La regla de las 5 horas de Bill Gates para ser más productivo y encontrar solución a los problemas

Si queremos tener éxito en la vida laboral y personal uno siempre ha de estar abierto a nuevos conocimientos y experiencias. Triunfadores como Bill Gates o Elon Musk lo saben y siguen una simple regla a la que necesitas dedicar 5 horas. Una inversión de tiempo que se recupera con creces.

Pablo Cubí
Pablo Cubí del Amo

Periodista

Actualizado a

mujer feliz oficina joven

Hay técnicas que ayudan a aumentar la productividad.

ISTOCK

Muchos se preguntan qué diferencia a grandes empresarios y pensadores que han conseguido triunfar en la vida de manera continuada en el tiempo. Personas que no habían heredado su riqueza, sino que han conseguido su éxito gracias a su gran capacidad de trabajo y de aportar buenas ideas y soluciones acertadas a los problemas.

Una de las cosas que tienen en común es que muchos de ellos se han aplicado la regla de las 5 horas, una teoría de aprendizaje que planteó el emprendedor Michael Simmons. El que más la ha popularizado ha sido el fundador de Microsoft Bill Gates, y no es el único.

Se sabe que el empresario Elon Musk también la ha seguido. Pero no hace falta ser un gran directivo. Es una propuesta de desarrollo personal muy efectiva, que puede ser útil a cualquiera para ser más creativo y crecer a nivel personal.

En qué consiste la teoría de las 5 horas

Esta teoría parte de un hábito que muchos creen erróneamente que, en la era de las redes y los vídeos cortos, está ya en vías de extinción: la lectura. Es significativo que figuras que destacan precisamente por moverse en el mundo de la ciencia y los ordenadores sean los primeros en seguir una idea que se basa en leer.

La propuesta de Simmons no es simplemente leer. Lo que plantea esta teoría de las 5 horas es una propuesta de lectura muy determinada, basada en el propósito de que aporte un aprendizaje y que le saquemos provecho.

Se resumiría en que hay que conseguir dedicar esas 5 horas a la semana a este aprendizaje deliberado. Para aplicar la teoría debemos seguir estos pasos:

  • Buscar una lectura de interés. Da igual el tema, puede ser algo de nuestro ámbito de trabajo o de otros, incluso pueden ser libros de divulgación que pensemos que pueden estar bien. Lo que se busca es que pensemos que nos vayan a aportar algo nuevo.
  • Después de haber leído un rato, hay que dedicar un tiempo a reflexionar sobre lo que hemos leído. Qué ideas nos ha sugerido la lectura. Es la manera de que no se olvide lo leído y quede un poso.
  • Por último, hay que buscar maneras en las que esa lectura nos puede servir en nuestra vida. Si no le ves una aplicación inmediata, imaginar cómo podría servir en un futuro hipotético. Puede ser algo tan simple como que nos aporte temas de conversación interesantes.

Qué ventajas aporta este método

mujer oficina sonriendo

La falta de reconocimiento profesional afecta más a las mujeres.

istock

Una de las claves de esta propuesta es que sea consistente en el tiempo. No se trata de que cojas un libro y lo analices. Se basa en que conviertas la teoría de las 5 horas en un hábito permanente y que lo sigas todas las semanas sin excepción. Que forme parte de tu rutina de vida.

El hecho de que figuras tan prominentes como Gates avalen la técnica da fe de sus beneficios. Después de que numerosas personas lo hayan seguido, ya se han podido constatar algunas de las ventajas que proporciona:

  • Aprendizaje continuo. Te ayuda a no quedarte estancado en tus conocimientos. Fomenta una cultura del aprendizaje. Te incentiva a que dediques tiempo a la mejora tanto personal como profesional.
  • Mejoras la productividad. No es tiempo perdido. El propio Gates ha explicado que esta rutina le ha permitido mejorar su productividad. Es un enfoque estructurado de aprendizaje que te ayuda a resolver problemas en menos tiempo.
  • Aporta crecimiento personal. Es un enfoque holístico del conocimiento. Te abre puertas para que indagues en todas las ramas del saber y crezcas como persona. Además, esta rutina puede servirte para adquirir disciplina en tu vida diaria.
  • Estimula la creatividad. La reflexión y la experimentación puede impulsar la innovación. Puedes descubrir soluciones y enfoques originales a los desafíos.
  • Enseña rutinas: te puede ayudar ser más disciplinado al autoexigirte estas rutinas y la estructuración en el aprendizaje.

Qué críticas se le pueden hacer

Bill Gates, que se ha centrado en los últimos años en la filantropía y en apoyar la concienciación ante los retos que tenemos en nuestra sociedad global, anima a que la gente siga este método para ser más conscientes y estar mejor informados antes de actuar. De hecho, es habitual que haga recomendaciones de lecturas en sus redes sociales.

Sin embargo, como todas las propuestas que han tenido un gran efecto mediático, la teoría de las 5 horas también tiene detractores, que ven algunos problemas en su planteamiento. Las críticas más habituales son:

  • Problemas de tiempo. Se critica que 5 horas es muchos tiempo para personas con una agenda muy apretada. No hay que olvidar que no es una lectura de relax, con un libro que distraiga, sino una lectura con un propósito. Es como dedicar cada día una hora extra al trabajo.
  • Distorsiones individuales. Hay personas que pueden tener dificultades para encontrar los métodos de aprendizaje más adecuados dentro del tiempo asignado. Hay lecturas que pueden requerir dedicarle dos o tres horas seguidas, que no se tienen.
  • Necesitas actitud previa. Esta técnica exige disciplina y compromiso. No todo el mundo está habituado a ser tan cuadrado en sus horarios. Si no encuentras la motivación desde el principio, no vas a conseguir mantener la disciplina y el método no funcionará.
  • Sobrecarga de información. Esta autoexigencia puedes acabar pagándola con cansancio y fatiga mental.
  • Una eficacia difícil de cuantificar. Puede que esta regla no sea para ti, porque dedicas horas y horas sin que hayas podido obtener resultados tangibles, ya sea porque has equivocado las lecturas o porque no has sabido hacer las deducciones apropiadas.

En todo caso, se trata de una propuesta interesante. El saber no suele ser un paso hacia atrás y el hábito de la lectura es bueno recuperarlo cuando se ha perdido. Recuerda que leer aporta más calma y mejor estructuración en la organización de pensamientos que las imágenes de las pantallas.