8 formas de liberar oxitocina, la hormona de la felicidad y el amor clave en la segunda mitad de tu vida

La oxitocina es una de las muchas hormonas que afectan a nuestro estado de ánimo y a nuestros niveles de felicidad. Te contamos cómo liberar y activar la hormona del amor.

Celia Perez León
Celia Pérez León

Redactora especializada en estilo de vida y nutrición

Actualizado a

FAMILIA FELIZ EN LA PLAYA

La clave de la felicidad está en los vínculos que establecemos con los demás.

ISTOCK

La oxitocina, conocida como la hormona del amor y la felicidad, es una de las sustancias químicas más poderosas que fabrica nuestro organismo. Su papel es crucial en nuestra vida. Tiene una relación estrecha con el parto y la lactancia, y a medida que vivimos y envejecemos, su importancia aumenta.

Esta hormona, que es clave para nuestro bienestar emocional y nuestra capacidad de construir vínculos significativos, parece ser la responsable de que, a medida que envejecemos, nos liberemos con mayor facilidad de las ataduras que nos impiden ser felices. Por suerte, hay algunos métodos eficaces para liberar esta hormona tan interesante que puedes poner en práctica en tu día a día.

Revuelto de setas y gambas

Muy saludable

La cena proteica y baja en hidratos para no engordar: fácil, rápida y con tres ingredientes

¿Qué es la oxitocina y para qué sirve?

La oxitocina es una hormona, un tipo de neurotransmisor. Se produce en el hipotálamo y es conocida, principalmente, por su papel en el parto y la lactancia. Es la hormona que desencadena las contracciones uterinas cuando damos a luz, y estimula la eyección de la leche cuando amamantamos. Aunque su influencia en nuestra vida se extiende mucho más allá de la capacidad reproductiva.

PAREJA MADURA FELIZ

ISTOCK

La oxitocina ocupa un papel fundamental en nuestras interacciones sociales, en la confianza, la empatía y el apego emocional que sentimos hacia aquellos que forman nuestros vínculos. Es por eso por lo que muchos la conocen como “la hormona del amor”.

Esta hormona también puede tener efectos calmantes y ansiolíticos, por lo que puede ser clave para reducir los niveles de estrés, y alcanzar un estado de calma y bienestar emocional.

Además, se ha demostrado que la oxitocina aumenta la confianza interpersonal y la empatía hacia los demás. De hecho, se cree que es su aumento durante la segunda etapa de nuestra vida, la madurez, lo que hace que nos desinhibamos y aprendamos a aceptarnos tal y como somos, sin miedo a los juicios externos. Pero ¿por qué producimos mayor oxitocina durante la edad adulta?

MUJER OVILLOS LANA

Aficiones

Ni leer ni escribir: esta es la mejor afición para aumentar el bienestar emocional según la ciencia

¿Qué significa la oxitocina en el amor?

La clave de la liberación de la oxitocina parece estar íntimamente relacionada con el amor. El profesor Paul Zak, neurocientífico americano de la Universidad de Claremont y autor de La molécula de la felicidad, ha descubierto, además, como todo esto se conecta la curiosa relación que esta hormona comparte con la edad.

PAREJA ROMANTICA

ISTOCK

Al parecer, y siguiendo los resultados de un estudio realizado en 2022, una de las razones por las que con la edad empezamos a sentirnos más satisfechos con nosotros mismos, es que nos preocupamos más de los demás.

Cuanto más amor tenemos en nuestra vida, cuánta mayor empatía sentimos hacia nuestros semejantes, mayores cantidades de oxitocina liberamos.

Está claro que a medida que crecemos y nos alejamos del yo infantil, empezamos a abrazar todo tipo de vínculos que exigen elevados ejercicios de empatía, como el matrimonio, la maternidad, la paternidad o las amistades duraderas. Son estos vínculos de amor los que producen un aumento en la cantidad de oxitocina que encontramos en personas adultas.

Por supuesto, no todos se vuelven más amables y empáticos con la edad. Pero si has conseguido conservar unas cuantas relaciones saludables desde tu juventud hasta tu madurez, seguro que has aprendido lecciones muy importantes sobre el amor, la empatía y los vínculos.

¿Cómo activar la hormona oxitocina?

De todo lo que hemos aprendido hasta ahora de la oxitocina, podemos sacar algo en claro. Va de la mano con el amor, con las relaciones que compartimos y las formas en las que nos relacionamos. Y eso significa que, gracias a acciones sencillas del día a día, podemos estimular su producción, alcanzando así una felicidad más plena y auténtica.

Estas son algunas de las prácticas que puedes poner en marcha en tu vida diaria para liberar mayores cantidades de oxitocina.

MUJER TRABAJANDO OFICINA ORDENADOR

Psico

El hábito para empezar el lunes feliz y que la energía te dure toda la semana

Cultiva tus vínculos emocionales

TRES TIPOS DE AMISTAD

Un estudio de Harvard los tres tipos de amigos que nos hacen felices en la vida.

ISTOCK

Crear y cultivar vínculos emocionales profundos puede ser la mejor forma de ayudar a tu cuerpo a liberar oxitocina. Cuando hablas con otras personas y conectas, se activan las vías neuronales de recompensa del cerebro.

Estas vías incluyen áreas como la amígdala, que está implicada en la regulación emocional y la percepción del placer. La activación de esta conduce directamente a la liberación de oxitocina, que, de esta forma, refuerza los comportamientos sociales y emocionales positivos.

Busca contacto físico y afecto

PAREJA ROMATICA BESO

ISTOCK

El contacto físico de cualquier tipo, como besos, abrazos, caricias o un sencillo apretón de manos, puede estimular considerablemente la liberación de oxitocina. Y tiene una explicación científica.

El tacto físico activa receptores en la piel que envían señales al cerebro, desencadenando la liberación de esta hormona. Nuestro cuerpo hace esto para promover las sensaciones de conexión y apego, que son esenciales para la supervivencia de una criatura tan sociable como el ser humano.

Interactúa con tu comunidad

Siguiendo con el punto anterior, interactuar con la comunidad que te rodea puede ayudarte a producir grandes cantidades de oxitocina. Conoce a tus vecinos, habla con tus compañeros del trabajo, reúnete con personas que tengan tus mismos intereses y fúndete con el sentimiento de comunidad.

Tu cerebro, para recompensarte por este esfuerzo, liberará grandes cantidades de oxitocina. Además, el sentimiento de pertenencia y apoyo que experimentarás al formar parte de una comunidad te hará sentir realizada y en paz contigo misma.

Ayuda a los demás tanto como puedas

Nada libera más oxitocina que la empatía. Hacer el esfuerzo de ponerte en los zapatos de otra persona obliga a tu cerebro a liberar esta hormona, por lo que la mejor de aumentar su producción es practicar la empatía de forma diaria. Y qué mejor forma de hacerlo que ayudando a los demás.

Un acto altruista, generoso y solidario hará que se activen las vías neuronales de recompensa de tu cerebro, que comenzará a liberar oxitocina, haciéndote sentir satisfecha y conectada a los demás.

Practica la meditación

Aprende a meditar en 5 pasos

Es increíble la cantidad de procesos químicos que se activan en nuestro cerebro cuando meditamos. Durante este proceso, se activan regiones del cerebro asociadas con la regulación emocional y la atención plena. Esto conduce a una reducción drástica en los niveles de cortisol, la hormona del estrés, que se contrarresta con la oxitocina.

Por tanto, al reducirse el cortisol, aumenta la oxitocina, que nos permite sentir calma, paz y bienestar, contribuyendo a hacer de la experiencia de la meditación un acto más profundo y sincero.

Cuidados y autocuidados

LONGEVIDAD JAPONESA

Los japoneses son uno de los pueblos más longevos del mundo.

ISTOCK

Cuidar a los demás y cuidarte a ti misma son dos actividades fantásticas que tu cerebro recompensará con la liberación de la oxitocina. Dedicar tiempo a cuidarte, a comer bien, a hacer ejercicio y a descansar adecuadamente, hace que se activen determinadas zonas del cerebro relacionadas con la satisfacción y el placer.

Y como habrás podido adivinar, esto desencadena una interesante liberación de oxitocina, que hará que te sientas tranquila y que tu autopercepción mejore. Porque esta hormona también es esencial para la confianza en una misma y en la autoestima.

Da las gracias cada día

Dar las gracias puede ser una de las rutinas más poderosas que puedes incluir tu día a día. No solo te ayudará a ser consciente de todo lo bueno que hay en tu vida. También activará determinadas regiones del cerebro asociadas a la satisfacción, que desencadenan la liberación de oxitocina.

Además, expresar en voz alta aquello que agradeces a los demás puede fortalecer tus vínculos interpersonales, lo que generará un sentido de conexión mayor. Y como ya sabes, esto activa las vías neuronales de recompensa, desencadenando la liberación de la oxitocina.

Conecta con la naturaleza

Meditar para reducir el estrés

Para acabar, puedes probar a conectar más con la naturaleza. Cuidar de tus mascotas, dar un paseo por el campo o bañarte en la playa pueden ser buenas formas de entrar en contacto con el medio natural, y esto puede ayudar a que liberes mayores cantidades de oxitocina en tu día a día.

Al pasar tiempo al aire libre conseguirás desconectar de las preocupaciones cotidianas, conectando con algo aún más grande. La sensación de estar en comunión con el mundo que nos rodea puede aumentar los niveles de oxitocina que libera nuestro cerebro, recompensándonos por este sentimiento de conexión.