Los tipos de dolor de cabeza según la zona que te duele

Cuando sufres una cefalea, ¿qué parte de la cabeza te duele más? Identificarlo puede darte pistas sobre cuál de los diferentes tipos de dolor de cabeza es el que sufres y, de este modo, tendrás más herramientas para combatirlo.

Actualizado a
iStock Tipos dolor de cabeza

Según el tipo de  cefalea que sufras el dolor se localiza en una zona u otra de la cabeza.

iStock
Soledad López
Soledad López

Periodista especializada en salud y nutrición

El dolor de cabeza o cefalea es algo muy habitual que la mayoría de personas experimentamos en algún momento de la vida

Se caracteriza por dolor en la cabeza o en la cara, que puede describirse de diferentes formas, como opresivo, pulsátil, constante, agudo o sordo. Y es que existen diversos tipos de dolores de cabeza, aunque el más habitual es el tensional (que suele ser leve), seguido de la migraña (intensa e incapacitante) y la cefalea en racimos. Si bien la mayoría de los dolores de cabeza no son peligrosos, ciertos tipos pueden ser un signo de una afección subyacente grave.

El problema es que no todas las personas reciben el tratamiento adecuado para aliviar el dolor de cabeza, ya que la mayoría se resignan a sufrirlas sin poner medidas para resolverlo.

A continuación te mostramos los tipos de cefaleas más frecuentes en función de la zona de la cabeza en la que se notan.

Duele en la frente y en 'el casco': cefalea tensional

El dolor intenso focalizado en las sienes o en la parte posterior de la cabeza es característico de la cefalea tensional (el más común). Suele estar causado por la contracción muscular del cuello y/o el cuero cabelludo debido a malas posturas.

¿Cómo se reconoce la cefalea tensional?

Sueles notar dolor y presión a ambos lados de la cabeza de forma generalizada (como si tuvieras una cinta que te aprieta la cabeza) y percibir tirantez en cuello, nuca y hombros. En algunos casos sientes aversión a la luz o al ruido, si bien nunca las dos a la vez (esto solo ocurre con la migraña).

¿Por qué ocurre la cefalea tensional?

La cefalea tensional se produce por contractura muscular transmitida a la musculatura occipital y parietal. Ten en cuenta que el cráneo está recubierto de musculatura estriada que, cuando se contractura, como la del cuello o la lumbar, produce dolor. Si la persona tiene el trapecio y los músculos paravertebrales cervicales contracturados, estos tiran de la musculatura de la base del cráneo y descompensan todos los músculos que recubren la cabeza provocando dolor.

Duele una mitad de la cara: Migraña o jaqueca

Si sientes un dolor pulsátil concentrado en un lado de la cabeza, se trata de una jaqueca o migraña. Va precedida de un "aura", que se manifiesta con alteraciones en la visión o el habla, hormigueo en los dedos y náuseas.

¿Cómo se reconoce la migraña?

Uno de los síntomas característicos son los "pinchazos" dolorosos a un solo lado de la cabeza, que suelen durar entre 4 horas y 3 días. La sensación es de latido intenso y empeora con la actividad. Hay quien incluso no soporta la luz ni el ruido, por eso no encuentran otra opción que estirarse en la cama, a oscuras y en silencio.

¿Por qué ocurre la migraña?

Se desencadena por un estrechamiento seguido de un ensanchamiento de una arteria de la cabeza. Este tipo de dolor de cabeza también está muy relacionado con la predisposición genética y los cambios hormonales.

Duele alrededor de un ojo: Cefalea en racimos

Las molestias concentradas en un lado de la cabeza y entorno a un ojo o en el mismo globo ocular son propias de la cefalea en racimos. Se desconocen sus causas, pero se apunta a una liberación súbita de la histamina o la serotonina. Son crisis más cortas pero intensas, que pueden durar varios días.

¿Cómo se reconoce la cefalea en racimos?

El dolor recorre la frente hasta alcanzar el ojo. Puede ir acompañado de lagrimeo en un ojo, goteo nasal, inflamación del párpado y enrojecimiento. Suele aparecer a unas determinadas horas, principalmente de noche.

¿Por qué ocurre la cefalea en racimos?

Se dilatan los vasos sanguíneos repentinamente, probablemente por un fallo del sistema nervioso central (en concreto del hipotálamo). La ingesta de alcohol, fumar o sufrir alteraciones del sueño pueden aumentar la sensación de dolor.

Aparece mientras duermes: Cefalea Hípnica

La cefalea hípnica se parece a la migraña, pero lo característico es que siempre ocurre por la noche y a la misma hora. Suele afectar a personas de más de 50 años y también le llaman "cefalea despertador".

Se cree que la alteración del reloj biológico (como los cambios en el patrón del sueño) las precipita.

Tomar una taza de café (o analgésicos con cafeína si los receta el médico) puede ayudar.

Aparece después del ejercicio: cefalea de esfuerzo

La cefalea de esfuerzo suele ser pulsátil o punzante, dura menos de 48 horas y puede parecerse a una migraña.

Un esfuerzo físico (hacer deporte intenso o durante un rato, correr, agacharse, el coito...).

Calentar antes de realizar el ejercicio puede evitarla. Los analgésicos la alivian.

Por abuso de analgésicos: cefalea de rebote

Tomar analgésicos sistemáticamente y sin control médico ante un dolor de cabeza, hace que la cefalea de rebote pueda cronificarse.

Se considera que hay un abuso, según la International Headache Society, si en los últimos 3 meses se ha recurrido a los fármacos 10 días o más.

¿Es peligroso sufrir cefaleas?

La mayoría de las cefaleas son benignas pero hay casos en los que se puede tratar de una urgencia: cuanto menos específico sea el dolor, mayor precaución debe tenerse.

Si son muy recurrentes conviene acudir al médico para identificar qué hay tras ellas, tratarlas y mejorar la calidad de vida. Si no se solucionan, pueden empeorar cada vez más.

Si se produce un cambio en las características del dolor, se hace más intenso o más frecuente de lo habitual, o si se acompaña de otro síntoma no habitual debes acudir al médico.

SI quieres hacer una depuración saludable

En el curso online Plan Detox en 7 días aprenderás todo lo que necesitas para depurar tu cuerpo de forma sana y segura. Te enseñamos a preparar los zumos detox, batidos y zumos verdes más saludables.