El plato detox que arrasa esta primavera con solo dos ingredientes: depura, adelgaza y baja el azúcar

Con una de las verduras estrella de la primavera, que tiene un gran efecto depurativo y apenas aporta calorías, puedes preparar un plato delicioso que sirve como acompañamiento o plato principal.

Diana Llorens
Diana Llorens

Periodista

Actualizado a

cocinar alcachofas con vinagre

Es un plato ligero, depurativo y refrescante, ideal para la primavera.

iStock

La primavera, el momento en el que eclosionan las flores y la naturaleza brilla con su máximo esplendor, nos regala deliciosas verduras y frutas que podemos disfrutar en multitud de platos.

La llegada de mejores temperaturas y la cercanía del verano invitan a tomar platos más ligeros y refrescantes y hay una verdura que es ideal para ello. Es especialmente depurativa y baja en calorías y este es el mejor momento para disfrutarla, y más con la combinación que te proponemos.

La verdura más detox

Este plato se prepara con solo dos ingredientes principales (aunque admita muchas variantes, como veremos): una de las verduras más depurativas que existen y un condimento muy habitual en la cocina mediterránea. Hablamos de las alcachofas con vinagre de manzana, una receta ideal tanto como plato principal como para acompañar otras preparaciones.

Originaria de la zona del Mediterráneo, la alcachofa es una de las estrellas de la primavera (aunque tiene dos temporadas, y también puede disfrutarse entre noviembre y diciembre). Existen mil formas distintas de prepararla: al horno, al vapor, fritas, como ingrediente en guisos, cremas… Aunque solemos considerarla una verdura, en realidad se trata de una flor comestible que no ha acabado de madurar.

Alcachofa

Si por algo son conocidas las alcachofas es por su gran efecto detox y depurativo. Contienen cinarina, un polifenol que estimula la producción de bilis, una sustancia que ayuda a descomponer las grasas y contribuye a la eliminación de toxinas. También se ha visto que la alcachofa protege el hígado contra las sustancias tóxicas.

Repletas de nutrientes y ricas en fibra y antioxidantes, que ayudan a reducir la inflamación y mejoran la digestión y la salud intestinal. Las alcachofas son, además, diuréticas y apenas aportan calorías (unas 50 por cada 100 g).

También hay estudios que indican que la alcachofa puede ayudar a reducir los niveles de azúcar en sangre, por lo que combinarlas con vinagre de manzana podría potenciar el efecto.

El vinagre ayuda a bajar el azúcar

El vinagre de manzana contiene ácido acético, un compuesto que ayuda a regular los niveles de azúcar en sangre porque ralentiza la digestión de los hidratos de carbono y bloquea el paso de la glucosa del intestino a la sangre. De hecho, hay estudios que afirman que, 45 después de una comida (cuando se produce el pico de azúcar más alto), el vinagre reduce entre un 20% y un 30% la absorción de azúcares.

Además, tiene un efecto positivo en los niveles de colesterol y lípidos, estimula las defensas, ayuda a regular la tensión arterial y estimula la digestión.

Recetas de alcachofas con vinagre

La combinación de alcachofas con vinagre es ideal para combinar los beneficios de ambos ingredientes y, además, resulta ligera y refrescante. Puede servirte como plato principal o para acompañar otros platos. A continuación, te proponemos algunas variantes para disfrutar de este delicioso plato.

Alcachofas con vinagre

alcachofas vinagre

iStock

Deliciosa y muy sencilla, para preparar esta receta para dos personas solo necesitas:

  • 4 alcachofas
  • Un chorro de vinagre de manzana
  • Una cucharada de aceite de oliva
  • Escamas de sal

Preparación:

  • Limpia las alcachofas, retira las hojas más exteriores y la parte más dura del centro, y córtala a trozos de más o menos el mismo tamaño.
  • Calienta el aceite en una sartén y cocina las alcachofas durante unos 4 minutos, removiéndolas para que se hagan por todos los lados.
  • Vierte un buen chorro de vinagre y continúa cocinándolas durante unos 10 minutos más, hasta que veas que están blandas por dentro.
  • Retíralas del fuego, sírvelas con un poco de sal por encima y ¡a disfrutar!

Alcachofas en escabeche

alcachofas escabeche

iStock

Otra deliciosa forma de preparar las alcachofas usando vinagre es hacerlas en escabeche. Así, además de disfrutar de una receta riquísima, te durarán varios días. 

Ingredientes:

  • 2 kilos de alcachofas
  • El zumo de 2 limones
  • 1 litro de vinagre de manzana
  • 1 litro de agua
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Preparación:

  • Limpia las alcachofas retirando las hojas exteriores y el tallo y dejando solo los corazones. A medida que las vas limpiando, sumérgelas en un bol con agua con limón para evitar que se oxiden.
  • En una olla, calienta el agua con el vinagre. Cuando rompa a hervir, pon los corazones de alcachofa y déjalas durante unos 5 minutos.
  • Saca las alcachofas de la olla, escúrrelas y deja que se enfríen y se sequen durante unas horas.
  • Coloca las alcachofas en un recipiente de vidrio esterilizado y cúbrelas con aceite de oliva virgen extra. Tápalas bien y guárdalas en un lugar fresco y oscuro durante al unos 7 días antes de comerlas, para que cojan todo el sabor.

Puedes variar esta receta añadiendo las especias o condimentos que prefieras: ajos, romero, laurel… ¡imaginación al poder!

Alcachofas con vinagre y jamón

alcachofas jamon

iStock

Las alcachofas con jamón son un plato delicioso que vamos a versionar con un poco de vinagre. ¡Te encantará!

  • 4 alcachofas
  • 2 dientes de ajos cortados en láminas
  • Media cebolla
  • 2 lonchas de jamón (mejor si es ibérico)
  • Un chorro de vinagre de manzana (al gusto)
  • Aceite de oliva

Preparación:

  • Prepara las verduras: limpia las alcachofas hasta dejar los corazones y córtalos en 4 trozos; corta el ajo y la cebolla en láminas.
  • Hierve los corazones de alcachofa en agua con sal durante unos 10 minutos, escúrrelos y resérvalos. Tienen que quedar firmes porque a continuación los cocinaremos en la sartén. 
  • Dora ligeramente el ajo y la cebolla en una sartén con un poco de aceite de oliva. A continuación, añade los trozos de alcachofa y cocínalas durante unos 4 minutos.
  • Añade un chorro de vinagre y cocínalo durante unos 10 minutos más, hasta que las alcachofas estén tiernas.
  • Cuando queden solo un par de minutos para terminar la cocción, añade el jamón cortado a tiras y... ¡listo para saborear!

En nuestro canal de WhatsApp encontrarás otros muchos contenidos como este.