Fonio: el cereal ancestral que supera a la quinoa en propiedades

Es un cereal olvidado en Occidente que atesora muchas propiedades saludables y, además, es fácil de cultivar y se adapta a terrenos áridos.

Diana Llorens
Diana Llorens

Redactora especializada en salud, nutrición y bienestar

Actualizado a

fonio

Se trata de un cereal que, además de ser muy saludable, puede ayudar a hacer frente a la desnutrición mundial.

ISTOCK

El trigo, el maíz o la avena son algunos de los cereales más habituales en nuestro país, pero hay muchos otros que están repletos de propiedades saludables y que, sin embargo, son prácticamente desconocidos.

El empresario y filántropo estadounidense Bill Gates ha puesto el foco en un cereal ancestral más antiguo que la rueda, según él mismo afirma. En un artículo en su blog, el exdirector de Microsoft alaba las virtudes de este cereal y explica por qué podría ser la solución a la desnutrición mundial.

Un superalimento ancestral

fonio

iStock

Se trata de un cereal muy nutritivo que procede de una pequeña planta herbácea del género Digitaria que crece muy rápidamente y en condiciones muy adversas.

Hablamos del fonio, un cereal que, aunque para nosotros sea desconocido cuenta con una gran tradición en el África. De hecho, tal como afirma Bill Gates, “el fonio ha estado alimentando a familias en África occidental durante más de 5.000 años, más tiempo que cualquier otro cereal cultivado en el continente”.

Este cereal, probablemente el más antiguo de África, es muy pequeño, con un aspecto parecido al del cuscús y un sabor que recuerda a la nuez.

Existen dos tipos de fonio distintos: el fonio blanco (Digitaria exilis), la variedad más habitual y de cocción más rápida, y el fonio negro (Digitaria iburua).

Beneficios del fonio para la salud

El fonio, como comentábamos antes, es un cereal muy nutritivo y energético. De hecho, su perfil nutricional hace que suela considerarse un supercereal:

  • Es una gran fuente de proteínas y contiene varios aminoácidos esenciales.
  • Destaca por su elevado contenido en fibra dietética, muy beneficiosa para la salud digestiva y para evitar el estreñimiento.
  • Su consumo no dispara los niveles de glucosa en sangre.
  • No contiene gluten, por lo que es apto para las personas con celiaquía.
  • Contiene diversos minerales, entre los que destacan el zinc (muy importante para las defensas), el hierro (esencial para prevenir la anemia), el magnesio (fundamental para los músculos, el sistema nervioso y la presión sanguínea) y el fósforo (que ayuda a tener unos huesos y dientes fuertes y sanos).  
  • Es una buena fuente de vitaminas del grupo B (tiamina, riboflavina, folato y niacina), importantes para producir energía y para la salud de los músculos, los nervios, el corazón o el cerebro, entre otros.
  • Contiene fitoqu��micos (flavonoides y taninos) con propiedades antiinflamatorias y antioxidantes.

Por qué el fonio podría ser el alimento del futuro

A parte de sus beneficios para la salud, una de las principales ventajas del fonio es que es muy fácil de cultivar. De hecho, tal como explica Gates, en África Occidental se conoce como “el cultivo de los agricultores perezosos”.

Solo hay que esperar hasta que llueva abundantemente, para que el agua ablande la tierra, labrarla un poco para aflojarla y esparcir las semillas por el suelo. Al cabo de solo dos meses, ya se puede cosechar el fonio.

Además, este cereal se adapta perfectamente a los terrenos áridos (de hecho, crece en el Sahel, una zona semiárida al sur del desierto del Sahara).

Es por todo ello que Gates describe el fonio como uno de los alimentos del futuro para hacer frente a las más que probables consecuencias desastrosas del cambio climático que nos acecha.

El único problema que presenta el fonio y que hace que hasta el momento haya sido un cereal muy desaprovechado es que la parte comestible está rodeada de una cáscara dura que hace que sea difícil de procesar. Tradicionalmente eran las mujeres quienes quitaban la cáscara con un mortero o aplastándola con los pies, a día de hoy, afortunadamente, cada vez hay más proyectos para establecer plantas procesadoras para aprovechar este y otros cereales olvidados.

Cómo usar el fonio en la cocina

cuscus puerro

Hoy en día, el fonio todavía no se encuentra en los grandes supermercados en España, aunque sí puedes hallarlo en algunas tiendas especializadas.

Tiene diversos usos y son muchas las recetas de distintos países africanos en las que se emplea este cereal.

  • Puede usarse en forma de harina, para elaborar panes o gachas, entre otros.
  • En forma de grano puede usarse, por ejemplo, en recetas en las que solemos emplear el cuscús o la quinoa: ensaladas, para acompañar guisos...
  • Puede añadirse a las sopas o caldos de verduras o pollo (del mismo modo que haríamos con la sémola) para añadirles sabor y textura.
  • En algunas zonas, el fonio también se usa para elaborar cerveza.

Otros cereales olvidados muy saludables

El fonio no es el único cereal olvidado en occidente que atesora propiedades saludables. De hecho, el fonio forma parte de una familia más grande de cereales ancestrales: el mijo.

  • El mijo africano, por ejemplo, se consume en países como Uganda, Etiopía o la India (donde se conoce como ragi), así como en partes de Kenia y Tanzania. Cabe destacar que tiene 10 veces más calcio que el trigo.
  • Otro cereal del que es probable que no hayas oído hablar es el teff, el único grano con un alto contenido de vitamina C.