¿El aguacate engorda? Esto es lo que dice la ciencia

El aguacate es muy rico en vitamina E y ácido oleico pero también aporta bastantes calorías. ¿Podemos comer uno cada día sin engordar?

Soledad López
Soledad López

Periodista especializada en salud y nutrición

Actualizado a

AGUACATE

El aguacate es muy sano pero también aporta muchas calorías. 

ISTOCK

Hace unos años los aguacates eran prácticamente unos completos desconocidos en la gastronomía española, pero poco a poco se han convertido en una fruta habitual en el supermercado y en nuestras cocinas. Y es que el aguacate ocupa un lugar de honor dentro del privilegiado grupo de los superalimentos, alimentos que destacan por encima del resto por sus cualidades nutricionales. Por hablar solo de una de ellas, el aguacate es una auténtica bomba de vitamina E, una de las vitaminas con más poder antioxidante y que no tienen la mayoría de la frutas. También es un gran concentrado de potasio, aportando hasta un 60% más que el plátano.

Nadie duda de su potencial saludable, pero el aguacate también tiene fama de que engorda. Lo cierto es que es rico en grasas y todo lo que lleva grasas es calórico. Entonces, ¿podemos comer un aguacate cada día sin que la báscula se dispare? ¿Hay que prescindir de este alimento sin nos ponemos a dieta? Veamos qué dice la ciencia. 

Revuelto de setas y gambas

Muy saludable

La cena proteica y baja en hidratos para no engordar: fácil, rápida y con tres ingredientes

Sí, el aguacate es una fruta con bastantes calorías

Si lo comparamos con otras frutas, el aguacate es muy calórico. Según la Fundación Española de Nutrición, esta fruta aporta 141 kcal por 100 g de alimento y una pieza puede pesar 200 g. Si retiramos la piel y el hueso, nos podemos quedar con unos 150 g de fruta y eso son 200 calorías largas. Por tanto, ligero precisamente no es el aguacate. Una manaza aporta unas 52 calorías por 100 g, la sandía apenas 30 calorías, la naranja 47 y el plátano, que es rico en hidratos y una de las frutas más calóricas, proporciona solo 89 calorías.

BATIDO AGUACATE

Un estudio ha demostrado que el aguacate ayuda a eliminar grasa abdominal.

ISTOCK

La razón por la que el aguacate es calórico es porque contiene mucha menos agua que otras frutas pero bastante más grasa. Ahora bien, tal y como nos recuerda la Fundación Española de Nutrición, son grasas saludables. En su mayor parte son grasas insaturadas (monoinsaturadas), principalmente ácido oleico. Y es justamente el ácido oleico el que le confiere al aguacate un efecto protector de nuestra salud porque reduce el colesterol malo, y eso es fantástico para nuestras arterias.

Por tanto, el aguacate es muy, muy saludable porque sus grasas son beneficiosas para el corazón pero... ¿engorda?, ¿comer aguacate a diario afecta al peso?

El estudio que comprobó si el aguacate engorda

Para comprobar si el aguacate engorda, investigadores de la Universidad Tufts hicieron un experimento: durante medio año, unas 500 personas con sobrepeso comieron un aguacate cada día sin hacer ningún tipo de dieta y otras 500 hicieron su dieta de siempre pero no comieron aguacate.

Otros estudios anteriores habían sugerido que comer aguacate reduce la grasa de la barriga, pero se habían hecho con pocas personas. Así que, para salir de dudas, a los participantes se les midió la cantidad de grasa que tenían en el abdomen al principio y al final del estudio mediante una resonancia magnética.

SALMON AGUACATE CHIA

El aguacate es muy rico en antioxidantes.

iStock

Los investigadores comprobaron que el grupo que había comido un aguacate al día había bajado el colesterol malo al acabar el experimento, y eso que no habían hecho ningún tipo de dieta.

Ahora bien, la grasa abdominal seguía siendo la misma. ¿Conclusión? El aguacate no adelgaza, como tampoco adelgaza ningún alimento por sí solo si no lo acompañamos de una dieta para perder peso. Pero lo que quedó claro es que, a pesar de ser rico en grasas, no engorda

Motivos para comer aguacate a diario

Comer un aguacate cada día no solo no engorda sino que cuida tu corazón porque reduce el colesterol. Y si sigues una dieta hipocalórica para perder peso, el consejo sería comer medio aguacate al día, asegura la nutricionista María Real Capell.

La primera razón para comer aguacate es su contenido en ácido oleico, la misma grasa buena que aporta el aceite de oliva o las nueces.

Una de sus principales ventajas es que mejora la salud del corazón al reducir el colesterol malo (LDL) y aumentar el colesterol bueno (HDL), disminuyendo el riesgo de enfermedades cardíacas.

Además, el ácido oleico tiene propiedades antiinflamatorias que pueden reducir la inflamación en el cuerpo y ayuda a controlar el azúcar en la sangre.

El ácido oleico también es bueno para tu piel. La mantiene hidratada y suave y puede ayudar a reducir la inflamación en caso de acné o psoriasis.

La segunda razón para comer aguacate es su contenido en vitamina E. Ten en cuenta que la mayoría de las frutas no contienen este potente antioxidante, pero el aguacate es un auténtico tesoro de vitamina E. 

Por si fuera poco, es una gran fuente de potasio con 400 mg por 100 g de alimento (el plátano contiene 358 mg) y de magnesio. 

Flan de aguacate con frambuesas

Hay mil maneras de comer aguacate, pero la siguiente receta te sorprenderá cuando la pruebes. ¡Está deliciosa!

Flan de aguacate con frambuesas

Ingredientes Para 8 personas

• 2 aguacates • 160 g de azúcar • 4 huevos • 2 yemas • 500 ml de bebida vegetal de avena • Frambuesas • Extracto de vainilla • Menta • Sal

Elaboración:

  1. Pon a calentar a fuego suave el azúcar con medio vaso de agua unos 10 minutos hasta que se forme un caramelo oscuro. 
  2. Vierte el caramelo en un molde rectangular y extiéndelo por la base y las paredes hasta que el interior del molde quede bien impregnado. 
  3. Pela los aguacates y retira el hueso. Corta unas rodajitas para decorar el pastel al final y resérvalas (puedes echarles unas gotas de limón para que no se oxide el aguacate). 
  4. Corta a trozos el resto de aguacate y tritúralo con los huevos, las yemas, la bebida vegetal de avena, el azúcar sobrante, una pizca de extracto de vainilla y otra pizca de sal.
  5. Dispón esta mezcla en el molde. Precalienta el horno a 180º y cuece 50 minutos aproximadamente al baño María. Una vez cocido reserva a temperatura ambiente para que se enfríe y guárdalo en la nevera durante 24 horas. 
  6. Desmolda el flan y decóralo por encima con las rodajas de aguacate reservadas y las hojitas de menta y las frambuesas previamente lavadas.