Cómo preparar el té de diente de león: la bebida que te depura para levantarte deshinchada por la mañana

Esta deliciosa infusión ayuda a desintoxicar el cuerpo y tiene el poder de estimular la digestión, entre tantos otros beneficios.

Actualizado a

Té de diente de león

La infusión de diente de león favorece a la digestión gracias a las propiedades curativas que posee.

iStock

El té de diente de león ha ganado popularidad en los últimos años y con razón gracias a los increíbles beneficios que tiene para la salud. Esta infusión natural es una de las que no puede faltar en la dieta diaria de aquellos que buscan mejorar su bienestar de forma natural. Es por esto que, si quieres sentirte mejor, esta bebida será tu mejor aliada. Especialmente si sientes malestar después de alguna comida. Para evitar sentir hinchazón y pesadez, e incluso dormir mejor, debes animarte a probar esta hierba.

¿Por qué? Porque sus propiedades han sido respaldadas por la ciencia, que ha demostrado los efectos positivos en el cuerpo de esta poderosa bebida.

¿Qué es el diente de león?

Ramo de diente de león

Las plantas de diente de león son comestibles en su totalidad, desde las flores y las hojas, hasta las raíces.

iStock

De origen silvestre, se trata de una planta herbácea oriunda de Europa, Asia y América del Norte, entre otras regiones del mundo en las que crece.

Pese a que muchos la han considerado durante mucho tiempo como una "mala hierba", lo cierto es que el diente de león es utilizado para la producción de productos farmacéuticos naturales y mezclas de tés.

Incluso también puedes usarla como alimento: sus hojas verdes son ideales para todo tipo de ensaladas. Sus raíces también son comestibles y pueden servirte para reducir los niveles de azúcar en la sangre. 

Esto sucede ya que la raíz de diente de león contiene inulina, una fibra dietética que funciona como alimento para las bifidobacterias y las bacterias del ácido láctico. Es decir, en tu organismo servirá como prebiótico.

Su nombre científico del diente de león es “taraxacum officinale” y sus cualidades medicinales fueron empleadas por la medicina tradicional durante siglos. Por ejemplo, durante la Edad Media el jugo lechoso de esta planta era aprovechado para tratar enfermedades oculares y en la Antigua Grecia, para aplacar las molestias estomacales.

En cuanto a la importancia nutricional que el diente de león tendrá en tu dieta, se puede decir que es una planta con alto contenido en principios amargos (taraxacina, eudesmanólidos), flavonoides, xantófilos, carotinoides y triterpenos. Además, es fuente de vitamina B2 y C, así como también potasio.

Es por esto que el diente de león actúa como diurético y estimulador del apetito. Por otra parte, también podrá ayudarte en las patologías hepáticas y los trastornos de la digestión. 

Hoy en día, se consume popularmente en forma de té o infusión, ya que entre otras de sus incontables ventajas, esta planta no contiene teína. En pocas palabras, esta bebida podrá convertirse en una de tus preferidas, no sólo por sus propiedades, sino porque además te sentará muy bien cuando la consumas. Su efecto es casi inmediato.

Cómo preparar té de diente de león

Infusión de diente de león

Esta planta medicinal es utilizada para curar y prevenir muchas enfermedades.

iStock

Para preparar el té de diente de león es necesario 1 cucharada de hojas o raíz (ya sean frescas o secas) y 1 taza de agua. Es un procedimiento sencillo y no te tomará más que unos minutos.

En el siguiente paso, tendrás que calentar el agua al fuego -o en un hervidor- hasta que llegue a su punto justo de ebullición. Una vez que se retira del fuego, tendrás que añadir el diente de león.

Idealmente, para que la infusión encuentre su punto justo, deberías dejar reposar unos 10 o 15 minutos. Transcurrido este tiempo, cuela el líquido para poder disfrutar de tu exquisito té. ¡Y listo! Ya puedes disfrutar de este manjar.

Si hablamos de "maridajes perfectos", al té de diente de león le va muy bien el limón o un poco de jengibre. El resultado será una "fiesta" para el paladar.

5 Beneficios del té de diente de león

  • Poder desintoxicante. El diente de león posee entre una de sus principales cualidades, su capacidad para ayudar al hígado a eliminar las toxinas del cuerpo. Este efecto resulta muy beneficioso para la salud ya que ayuda a la desintoxicación del organismo.
  • Estimula la digestión. Alivia la hinchazón y el estreñimiento, así como también el malestar estomacal. Esto se debe a que los compuestos activos de la planta apoyan la función hepática.
  • Propiedades diuréticas. Esta infusión es recomendable si sufres retención de líquidos ya que aumenta la producción de orina.
  • Poder antioxidante. Tiene la capacidad de combatir el estrés oxidativo y de proteger las células del daño causado por los radicales libres, ya que es una fuente rica en antioxidantes.
  • Mejora la piel. Contribuye al bienestar de la piel gracias a las propiedades antioxidantes y antiinflamatorias que posee.

Otras formas de tomar DIENTE DE LEÓN

Diente de león

El diente de león es considerara una de las hierbas más estudiadas por la ciencia médica occidental.

iStock

Recuerda que el diente de león no sólo puede utilizarse para hacer té o infusiones, sino que existen diversas maneras para incorporar esta planta a tu dieta y aprovechar sus beneficios para tu salud. 

  • Suplementos de diente de león: se consiguen en forma de cápsulas, extractos líquidos o polvo. Es la opción ideal para aquellos que quieren beneficiarse con sus propiedades de forma mucho más concentrada.
  • Hojas de diente de león en ensaladas: esta forma de consumir la planta es especial para darle un toque amargo y nutritivo a las comidas. Las hojas son fuente de vitaminas y minerales, incluyendo vitamina A, vitamina C y hierro, entre otros.
  • Raíz de diente de león en tinturas: se utiliza en la preparación de tinturas, como extractos concentrados de la planta. Esta presentación se usa sobre todo para tratar problemas de hígado.