8 alimentos para comer en primavera que bajan el azúcar en sangre

La primavera nos proporciona muchas frutas y verduras deliciosas que son además una gran ayuda para regular los niveles de azúcar en sangre. Te desvelamos 8 de los más eficaces.

Diana Llorens
Diana Llorens

Periodista

Actualizado a

alimentos de primavera

Muchas frutas y verduras de primavera ayudan a regular los niveles de azúcar en sangre.

iStock

Cuando comemos, en especial alimentos ricos en hidratos de carbono, nuestros niveles de azúcar en sangre suben de forma natural, pues nuestro cuerpo descompone los hidratos de carbono en azúcar que pasa a la sangre y la insulina ayuda a regularlo.

Las subidas o picos de azúcar muy marcados pueden ser un problema para las personas con diabetes, que deben controlar especialmente lo que comen para evitarlas. En las personas sin diabetes que siguen una alimentación saludable, tener picos de azúcar de forma puntual no es algo preocupante. Pero si estas subidas ocurren de forma constante sí pueden suponer un problema y se asocian al cansancio, los cambios de humor, la obesidad o los problemas para dormir, entre otros.

El índice glucémico de los alimentos con hidratos de carbono es una puntuación del 0 al 100 que nos indica cómo afectan al azúcar en sangre. Cuanto más bajo sea, más lentamente aumenta los niveles de azúcar.

Una alimentación sana, rica en alimentos con un bajo índice glucémico, es clave para controlar los niveles de glucosa y evitar los picos. En primavera podemos encontrar diversas frutas y verduras que no solo tienen un índice glucémico bajo, también están repletos de fibra, vitaminas, minerales y otros nutrientes interesantes.

Fresas

fresas

Las fresas, una de las frutas estrella de la primavera, tienen un índice glucémico bajo, de 25, lo que significa que su impacto en los niveles de azúcar en sangre es mínimo. Además, son ricas en fibra, que ralentiza la absorción de azúcar en el torrente sanguíneo, y en polifenoles, que ayudan a mejorar la sensibilidad a la insulina.

Además, es una fruta rica en vitamina C y otros antioxidantes, que ayudan a combatir el daño oxidativo y, en consecuencia, el envejecimiento prematuro, así como la inflamación.

Espárragos

esparragos

Aunque podemos encontrar espárragos en los mercados durante prácticamente todo el año gracias a los invernaderos, es en primavera cuando están en plena temporada.

Es la verdura diurética por excelencia y tiene un índice glucémico de solo 15. Contiene vitamina K, que ayuda a segregar insulina, y minerales como el calcio, el fósforo y el cromo, esenciales para regular el azúcar en sangre porque ayudan a que la insulina lleve el azúcar a las células.

Alcachofas

Alcachofa

Las alcachofas, además de ser deliciosas y muy versátiles en la cocina, son muy saludables y, al tener un bajo índice glucémico (por debajo de 15) y ser ricas en fibra, pueden ayudarte a reducir los niveles de azúcar en sangre.

Tienen un alto contenido de inulina, un tipo de fibra prebiótica que favorece la digestión, y compuestos que ayudan a desintoxicar el hígado.

Cerezas

CEREZAS

¿A quién no le gustan las cerezas? Son una de las frutas más esperadas del año, y no es para menos, pues además de su delicioso y dulce sabor, son tremendamente saludables.

Su índice glucémico es bajo, de 20, y su contenido en fibra las convierten en una buena opción adecuada para quienes buscan controlar sus niveles de azúcar en sangre.

Además, son ricas en antioxidantes, en especial antocianinas (el pigmento que les da su color), que ayudan a aumentar la producción de insulina.

Rábanos

rabanos

Los rábanos, con su sabor algo picante y refrescante, son un imprescindible en las ensaladas primaverales. Aportan una buena cantidad de fibra y tienen un índice glucémico bajo (de alrededor de 15), que hace que ayuden a regular el azúcar en sangre.

Son también una buena fuente de vitamina C, que tiene acción antioxidante y ayuda a proteger las células del daño provocado por los radicales libres. También tienen un efecto desintoxicante natural, que ayuda a depurar el hígado, a purificar la sangre y a eliminar toxinas y desechos.

Hinojo

te hinojo beneficios

mescioglu (iStock)

Si no lo has incluido aun en tus platos, estas tardando en hacerlo. Su dulce aroma, parecido al anís, su textura crujiente y su sabor dulce lo convierten en el ingrediente perfecto en zumos, ensaladas, patés vegetales, sopas…

Tiene un índice glucémico (IG) bajo, de alrededor de 15, y aporta una buena cantidad de fibra, que retrasa la absorción de azúcares en la sangre, lo que puede evitar los picos repentinos de azúcar.

También es famoso por ser muy digestivo: ayuda a relajar el tracto gastrointestinal, reducir la hinchazón estomacal y aliviar los gases.

Ciruelas

CIRUELA

ISTOCK

Las dulces ciruelas tienen un índice glucémico algo más alto que los que hemos visto hasta ahora, de entre 20 y 40, en función de la variedad, que no obstante es menor al de muchas otras frutas. Además, su contenido en fibra y altos niveles de sorbitol (un alcohol de azúcar que se absorbe de forma más lenta que el azúcar normal), hacen que sea una buena opción para controlar el azúcar en sangre.

Son también una gran ayuda para la digestión, para la salud del corazón y la de los huesos. Además, tienen poderosos efectos antioxidantes.

Espinacas

ESPINACAS

Algunas verduras tiene un alto perfil nutritivo y aportan numerosos beneficios para la salud.

Las espinacas, con un índice glucémico de 15, son una verdura baja en hidratos de carbono muy conveniente si buscas controlar tus niveles de azúcar. Son ricas en fibra que además de favorecer la digestión, ayuda a regular los niveles de azúcar.

También contienen vitaminas (en especial la C y la K), minerales (como el potasio) y antioxidantes como la clorofila, con muchos beneficios para la salud, y son bajas en grasas y calorías, por lo que resultan ideales para controlar el peso.