Qué es el barre o ballet fit, la gimnasia de moda que practican las famosas

Esta completa disciplina que fusiona ejercicios de la danza clásica, el Pilates, el yoga y el fitness, es perfecta para moldear el cuerpo, tonificar los músculos, quemar grasa, corregir malas posturas y relajar la mente.

Actualizado a
Jordi Notario
Jordi Notario

Técnico y formador de la Academia DiR

Nuria Blasco

Periodista

 

 

 

 

 

Que es el Barré (gimnasia de moda de Paula Echevarría)
iStock by Getty Images

Ya hace unos años que el barre o ballet fit aterrizó en España (de la mano de la bailarina Gloria Morales), procedente de Estados Unidos, donde tiene multitud de seguidores, entre ellos a las cantantes Madonna y Taylor Swift, la actriz Sofía Vergara o la top model Miranda Kerr.

En nuestro país, varias famosas como Paula Echevarría, Raquel Sánchez Silva o Eugenia Silva han incorporado a sus prácticas deportivas esta rutina que, además de ser una forma divertida y efectiva de hacer ejercicio, aporta multitud de beneficios para el cuerpo y la mente.

Jordi Notario, técnico y formador de la Academia DiR, nos explica cómo es una sesión de barre y que beneficios físicos y de bienestar personal se consiguen al practicarla.

Qué es el barre

El barre o ballet fit, como su propio nombre indica, es una disciplina que se realiza con el apoyo o soporte de una barra de ballet, y se combina con ejercicios en el suelo.

Esto hace que sea una actividad nacida desde la danza clásica pero fusionándola con otras actividades como tonificación, cardio, Pilates, yoga y ejercicios específicos para el CORE (músculos abdominales, lumbares, de la pelvis, los glúteos y la musculatura de la columna), que ayudan a desarrollar la resistencia, la flexibilidad y la composición corporal, con movimientos del ballet clásico. Además es perfecta para moldear el cuerpo, tonificar los músculos y quemar grasa.

Suelen ser ejercicios de bajo impacto y movimientos de alta intensidad, alternando posiciones isométricas (pequeñas repeticiones de movimientos específicos y el mantenimiento de la posición por varios segundos) y a través de repeticiones fluidas y elegantes.

A quién va dirigido

El barre va dirigido principalmente hacia un público femenino de todas las edades, que encuentra una disciplina pensada para conseguir un cuerpo esbelto y estilizado, a la vez que fuerte y flexible.

Para practicar el ballet fit no es necesario tener ninguna experiencia sobre ballet, ni un nivel o forma física específico, ya que las actividades se desarrollan desde la simplicidad con un aprendizaje progresivo. Su bajo impacto la hace incluso apta para mujeres embarazadas, para recuperarse del posparto o con patologías específicas.

Cómo es una sesión de ballet fit

Dependiendo del programa seleccionado, las sesiones de barre pueden tener una duración de entre 45 y 60 minutos, y lo ideal es incorporar este tipo de entrenamiento dos o tres veces por semana.

Las clases, que se realizan con música, combinan diferentes fases donde interaccionan las distintas disciplinas y objetivos durante el desarrollo de la sesión:

  • Trabajo en la barra / Barre: En este primer bloque de 15-20 minutos se calienta la musculatura y las articulaciones. Se utilizan ejercicios de ballet clásicos con una intensidad progresiva.
  • Trabajo en el centro / Cardio: En esta parte de la sesión, que dura unos 15 minutos, se preparan coreografías o combinación de pasos para el trabajo cardiovascular y la coordinación.
  • Trabajo en el suelo / Floor ballet: Este último bloque de 15-20 minutos aporta trabajo de flexibilidad y movilidad articular. Normalmente se utilizan ejercicios de yoga y Pilates.
  • Meditación / Mindfullnes: Se pueden utilizar los últimos minutos de la sesión para meditar y relajar la mente.

Beneficios del barre

Los principales beneficios de la actividad son los siguientes:

  • Tonificar.
  • Aumentar la masa muscular.
  • Bajar el porcentaje de grasa corporal.
  • Aumentar la flexibilidad.
  • Mejorar la postura, la estabilidad y la coordinación.
  • Liberar el estrés.

Los diferentes programas que encontramos, suelen promocionar que se consumen entre entre 200 y 500 calorías por sesión, a pesar de ser una actividad de bajo impacto.

El origen del ballet fit

El barre fue desarrollado por Lotte Berk, una bailarina de ballet alemana que vivía en Londres. Después de sufrir una lesión en la espalda, creo una rutina de rehabilitación, combinando su entrenamiento de ballet con otras disciplinas, como Pilates y yoga, abriendo un primer estudio en 1959 en Londres.

Años después, se afinco en EEUU donde desarrollo su programa de actividad fitness en clubs y estudios, llegando a ser una de las tendencias sobre ejercicio de los últimos años.

Después han surgido diferentes escuelas y tendencias, que han evolucionado y actualizado el programa barre.