Adiós caminar 10.000 pasos al día: con este ejercicio pierdes más peso y solo necesitas 5 minutos

Siempre hemos oído que caminar 10.000 al día es la clave de la salud, pero hemos descubierto un ejercicio igual de fácil que ayuda a adelgazar mucho más rápido.

Celia Perez León
Celia Pérez León

redactora especializada en estilo de vida y nutrición

Actualizado a

mujer 20 30 años vestida ropa deporte en la calle
ISTOCK

¿Has oído alguna vez eso de que para mantener un cuerpo saludable y activo hay que dar 10.000 pasos al día? En efecto, realizar esta cantidad de pasos mejora la salud y disminuye el riesgo de sufrir diversas enfermedades crónicas, como la demencia, cardiopatías o algunos cánceres, entre otras.

No obstante, en lo que se refiere al control del peso, lo cierto es que los 10.000 pasos al día pueden quedarse algo cortos. Es necesario algo más para conseguir que el cuerpo se ponga a trabajar y a quemar calorías. Por suerte, hemos dado con un ejercicio igual de sencillo que salir a caminar que puede ayudarte a bajar de peso mucho más rápido. Y lo mejor, solo requiere de unos cinco minutos al día.

Un ejercicio que multiplica los beneficios de caminar

Caminar es una de las mejores formas de mantenernos en forma. Siempre que podamos, evitaremos el coche u otros medios de transporte en favor de la caminata. Mantenerte activa es la única manera de asegurar tu salud a largo plazo.

Pero solo caminar no basta. Alcanzar los 10.000 pasos al día puede mantener tu cuerpo más sano, pero puede ser insuficiente para bajar de peso. Por eso debemos buscar otras formas de hacer ejercicio.

Aquí entran dos problemas principales, que son los que frenan a muchas personas que quieren ponerse en forma. Para empezar, los recursos. Pagar un gimnasio o tener el equipamiento necesario para realizar ciertos ejercicios en casa no es algo al alcance de todos. Por otro lado, el tiempo. No todos los días podemos robarles horas al día para ponernos en forma, y de esa forma acabamos aplazándolos siempre para mañana.

Por suerte, hay un ejercicio que es muy sencillo de hacer, que no requiere de equipamiento especial y, con tan solo 5 minutos, te habrá ayudado más a bajar de peso que dar esos famosos 10.000 pasos. Estamos hablando de subir y bajar escaleras.

Beneficios de subir escaleras

escaleras

Subir y bajar escaleras, además de ayudarte a bajar de peso, puede mantener sanos tus músculos, tus huesos y tu corazón. 

Sí, has leído bien. Bajar y subir escaleras puede ser la mejor estrategia para conseguir bajar de peso a largo plazo, sin necesidad de dedicar horas a hacer ejercicio ni conseguir equipamiento complicado. Solo 5 minutos de esta actividad, sumados a esos famosos 10.000 pasos que todos tenemos en mente, puede ayudarte a bajar de peso en menos tiempo.

Pero no solo ayuda a quemar calorías. Bajar y subir escaleras puede aportarnos otros muchos beneficios, como los que encontrarás a continuación:

Mejora la salud cardiovascular

Subir y bajar las escaleras es una buena forma de poner a entrenar el corazón. Al realizar este ejercicio, la frecuencia cardiaca y la respiración se aceleran, fortaleciendo así el corazón y los pulmones.

Este tipo de ejercicio, realizado de manera habitual, puede ayudar a fortalecer el músculo cardiaco, lo que a su vez mejora la circulación sanguínea. De esta forma, subir y bajar escaleras de forma habitual durante al menos 5 minutos seguidos, puede reducir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, como la hipertensión.

Fortalece los músculos

Cuando subimos las escaleras entran en juego diversos grupos musculares, entre los que destacan los glúteos y los cuádriceps. Por otro lado, cuando las bajamos, trabajamos principalmente los isiquiotibiales, las pantorrillas y los de la parte inferior de la espalda.

De esta forma, y con un solo ejercicio, conseguimos trabajar y fortalecemos algunos de los principales grupos musculares de la parte inferior de nuestro cuerpo. Este fortalecimiento muscular, a la larga, puede ayudarnos también a adelgazar.

Y es que está demostrado que el músculo quema muchas más calorías, incluso en reposo, que el tejido adiposo. Es decir, que cuanto más músculo desarrollemos, mayor será la cantidad de calorías que perdemos en reposo, sin movernos.

Quema calorías

Subir y bajar escaleras a un ritmo alto, es una forma muy eficiente de quemar calorías. Dada la intensidad elevada del ejercicio y el trabajo que requiere de una gran cantidad de grupos musculares, el cuerpo requiere de más energía para moverse. Esto se traduce como una mayor quema de calorías, si lo comparamos con actividades menos exigentes.

Por cinco minutos subiendo y bajando escaleras a un ritmo elevado, conseguiremos quemar cerca de 50 calorías, mientras que caminar con una intensidad similar nos ayudará a quemar tan solo 30 calorías.

Cabe destacar que estas cifras son solo aproximaciones. Para saber cuántas calorías exactas estás quemando en este proceso, debes conocer datos como tu peso o la velocidad específica a la que te estás moviendo.

Mejora la resistencia ósea y la salud de las articulaciones

Subir y bajar escaleras es un ejercicio de peso corporal. Es decir, un movimiento en el que debemos levantar el peso de nuestro cuerpo. Y este tipo de ejercicios son perfectos para fortalecer los huesos. Al ejercer una carga sobre estos durante el movimiento, se promueve la formación ósea y se reduce el riesgo de pérdida de densidad, algo que debe preocupar especialmente a las mujeres de cierta edad.

En definitiva, subir y bajar escaleras de manera habitual puede prevenir la osteoporosis y a mantener la salud ósea a lo largo de la vida.

Incrementa el equilibrio y la coordinación

Para subir y bajar una escalera debemos mantener un buen equilibrio y una buena coordinación, dado que tenemos que permanecer estables mientras realizamos el movimiento de manera eficiente.

Es por eso por lo que, si practicas este ejercicio de forma regular, puedes mejorar estas habilidades que son esenciales en la vida diaria para prevenir caídas y lesiones, en especial a medida que cumples años.