedicar 30 minutos al día a hacer ejercicio, como caminar a paso ligero, tu esperanza de vida puede aumentar hasta en 6 años.

2. ¿Te sobran kilos?

La obesidad contribuye a que nuestros órganos envejezcan más rápido. Por ejemplo, según un estudio americano, el hígado de una mujer de 90 kg es 3 años mayor que el de otra de 60 y de la misma altura.

Por cada kilo de más, aumenta el riesgo de hipertensión, diabetes...

  • Si tu índice de masa corporal (IMC) es mayor de 25, puedes empezar a tener problemas de salud. Para calcularlo divide tu peso en kilos entre tu altura en metros al cuadrado.

3. ¿Ves la TV más de 5 horas al día?

Permanecer sentado frente al TV entre 5 y 6 horas diarias acorta tu vida... ¡hasta 6 años! Así lo revela un estudio publicado en el British Journal of Sports Medicine.

  • Huye del sofá e invierte tu tiempo de ocio en actividades más activas (visitar un museo, dar un paseo…).

4. ¿tiendes a ser pesimista?

Científicos holandeses y americanos han visto que las personas que han sufrido depresión tienen los telómeros (la parte final de las células) más cortos, lo que acelera la muerte de las células y el envejecimiento del ADN. Este trastorno puede hacerte envejecer entre 7 y 10 años.

El ejercicio es un gran antídoto contra la depresión

  • Hay herramientas que pueden ayudarte a superar los momentos difíciles, o al menos a reducir su impacto. No lo dudes y, si lo necesitas, busca la ayuda de un experto, psicólogo o terapeuta.

5. ¿CUÁNDO ACABAS DE COMER TE SIENTES LLENO?

Si te ocurre, intenta cambiarlo y estarás ayudando a tu cuerpo a mantenerse más joven. ¿El motivo? La restricción calórica ralentiza el envejecimiento prematuro.

Mastica 20 veces cada bocado y sírvete menos cantidad

  • No se trata de reducir las calorías de forma drástica, ya que no estarías bien nutrido, sino de disminuirlas en un 30%. Se calcula que hacerlo triplica la esperanza de vida.

6. ¿Fumas o eres fumador pasivo?

Por cada diez años fumando, la piel envejece dos años y medio más, según la Sociedad Española de Medicina Estética. Pero eso no es todo: investigadores de la Universidad de Edimburgo han demostrado que la nicotina reduce el grosor de la corteza cerebral de forma acelerada, justo en la zona que afecta a la memoria, la atención, el lenguaje y la conciencia.

  • Si se deja el tabaco, nuestras neuronas se vuelven más eficaces y se reduce el riesgo de demencia.

7. ¿podrías inflar un globo de un único soplido?

Si no lo logras, tu capacidad pulmonar no es la idónea. Y puesto que no hay buena oxigenación, hay más riesgo de depresión, obesidad, piel "triste" y envejecida...

  • Respiras bien si inspiras por la nariz y notas cómo se infla tu abdomen, no tu pecho. Así consigues llenar de aire tus pulmones por completo para proporcionar el oxígeno suficiente a todos los rincones de tu cuerpo. Siempre que te acuerdes, practica de manera consciente para acostumbrarte a hacerlo bien.

8. ¿Estás muy expuesto a productos tóxicos?

Estas sustancias están presentes en el aire contaminado, en los plásticos que contienen bisfenol A, en las sartenes con PFOA, en los productos de higiene, en los cosméticos con parabenos... Favorecen el estrés oxidativo, el gran culpable de que se acelere el proceso de envejecimiento. Se generan grandes cantidades de radicales libres que provocan daño celular y favorecen enfermedades como el cáncer, la diabetes, el alzhéimer o la artritis, y agravan otras como el asma.

Revisa bien las etiquetas de lo que compras

  • Procura, en la medida de lo posible, no exponerte a ellos. Utiliza recipientes de vidrio y no de plástico, opta por productos ecológicos cuando puedas, si vives en una gran ciudad intenta dar largos paseos por el campo el fin de semana, ...

Si has respondido mayoría de "Sí"

Tus hábitos de vida pueden estar favoreciendo tu envejecimiento prematuro. Desde Saber Vivir te recomendamos que los modifiques e incorpores desde hoy mismo hábitos antienvejecimiento en tu día día. Si lo haces puedes llegar a restar, incluso, 15 años a la edad que marca tu DNI.