Ni carne ni pescado: el alimento rico en vitamina C que previene el envejecimiento y protege el cerebro

Consumir vitamina C es esencial para proteger nuestro cerebro y prevenir el envejecimiento celular. Por eso, este alimento, que es una poderosa fuente de este nutriente, es tan bueno para la salud.

Celia Perez León
Celia Pérez León

Redactora especializada en estilo de vida y nutrición

Actualizado a

JALEA REALe

El alimento del que vamos a hablarte es riquísimo en vitaminas del grupo B.

ISTOCK

El cuerpo humano es una máquina bien afinada. Cualquier desequilibrio, como la deficiencia de algún nutriente esencial, puede hacer que empiece a funcionar mal. Es lo que sucede, en muchos casos, con la vitamina C. Una vitamina que, pese a estar presente en muchas frutas y verduras, acusa de su déficit en algunos de nosotros.

La vitamina C es esencial en muchos procesos de nuestro organismo. Mejora la absorción de nutrientes, ayuda en la síntesis de colágeno (esencial para la salud de la piel), refuerza el sistema inmunológico y se ha demostrado que reduce el riesgo de sufrir enfermedades crónicas, como problemas cardiacos y circulatorios.

La pregunta que debemos hacernos, por lo tanto, es cómo conseguir introducir una fuente rica de este nutriente en nuestra dieta diaria. El alimento del que te vamos a hablar puede ser la clave para conseguir tanta vitamina C como necesita tu organismo para combatir el envejecimiento y proteger tu cerebro.

El alimento rico en vitamina C que combate el envejecimiento

ZUMO DE NARANJA DESAYUNO

El zumo de naranja pierde la fibra de la fruta.

ISTOCK

La vitamina C está presente en gran cantidad de alimentos, en especial en frutas y verduras de colores rojos o naranjas. Aunque el más famoso es la naranja, no es precisamente el alimento que mayor concentración de esta vitamina nos ofrece. El pimiento rojo, el kiwi, el brócoli, la col rizada, la piña, el melón o los tomates son otras fuentes generosas de esta vitamina C.

Pero a veces consumir estos alimentos de forma regular no es suficiente para conseguir la cantidad de vitamina C que necesita nuestro organismo. Para un adulto, la cantidad diaria recomendada de este nutriente es de entre 75 y 90 mg, aunque durante el embarazo esta cantidad aumenta hasta los 120 mg. El límite máximo que se puede consumir al día, de todas formas, es de 2000 mg diarios. Una cifra muy elevada teniendo en cuenta que esta vitamina participa en algunas de las funciones más esenciales de nuestro organismo.

Por eso, además de llevar una dieta rica en los vegetales y las frutas que hemos mencionado, hay un alimento que puedes integrar en tu día a día para asegurarte de que tu cuerpo dispone de suficiente vitamina C. Es fácil de incluir en tu dieta habitual, previene el envejecimiento y te ayudará a proteger tu cerebro durante muchos años. Estamos hablando de la jalea real.

Propiedades nutricionales de la jalea real

La jalea real es un superalimento muy interesante, que últimamente se encuentra entre los más recomendados por nutricionistas y expertos en la materia. Es una sustancia espesa y lechosa que producen las abejas obreras para alimentar a su abeja reina y a las larvas durante sus primeros días de vida. Precisamente por cumplir esta función, tienen un perfil nutricional excepcional.

La jalea real aporta proteínas, una gran cantidad de vitaminas, carbohidratos, ácidos grasos esenciales, minerales y antioxidantes. Estos últimos, sumados a la vitamina C, son los que más nos interesan para mantener el cuerpo joven y el cerebro saludable, dado que combaten los radicales libres producidos por el estrés oxidativo.

Pero hablemos de cantidades. Por cada 100 gramos de jalea real (más de la que debemos añadir en la dieta diaria por su la cantidad de azúcares que aporta), conseguimos los siguientes nutrientes:

  • Agua. Entre un 60 y un 70% de la composición de la jalea real es agua, lo que lo convierte en un alimento altamente hidratante.
  • Proteínas. Por cada 100 gramos, la jalea real nos ofrece 12,7 gramos de proteína, más de lo que podría darnos la misma cantidad de leche, por ejemplo.
  • Vitaminas. La jalea real es una fuente impresionante de vitaminas, en especial de las del grupo B. Contiene vitamina B1, B2, B3, B5, B6, ácido fólico e inositol. Además, nos aporta 80 mg de vitamina C por cada 100 g, más de lo que encontramos en una naranja.
  • Minerales. La jalea real también es rica en algunos minerales esenciales, como el potasio, el hierro o el magnesio.

¿Qué beneficios para la salud?

El principal beneficio de la jalea real reside en la gran cantidad de nutrientes que puede ofrecernos incluso en pequeñas cantidades. Este extraordinario perfil nutricional, que la convierte en un superalimento, es el que le permite ofrecernos una gran variedad de beneficios para la salud.

Para empezar, la jalea real fortalece nuestro sistema inmunológico, gracias a la gran cantidad de nutrientes que nos aporta y, en especial, a su rico aporte de vitamina C. De esta forma, ayuda a nuestro cuerpo a protegerse de infecciones y enfermedades.

La jalea real también ayuda a proteger nuestro sistema circulatorio. Su alta concentración en antioxidantes y ácidos grasos esenciales, reducen el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, como la hipertensión o la aterosclerosis.

Pero esto no es todo. La jalea real también tiene efectos muy positivos sobre el cerebro y la función cognitiva. Consumir este alimento de forma habitual puede mejorar la memoria, la concentración y el rendimiento de nuestro cerebro en general.

Algunos estudios apuntan, también, que la jalea real es buena para la piel y el cabello, gracias a todas las vitaminas, minerales y antioxidantes que aporta. Además, es particularmente beneficiosa para mujeres porque puede neutralizar los síntomas del síndrome premenstrual, al contribuir en el equilibrio hormonal del cuerpo femenino.

¿Cómo tomar la jalea real? Recetas para incluirla en tu dieta

Incluir la jalea real en tu dieta diaria es muy sencillo. Aunque no tiene el sabor dulce de la miel, encaja bien en las mismas recetas que este ingrediente. La jalea real es más ácida y tiene un toque ligeramente picante. Por eso, estas recetas te darán algunas buenas ideas para incluirla en tu dieta.

  • Batidos energizantes. Si te gusta empezar las mañanas con un batido cargado de nutrientes, mezcla en la batidora un plátano maduro, fresas, arándanos, frambuesas y una cucharadita de jalea fresca. Añade una taza de leche (de vaca, avena o la que sea de tu agrado) y bate bien. Para darle un toque refrescante, sirve este batido con un poco de hielo.
  • Ensalada de frutas. El sabor de la jalea real encaja muy bien con el de la fruta, por eso una buena opción para incluirla en tu dieta puede ser preparar un aderezo para la ensalada de fruta con este ingrediente. Para ello, mezcla en un tazón un poco de zumo de limón, una cucharada de jalea real y un poco de menta fresca. Queda delicioso.
  • Infusiones de jalea real. La jalea real combina también a la perfección con determinadas infusiones, como el té con limón y jengibre. Su toque ácido y picante se camuflará con estos dos ingredientes, potenciándolos y matizándolos.

Además de estas opciones, debes saber que la jalea real puede tomarse sola o en suplementos que encontrarás en farmacias o tiendas especializadas.