La infusión con calcio y magnesio que tomo después de cenar: facilita la digestión y me ayuda a dormir

Incorporar al final de la cena este digestiva infusión puede ayudarte a conciliar el sueño y dormir mejor. ¿Te animas a probarla?

Diana Llorens
Diana Llorens

Redactora especializada en salud, nutrición y bienestar

Actualizado a

te de hibisco

Incluir determinados alimentos después de la cena puede favorecer la digestión y mejorar el sueño.

iStock

Lo que cenamos puede influir mucho en nuestro descanso. Hacer una cena demasiado copiosa, rica en grasas o que incorpore alimentos picantes o difíciles de digerir puede hacer que notes hinchazón o molestias estomacales que te dificulten el sueño y te impidan descansar las horas que tu cuerpo necesita. 

Hay muchas infusiones que ayudan a mejorar la digestión, reducir la hinchazón o calmar los dolores de estómago, pero hay una que además de esto, ayuda a conciliar el sueño y es ideal para tomar después de cenar.

Una infusión muy digestiva

Se trata de una infusión con una larga tradición en zonas de África tropical, de donde es originaria la planta con la que se elabora, Hibiscus sabdariffa. Hablamos del té de hibisco, también conocido como agua de Jamaica (el nombre por el que también se denomina esta planta), una bebida muy popular en México y el Caribe.

El hibisco: ¿un aliado para luchar contra el alzhéimer?

iStock by Getty Images

El hibisco se conoce tradicionalmente por sus propiedades digestivas y diuréticas. Ayuda a reducir la hinchazón y a regular las deposiciones, con lo que es una buena opción para cuidar la salud digestiva.

Recientemente, un estudio de la Universidad Complutense de Madrid ha comprobado en el laboratorio su eficacia contra las diarreas producidas por la bacteria Escherichia coli, un problema muy frecuente en todo el mundo. El hibisco, de acuerdo con Carmina Rodríguez-Fernández, codirectora del estudio, “dificultaría la adhesión de las bacterias al intestino y por tanto produciría diarreas más leves”.

El hibisco mejora el sueño

Por otro lado, el té de hibisco puede ayudar a conciliar el sueño y a descansar mejor. Hay estudios que indican que el extracto de hibisco tiene compuestos con efecto ansiolítico y sedante, que pueden mejorar la relajación y la calidad del sueño al aumentar el sueño REM. Esto puede resultar muy útil si la ansiedad o el estrés te impiden conciliar el sueño.

Además, el té de hibisco es conocido por sus efectos calmantes y no contiene cafeína, por lo que es una magnífica infusión para relajarse antes de ir a la cama.

Otros beneficios del té de hibisco

Más allá de sus efectos en la digestión y el sueño, el té de hibisco es atesora muchas otras propiedades beneficiosas, como:

  • Aporta calcio y magnesio: el calcio es fundamental para la salud y el mantenimiento de los huesos, para la función muscular y para el buen funcionamiento del corazón. El magnesio, por su parte, además de ayudar también a tener unos huesos fuertes, es esencial para el funcionamiento de los músculos y los nervios, para tener unas defensas fuertes y para mantener constantes los latidos del corazón.
  • Protege el corazón: las investigaciones apuntan a que el consumo regular de té de hibisco puede reducir los niveles de colesterol LDL (el “malo”). También se cree que puede ayudar a disminuir la presión arterial, con lo que beneficiaría la salud cardiovascular.
  • Antioxidante y antiinflamatorio: contiene antioxidantes, como el betacaroteno, la vitamina C y las antocianinas, que ayudan a combatir el daño celular provocado por los radicales libres y que también ayudan a reducir la inflamación, algo que está detrás de la aparición de diversas enfermedades crónicas.
  • Ideal para la menopausia: se cree que puede ayudar a frenar los efectos de la bajada de estrógenos y aliviar un síntoma tan típico de la menopausia como son los sofocos.
  • Una ayuda para adelgazar: del mismo modo que ocurre con otras infusiones como la cola de caballo o el diente de león, la infusión de hibisco tiene efecto diurético. Además, tomarla entre horas puede evitar que piquemos alimentos calóricos. Todo ello la convierte en un buen complemento de las dietas para adelgazar o para mantener un peso saludable.

Cómo preparar un de té de hibisco

TÉ DE HIBISCO

ISTOCK

Hacer un té de hibisco es de lo más sencillo. Solo necesitas flores de hibisco, que puedes encontrar fácilmente en herboristerías o tiendas de dietética, y agua:

  • Dos cucharadas (unos 2 gramos) de flores secas de hibisco.
  • 250 ml de agua.

Preparación:

  • Pon el agua a calentar y, cuando rompa a hervir, añade las flores de hibisco.
  • Apaga el fuego, tápalo y déjalo reposar entre 5 y 10 minutos (en función de la intensidad que desees).
  • Cuélalo para separar las flores y ¡a disfrutar de esta deliciosa infusión!

El hibisco es naturalmente dulce con lo que no necesitas añadirle ningún tipo de endulzante. Si quieres darle un toque diferente, puedes añadirle una ramita de canela, unas hojitas de menta o una rodaja de lima o limón.

Cómo es la cena ideal

Aunque, como hemos visto, el té de hibisco puede ayudarte mucho a mejorar la digestión y dormir mejor, es importante también vigilar qué incluyes en tus cenas. Toma nota de estos consejos:

  • Evita las cenas demasiado copiosas, pueden dificultar la digestión, además de ejercer presión sobre tu sistema digestivo e interrumpir tu sueño.
  • Haz cenas ligeras y sin demasiadas grasas (la grasa tarda más en digerirse). Opta por alimentos de fácil digestión: proteínas magras (pollo, pavo, pescado), carbohidratos complejos (verduras, frutas y cereales integrales).
  • Cena unas dos horas antes de ir a la cama para que la digestión no interrumpa tu sueño.
  • Limita los alimentos picantes (chile, curry picante…) y ácidos (frutas cítricas, tomate…), pues pueden provocar acidez de estómago e indigestión.

  • Evita los estimulantes por la noche: ni café, ni té ni bebidas energéticas.
  • El alcohol también dificulta el sueño, pese a lo que muchos creen. Hace que este sea más ligero y menos reparador. Evítalo en las cenas.