Soledad López
Soledad López

Periodista especializada en salud

Demostrado científicamente: la fruta y la verdura reducen los niveles de estrés
iStock by Getty Images

Los beneficios de la fruta y la verdura para la salud han sido ampliamente demostrados. Una dieta rica en estos alimentos previene enfermedades cardiovasculares y reduce el riesgo de muerte.

Pero el efecto protector de frutas y verduras va más allá porque podrían ser una píldora eficaz para combatir uno de los males de las sociedades modernas: el estrés. Así lo ha demostrado un estudio de la Universidad Edith Cowan de Australia.

Casi medio kilo de fruta y verdura al día

El consumo de vegetales tiene un poderoso efecto sobre nuestra salud mental.

Para demostrarlo, el estudio al que nos referimos analizó el vínculo entre la ingesta de frutas y verduras y los niveles de estrés de más de 8.600 australianos entre 25 y 91 que participaron en el Estudio Australiano de Diabetes, Obesidad y Estilo de Vida (AusDiab).

Tras analizar los datos de este amplísimo grupo de todas la edades, los investigadores llegaron a la siguiente conclusión:

  • Las personas que comen 470 gramos de frutas y verduras al día tienen unos niveles de estrés un 10% más bajos que los que no llegan a 230 gramos (es lo que pesan unas dos piezas de fruta).

"Descubrimos que las personas que consumen más frutas y verduras están menos estresadas que las que ingieren menos, lo que sugiere que la dieta juega un papel clave en el bienestar mental", señala Simone Radavelli-Bagatini, del Instituto de Investigación en Nutrición de la Universidad Edith Cowan y autora del estudio.

Estrés, antesala de trastornos graves

La pandemia de la Covid ha puesto sobre la mesa un aspecto de la salud poco abordado: la salud mental. Las situaciones excepcionales que hemos vivido han aumentado los problemas de salud mental, pero no es algo nuevo.

Se calcula que 1 de cada 10 personas en el mundo tiene un trastorno de salud mental. Y en cuanto al estrés, cierta dosis puede considerarse normal, pero la exposición a largo plazo puede afectar a la salud mental.

"El estrés a largo plazo y no controlado puede conducir a una variedad de problemas de salud que incluyen enfermedades cardíacas, diabetes, depresión y ansiedad, por lo que debemos encontrar formas de prevenir y aliviar los problemas de salud mental en el futuro", afirma Radavelli-Bagatini.

La alimentación, junto con el ejercicio, deberían ser los dos grandes pilares para combatir el estrés y cuidar nuestra salud mental sin necesidad de recurrir a fármacos.

El efecto anti-estrés de fruta y verdura

La relación entre la comida y el estado de ánimo está ampliamente demostrada. Pero este estudio da un paso más adelante y cuantifica la cantidad de fruta y verdura (medio kilo al día aproximadamente) que debemos comer para mantener el estrés a raya.

¿Cómo consiguen estos alimentos reducir los niveles de estrés? ¿Cómo actúan exactamente? La investigadora da pistas sobre la acción anti-estrés de frutas y verduras:

  • "Contienen nutrientes esenciales como vitaminas, minerales, flavonoides y carotenoides que reducen la inflamación y el estrés oxidativo", explica.
  • "Es bien sabido que la inflamación y el estrés oxidativo de forma mantenida en el organismo son factores que aumentan el estrés y la ansiedad y favorecen un estado de ánimo bajo", concluye.

La Organización Mundial de la Salud recomienda comer 400 gramos de fruta y verdura al día. Cantidad que se aproxima a la que sugiere este estudio australiano para reducir el estrés: 470 g al día.

Otros estudios lo miden en porciones y aconsejan que lo ideal es consumir 5 porciones de fruta y verdura al día.

Según la pirámide de alimentación saludable de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC) la recomendación es consumir un mínimo de 2 o 3 raciones de verduras y hortalizas al día y de al menos 3 o 4 raciones de fruta diarias.

Un reciente trabajo de la Escuela de Medicina de Harvard y el Hospital Brigham and Women's de Boston sugiere que hay que comer más verdura que fruta: 3 raciones de verdura y 2 de fruta.

Sea como sea, el consumo de estos alimentos en España y en la mayoría de países está muy por debajo de lo recomendado.

Según un estudio de la Fundación Española de la Nutrición (Anibes), los españoles ingieren unas 156 calorías al día entre fruta y verdura, es decir, apenas dos raciones.