Helado sin azúcar rico en antioxidantes: con solo 2 ingredientes y listo en 2 minutos

Preparar este delicioso helado a base de una fruta muy antioxidante no te llevará más de 2 minutos. ¿Te animas a probarlo?

Diana Llorens
Diana Llorens

Periodista

Actualizado a

helado mujer

Elaborar los helados en casa es la mejor forma de asegurarse de que no llevan demasiado azúcar ni grasa.

iStock

Se acerca la época de los helados, un dulce ideal para sobrellevar las altas temperaturas y refrescarnos, pero que puede no ser lo más conveniente para cuidar el peso. Y es que los helados comerciales suelen llevar muchos azúcares añadidos y grasas, además de conservantes y aditivos.

Si los haces en casa, en cambio, pueden convertirse en una opción muy saludable y una oportunidad para aportar más fruta a tu dieta. Además, podrás controlar mucho mejor la cantidad de azúcar que le añades (o directamente no sumar azúcar porque el dulzor de la fruta a menudo es suficiente). Hoy te proponemos una receta súpersencilla para preparar al instante en que te apetezca un refrescante y sabroso helado: con solo 2 ingredientes y en no más de 2 minutos.  

Helado express en solo 2 minutos

helado de arándanos

iStock

Auxy Ordóñez, creadora de contenidos experta en repostería y creadora del canal de YouTube y el blog Postres Saludables es la autora de una receta exprés que realmente queda de maravilla. Fácil, rápida y muy saludable porque se elabora a partir de una fruta con un altísimo poder antioxidante: el arándano.

Ingredientes

  • ½ taza de yogur griego sin azúcar (o yogur natural)
  • 350 gramos de arándanos congelados (si los compras naturales, debes congelarlos previamente)
  • El edulcorante que prefieras (opcional)

Preparación

  • Pon el yogur griego sin azúcar en el vaso de la batidora.
  • Añade los arándanos congelados.
  • Bátelo y ve mezclándolo con la ayuda de una espátula para evitar que se pegue a las paredes del vaso y asegurarte de que queda una textura suave, uniforme y cremosa.

En solo un par de minutos lo tendrás listo para comer, por lo que no hace falta que lo hagas con antelación y lo guardes en el frigorífico. Lo mejor es hacer la receta al momento en que lo vayas a comer, así evitarás que se oxide la fruta.

Conviértelo en un desayuno completo

desayuno arándanos

iStock

Esta misma receta puede convertirse en un fantástico desayuno completo si le añades algo de fruta y frutos secos.

Auxy recomienda poner el helado en un bol y acompañarlo con un plátano cortado a rodajas, una cucharada de crema de cacahuete, un mix de frutos secos (nueces, almendras, anacardos…) y arándanos enteros.

Otra opción para un desayuno completo y saludable es añadir copos de avena al helado. También combinan perfectamente con los arándanos otros frutos rojos como las frambuesas.  

Beneficios de los arándanos para la salud

Los arándanos son unos frutos rojos con un gran poder antioxidante que ofrecen muchos beneficios para la salud:

  • Son antiinflamatorios: los antioxidantes de los arándanos, y en particular las antocianinas que les dan su intenso color morado, tienen efecto antiinflamatorio y protegen el cuerpo frente al estrés oxidativo. Gracias a ello, pueden ayudar a reducir el riesgo de desarrollar diversas enfermedades crónicas.
  • Ayudan a controlar los niveles de azúcar en sangre: tienen un bajo índice glucémico (de solo 25), lo que los convierte en una buena opción para las personas que tienen diabetes y para aquellas que quieren evitar los picos de glucosa.
  • Favorecen la digestión: gracias a su elevado contenido en fibra que cuida el sistema digestivo, ayuda a regular el tránsito intestinal y evita el estreñimiento.
  • Ayudan a controlar el peso: son bajos en calorías y altos en fibra, que resulta saciante, lo que los convierte en una excelente opción para aquellas personas que desean controlar su peso.
  • Cuidan el corazón: gracias, fundamentalmente a sus antioxidantes y fitoquímicos que se han asociado en diversos estudios al control de la presión arterial y a una mejor salud cardiovascular.
  • Favorecen la memoria: los antioxidantes de los arándanos han demostrados ser útiles para mejorar la memoria y la salud del cerebro en general. Algunos estudios han sugerido que podrían proteger contra enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer y el Parkinson al reducir el estrés oxidativo y la inflamación.
  • Mejoran las defensas: la fibra de los arándanos tiene efecto prebiótico y ayuda a la salud de la microbiota intestinal, muy vinculada a nuestras defensas.