La cena proteica y baja en hidratos para no engordar: fácil, rápida y con solo tres ingredientes

Esta cena lo tiene todo: sencilla y rápida de preparar, deliciosa y, sobre todo, rica en proteínas para dejarte saciado y ayudarte a controlar el peso.

Actualizado a
Revuelto de setas y gambas

Este plato combina proteínas con todos los aminoácidos esenciales.

Una receta puede ser tan buena como la suma de sus componentes. Los alimentos que elegimos para preparar nuestros platos son los que condicionan que tan saludable será. Debemos tener en cuenta, además de las calorías totales que nos aportarán, cuáles son los nutrientes claves que debemos conseguir en cada cena o cada comida. Y aquí está el quid de la cuestión.

Porque conseguir todos los nutrientes que necesitamos, con un bajo aporte calórico, puede ser muy complicado. Son muchos los cálculos y factores que debemos tener en cuenta. Por suerte, hay una receta muy sencilla, fácil de preparar y con pocos ingredientes que nos da todo lo que necesitamos, sin aportar calorías de más. ¿Quieres saber cuál es? 

La cena perfecta para no engordar

Si queremos mantener un peso adecuado y tener una dieta saludable, no podemos descuidar los nutrientes que le damos a nuestro cuerpo. Se trata de evitar calorías vacías, no de sobrevivir con menos nutrientes de los que necesitamos.

Por eso, la cena perfecta debe aportar proteínas, fibra, vitaminas, minerales y los nutrientes que necesita nuestro cuerpo para funcionar de forma correcta. Pero no muchas calorías, dado que durante las horas de sueño el gasto energético se reduce considerablemente.

Además, esta cena debe ser fácil de digerir, para que podamos descansar bien, y fácil de preparar, porque sabemos que por la noche es difícil sacar tiempo y energía para ponerse a cocinar. Por todas estas razones, la cena que te vamos a presentar a continuación es perfecta: el revuelto de setas y gambas.

Receta de revuelto de setas y gambas

revuelto

Ingredientes principales:

  • 250 gramos de setas.
  • 200 gramos de gambas.
  • 5 huevos.
  • Aceite.
  • Sal.

Además, puedes añadir para dar sabor:

  • 2 dientes de ajo.
  • 1 cebolla.
  • 1 cucharada de perejil picado.
  • Medio vaso de vino blanco.
  • Hierbas aromáticas.

¿Cómo preparar un revuelto de setas y gambas?

Preparar este plato es muy sencillo. Para empezar, debes escoger bien tus ingredientes. En cualquier supermercado bien surtido encontrarás gran variedad de setas, por lo que puedes elegir entre aquellas que más te gusten. Con las gambas, puedes preparar esta receta con el producto fresco o congelado, según el tiempo con el que cuentes.

En cualquier caso, estos son los pasos que debes seguir:

  • Limpia bien las setas y córtalas en láminas uniformes.
  • Si vas a usar gambas frescas, lávalas bien, pélalas y quítales la cabeza. Si vas a cocinar con el producto congelado, sácalas con tiempo del congelador para que suelten toda el agua acumulada antes de empezar a trabajar con ellas.
  • Si quieres añadirlos a tu receta, pica el ajo y la cebolla muy finito.
  • En una sartén caliente, añade aceite y dora los ajos y la cebolla. Cuando ya estén dorados, puedes añadir un poco de vino blanco o vino de jerez para darle sabor a la receta.
  • Añade las setas troceadas y espera a que desprendan todo el líquido que tienen.
  • Introduce las gambas cuando la seta haya reducido. No las cocines durante demasiado tiempo, o perderán el punto.
  • En un bol, bate los huevos y añádelos en la sartén. Remueve directamente sobre el fuego hasta que los ingredientes queden bien distribuidos. En este punto puedes añadir especias al gusto: pimienta, tomillo, orégano, romero, etc.
  • Corrige el punto de sal.
  • Cuando el huevo esté cocinado, retira la sartén del fuego y sirve el revuelto. Puedes acompañarlo con un poco de pan integral tostado y decorar con unas hojitas de perejil.

¿Por qué es tan buena esta cena?

La clave está en que aporta mucha proteína, bastante fibra y muy pocas calorías. Estos dos nutrientes son muy saciantes, por lo que harán que pases toda la noche sin hambre, sin aportar un exceso de calorías.

Además, sus tres ingredientes aportan otros muchos nutrientes esenciales para la salud. Las gambas, por ejemplo, aportan proteínas de alta calidad, ácidos grasos omega-3 y una gran cantidad de vitaminas y minerales. Todos estos nutrientes contribuyen a la salud de nuestro corazón, del cerebro y de los huesos.

Por otro lado, tenemos las setas, que son ideales para dietas de control de peso por aportar una rica cantidad de fibra y muy pocas calorías. Contienen mucha agua, por lo que su aporte energético es realmente bajo. Sin embargo, son ricas en muchos nutrientes esenciales, como vitaminas, minerales y antioxidantes. Gracias a todo esto, refuerzan las defensas, protegen el corazón y mejoran la digestión.

Para acabar, el huevo nos aporta más proteínas de alta calidad, esenciales para controlar el apetito durante la noche y recomponer los músculos durante el descanso. También es una fuente rica de vitaminas y minerales, de ácido omega-3 y otros nutrientes. Gracias a todo ello, además de ayudarnos a controlar el peso, se convierte en un alimento clave en el proceso de crecimiento y desarrollo.

Por todo esto, esta cena no es solo es buena para quienes quieran adelgazar. Es ideal para toda la familia, puesto que pequeños y grandes pueden beneficiarse de sus propiedades. Además, está exquisita.

Loading...