Endorfinas: 10 cosas que puedes hacer para liberar la hormona de la felicidad y el bienestar

¿Y si ser feliz es mucho más sencillo de lo que imaginabas? Quizá la clave no está en lo que tienes, sino en lo que produce tu cuerpo. Aprende a liberar endorfinas y ten tu felicidad en tus manos.

Celia Perez León
Celia Pérez León

Redactora especializada en estilo de vida y nutrición

Actualizado a

FELICIDAD

La hormonas de la felicidad generan bienestar físico y mental.

ISTOCK

El mundo moderno se ha vuelto muy complicado. El estrés, la ansiedad y la depresión son cada vez amenazas más habituales a las que debemos enfrentarnos. Por eso, la búsqueda de la felicidad y el bienestar se han convertido en una prioridad para muchos. Y otros tantos parecen tener respuestas. Madrugar, llevar una rutina superproductiva, conseguir éxito profesional, ser amado. Hay muchas opciones que se presentan como el santo grial de la felicidad. Pero quizá ser feliz sea mucho más sencillo que todo esto. Puede que la clave esté en algo tan pequeño, que no podemos verlo con ayuda de nuestros ojos. Estamos hablando de la endorfina, la llamada hormona de la felicidad.

¿Qué es la endorfina y para qué sirve?

Las endorfinas son sustancias químicas que produce el sistema nervioso para transmitir señales entre las células nerviosas. Es decir, es un tipo de neurotransmisor, una hormona. Popularmente, se la ha bautizado como la hormona de la felicidad, puesto que es conocida por generar sensación de placer y bienestar, como efecto paralelo a su capacidad analgésica.

Por lo general, las endorfinas se liberan en respuesta a ciertos estímulos. Hacer ejercicio, reír, mantener relaciones sexuales, la comida picante, entre otros, son algunos detonantes de la liberación de esta hormona. Cuando este neurotransmisor llega a su destino, los receptores opioides del cerebro y la médula espinal, bloquea cualquier señal de dolor y genera una sensación de tranquilidad, euforia y bienestar.

Además de aliviar el dolor y proporcionar una sensación de bienestar emocional, las endorfinas tienen un efecto positivo en la regulación del estado de ánimo. También hay estudios que apuntan que esta hormona puede tener efectos positivos en la función inmunológica, por lo que puede ayudar al organismo a combatir enfermedades.

Dopamina y endorfina, ¿son lo mismo?

Ambas han recibido el nombre de “hormona de la felicidad”, pero no son lo mismo. Hay varias diferencias fundamentales entre estas dos hormonas, tanto en la forma en la que afectan a nuestro organismo como en aquello que las activa.

INVESTIGADOR FELICIDAD

La felicidad no viene sola, hay que buscarla a través de hábitos que aumenten el bienestar.

ISTOCK

Para empezar, la endorfina tiene una relación directa con el alivio del dolor. Esta es su función principal, por lo que la sensación de placer y bienestar es más bien un efecto secundario. Por otro lado, la dopamina está relacionada, principalmente, con el placer, la motivación y la recompensa. Se libera en respuesta a situaciones gratificantes y es una pieza clave en la búsqueda de placer y nuestra capacidad de tomar decisiones.

Por tanto, tener una cantidad adecuada de dopamina en el cuerpo nos ayudará a sentirnos satisfechos, reduciendo sentimientos como la tristeza o la apatía. En cambio, la endorfina nos ayuda a regular el estado de ánimo calmando nuestras emociones, por lo que favorece la reducción del estrés y la ansiedad.

Su liberación también se dispara ante estímulos diferentes. Mientras que la dopamina reacciona a estímulos gratificantes, las endorfinas aparecen como respuesta al estrés y al dolor.

¿Qué puedes hacer para liberar endorfinas?

Ahora que ya sabescómo funcionan las endorfinas, es hora de revisar algunas prácticas que pueden ayudarte a liberar esta hormona de la felicidad para cambiar tu estado de ánimo.

Haz ejercicio físico

La primera práctica para liberar endorfina, y quizá la más efectiva, es hacer ejercicio. El deporte aeróbico (nadar, correr, montar en bicicleta) desencadena la liberación de endorfinas en el cerebro.

Mientras hacemos ejercicio, el cuerpo experimenta un aumento en la producción de esta hormona para calmar el dolor físico que se produce, generando una sensación de euforia que muchos conocen como “el subidón del corredor”.

Aunque no tienes que elegir el running si no es lo tuyo. Basta con que hagas una caminata energética o una sesión corta de ejercicio para estimular la liberación de esta hormona y mejorar tu estado de ánimo.

Ríe tanto como puedas

método diario japoneses felicidad

CANVA

Dicen que la risa es el lenguaje del alma, y debe ser así, porque esta es una de las formas más poderosas de liberar endorfinas. Al reír, nuestro cerebro genera endorfinas y otros muchos neurotransmisores que nos proporcionan sensaciones de placer y bienestar.

¿Y cómo reír más en tu día a día? Tomándote la vida con humor, rodeándote de esos amigos con los que te duele la barriga de tanto reír y disfrutando de la comedia siempre que puedas. Una pequeña dosis de risa diaria puede generar un gran cambio en tu vida.  

Más picante, por favor

Pinchos del huerto con limón y pimienta

Si no eres una amante del picante, este consejo no es para ti. Porque se ha demostrado que los alimentos picantes desencadenan una poderosa liberación de endorfinas en el cerebro.

Al consumir este tipo de alimentos, nuestro cuerpo experimenta una sensación de dolor (más o menos intensa), que nuestro organismo busca contrarrestar con endorfinas.

El poder del cacao

CHOCOLATES

ISTOCK

Al igual que sucede con los alimentos picantes, el chocolate también puede ayudarnos a producir endorfinas. De ahí que en esos días de bajón el cuerpo te pida cacao, sea como sea. Por supuesto, no es recomendable abusar del chocolate, pero en su justa medida puede ser una buena práctica para mantener nuestro estado de ánimo en equilibrio gracias al poder de las endorfinas.

Esta capacidad única del cacao puro (chocolate negro) se la debemos a dos de sus compuestos principales, la feniletilamina y la teobromina, que son capaces de estimular la liberación de endorfinas en el cerebro.

Meditación diaria

endorfinas

La concentración, la meditación y el cultivo de la atención plena son actividades esenciales para reducir el estrés y la ansiedad. Y, además, ayudan a producir endorfinas en el cuerpo. Son todo ventajas.

Si practicas meditación de forma regular, acabarás entrenando a tu cerebro para liberar endorfinas de forma más efectiva. Esto mejorará considerablemente tu bienestar emocional y mental a largo plazo.

Un masaje relajante

masaje piernas

Los masajes también ayudan a estimular la liberación de endorfinas, promoviendo la sensación de placer y bienestar general. Ese puntito de dolor que produce la presión y el contacto físico durante el masaje estimulan los receptores de placer en la piel. Este proceso, a su vez, desencadena la liberación de endorfinas en el cerebro, ayudando a aliviar el estrés y la tensión muscular.

La magia de la música

ESCUCHAR MUSICA PARA EL DOLOR

Hay canciones que ayudan a relajarse y sentirse mejor ante un episodio de dolor de cabeza.

Quizá no lo sabías, pero la música puede ser realmente poderosa si sabes elegirla bien. Al escuchar una canción que disfrutas, tu cuerpo puede liberar endorfinas en el cerebro, generando inmediatamente una sensación de bienestar y felicidad.

Un buen truco que puedes poner en práctica en tu día a día, por tanto, es escuchar música que te guste siempre que puedas. Para hacer ejercicio, para limpiar la casa, trabajar, o, sencillamente, para disfrutar del placer de escucharla.

Practica la gratitud

secreto japoneses felicidad

CANVA

Dar las gracias es un acto muy poderoso, ha quedado demostrado. No solo te ayuda a ser más positiva y consciente de los regalos que te ha dado la vida, sino que puede desencadenar la liberación de endorfinas.

Dedica todos los días unos minutos a concentrarte en todo lo positivo que hay en tu vida, a dar las gracias por lo que tienes, y experimentarás un aumento considerable en los niveles de endorfinas y otros neurotransmisores relacionados con la felicidad.

Abraza a las personas a las que quieres

Abrazo

iStock

El contacto físico puede ser uno de los métodos más poderosos para producir y liberar endorfinas en el cuerpo. Dar un abrazo, acariciar o, sencillamente, tomar la mano de la persona a la que quieres, puede hacer que el cerebro libere esta increíble hormona que es la responsable de hacerte sentir tranquila, feliz y plena.

Prueba con un poco de yoga

Yoga fácil antiestrés

Hay posturas (asanas) de yoga muy indicadas para iniciarte en esta disciplina.

Si todavía no has probado el yoga, esta es la excusa perfecta para hacerlo. Esta práctica mezcla el ejercicio físico con la respiración consciente o la meditación, dos de los puntos de esta lista de cosas que te ayudan a liberar endorfina.

Al combinarlos, conseguirás aumentar la producción de endorfinas en el cuerpo. Durante una sesión de yoga, esta hormona te ayudará a alcanzar un estado de relajación, reduciendo el estrés y facilitando que te encuentres en paz contigo misma.