El postre saludable de la abuela con manzana más rápido y barato del mundo: ¡está delicioso!

Con la consistencia de un pudin y hecho con el pan del día anterior, que puede ser integral, esta receta de la abuela nos propone un postre barato, sano, delicioso y muy fácil de hacer.

Actualizado a
BUDIN MANZANA

Esta receta de la abuela es fácil y deliciosa.

ISTOCK

Las abuelas tienen algo que las convierten en las personas más especiales. En mi caso, mi abuela era mi persona favorita y la mejor cocinera que jamás he conocido. Su especialidad eran los buñuelos de viento y en el barrio todo el mundo adoraba su receta. Sin embargo, su cocina no solo se basaba en ese dulce tan esponjoso. Entre sus propuestas había una receta tan fácil y rápida de hacer que a día de hoy sigue sorprendiéndome cada vez que la hago.

Irresistible, jugosa y hecha con el pan del día anterior junto con manzanas, esta receta podría convertirse en tu nueva favorita. Además, puede ser muy saludable y rica en fibra si la preparas con pan integral en lugar de blanco. Y no requiere de mucha experiencia previa en el mundo de la repostería, pues se hace de manera muy rápida y mediante el baño María. 

Pudin de pan integral y manzana

Con la consistencia de un pudin y hecho con pan del día anterior, este dulce acompañado de manzanas es muy fácil de hacer. Tan solo deberemos seguir unos sencillos pasos que incluso alguien como yo –a quién no se le da muy bien la repostería– termino por bordar (o eso dicen mis invitados). 

Ingredientes para hacer el pudin de pan y manzana

Será mejor que tomes nota y apuntes todos los ingredientes necesarios ya que vas a querer poner en práctica esta receta tan fácil de hacer. Este listado nos ayudará a lograr la receta para 4 personas. 

  • 750 mililitros de leche desnatada.
  • 5 huevos grandes. 
  • 240 g de azúcar moreno.
  • 2 manzanas.
  • 90 gramos de pan duro (o del día anterior) preferiblemente integral.

La elaboración más fácil y rápida

  1. Esta receta la empezaremos precalentando el horno a 175ºC. Debe estar listo para usar cuando tengamos todos los ingredientes listos, por eso ha de ser la primera cosa que hagamos antes de ponernos manos a la obra.
  2. Llegados a este punto cogeremos las dos manzanas y las prepararemos. Por ello las pelaremos, les quitaremos el corazón y después las cortaremos en láminas muy finas.
  3. Colocaremos estas láminas en un recipiente amplio para que podamos espolvorearlas con una cucharada de azúcar. Con las manos, lo mezclaremos todo bien para que sea uniforme y los ingredientes estén bien combinados. Cada lámina debe quedar cubierta de azúcar. Este detalle hará que más adelante se caramelicen con facilidad.
  4. Una vez estén preparadas, las cocinaremos en el microondas a máxima potencia, durante aproximadamente 8 minutos. Si preferimos usar una sartén, las cocinaremos sin aceite durante 10 o 12 minutos. Esto ayudará a las manzanas a ablandarse y caramelizarse antes de que las incorporemos al pudin.
  5. Sin aceite, calentaremos una sartén durante 1 minuto. Pasado ese tiempo (y ya caliente), verteremos 3 cucharadas de agua y 150 g de azúcar. Revolviendo con vigor, este proceso ayudará a que el caramelo se vaya formando.
  6. Una vez esté listo, lo echaremos en un molde rectangular, para crear la capa base de nuestro pudin. Cuando lo tengamos hecho, reservaremos.
  7. Toca el turno de cortar el pan duro (o del día anterior) en rebanadas finas. Las reservaremos para más adelante.
  8. Con las manzanas cocidas, les vamos a echar la leche a temperatura ambiente e incorporaremos bien. Si lo queremos, a esta mezcla le podemos añadir una cucharadita de esencia de vainilla o de canela.
  9. Añadiremos las rebanadas de pan que hemos cortado a esta mezcla con la intención que empapen bien. Cuando el pan haya chupado, añadiremos los huevos y 90 g de azúcar. Para ayudar a integrar cada uno de estos ingredientes, batiremos bien hasta lograr una buena mezcla.
  10. Vamos a echar esta mezcla al molde que previamente le hemos cubierto con caramelo.
  11. Hornearemos el pudin usando la técnica de baño María durante 45 minutos.
  12. Una vez esté cocido, lo sacaremos y lo enfriaremos a temperatura ambiente. Debemos dejarlo durante aproximadamente 1 hora.
  13. Pasado ese tiempo y sin desmoldarlo, lo cubriremos con papel film (el transparente) y lo pondremos en la nevera durante, al menos, 4 horas.
  14. Más tarde, desmoldaremos y disfrutaremos de este manjar tan delicioso.

Cómo acompañar el pudin de pan y manzana

De intenso sabor y textura cremosa, el postre es bueno solo. Sin embargo, si queremos acompañarlo para hacerlo más goloso, a mí me gusta hacerlo con un poco de nata montada casera. Ambas consistencias y texturas crean una buena sinergia y los sabores se llevan a las mil maravillas.

Loading...