El alimento rico en triptófano para mujeres de 50: me ayuda a dormir bien, me deshincha y cuida mis huesos y mi piel

A medida que cumplimos años, elegir bien los alimentos que componen nuestra dieta diaria se vuelve más y más importante. Este que te vamos a recomendar puede mejorar considerablemente tu salud.

Celia Perez León
Celia Pérez León

Redactora especializada en estilo de vida y nutrición

Actualizado a

mujer 50 feliz corriendo playa

La alimentación es clave para combatir los signos de la menopausia.

ISTOCK

Cumplir años no tiene por qué significar cansancio, apatía ni problemas de salud. Con una alimentación equilibrada y saludable, el paso del tiempo es solo un dato más a considerar. Aunque está claro que hay algunos inconvenientes que parecen inevitables a partir de cierta edad: falta de elasticidad en la piel, problemas en los huesos, dificultad para conciliar el sueño o la hinchazón del vientre causada por problemas digestivos.

Pero ¿y si un solo alimento pudiera ayudarte con todos estos problemas? Por supuesto, no es ninguna fórmula mágica, pero puede mejorar considerablemente tu salud y ayudarte a mejorar en todos estos aspectos. Además, es un alimento delicioso, nutritivo y fácil de incluir en la dieta diaria.

Un alimento rico en triptófano

Lo que hace tan especial a este alimento del que vamos a hablar, es su alto contenido en triptófano. Este aminoácido esencial no puede ser producido por el cuerpo humano, por lo que necesitamos obtenerlo a través de la dieta. Y, sin embargo, es indispensable en el organismo, dado que cumple una gran variedad de funciones importantes en el mismo.

Por mencionar algunas, el triptófano se encarga de la síntesis de algunos neurotransmisores básicos de nuestro cuerpo, como la serotonina (la famosa hormona de la felicidad) y la melatonina. La primera, en particular, es la hormona que regula el estado de ánimo, el sueño, el apetito y otros procesos fisiológicos, que pueden verse afectados si no consumimos suficiente triptófano.

Todo esto es esencial para una persona de cualquier edad, pero a partir de los 50, los cambios hormonales que se producen en el cuerpo femenino hacen sea aún más importante tener suficiente triptófano en el organismo.

Solo nos queda revelar cuál es el alimento secreto que puede aportarte este nutriente tan importante. Es fácil de conseguir, de consumir y está delicioso. Estamos hablando de la ciruela. Cada pieza de esta fruta puede aportar entre 3 y 4 miligramos de este aminoácido esencial.

Beneficios de comer ciruela a partir de los 50

Las ciruelas pasas protegen los huesos

iStock by Getty Images

Su rico aporte de triptófano no es lo único positivo que nos ofrece la ciruela. Esta fruta es rica en fibra, vitaminas C, K y A, minerales como el potasio, el magnesio, el hierro y el calcio, y antioxidantes. Además, tiene un bajo aporte calórico y un alto contenido de agua, lo que hace que sea refrescante e hidratante.

Pero además de ser nutritiva y deliciosa, la ciruela presenta muchas ventajas para la salud que debemos tener en cuenta, en especial a partir de los 50.

Mejora la salud digestiva

Las ciruelas son conocidas por su alto aporte de fibra, tanto soluble como insoluble. Cuando este nutriente entra en nuestro organismo, se disuelve en el agua y forma una especie de gel en el tracto digestivo, que facilita bastante la digestión.

Esto no solo ayuda a prevenir el estreñimiento, estimulando el momento intestinal. También contribuye a reducir la hinchazón que puede provocarse en la zona del vientre a causa de una mala digestión. Algo que, con el paso de los años, comienza a volverse más frecuente y que empeora con la falta de actividad física, los cambios en la dieta y alteraciones intestinales típicas de la edad.

Ayuda a dormir bien

CIRUELA

ISTOCK

Como ya hemos mencionado previamente, el triptófano es esencial para sintetizar dos neurotransmisores muy importantes en el cuerpo humano: la serotonina y la melatonina. Ambas hormonas juegan un papel indispensable en la regulación del ciclo sueño-vigilia, que es el que nos permite descansar cuando dormimos.

Con la edad, es habitual que los desequilibrios emocionales, sumados a las preocupaciones y otras circunstancias ajenas al cuerpo humano, hagan que sea más complicado conciliar el sueño o conseguir un descanso reparador por las noches.

Al consumir ciruelas de forma habitual, conseguirás que la cantidad de triptófano disponible en el torrente sanguíneo sea mayor, por lo que tu cuerpo podrá sintetizar sin dificultades estas dos hormonas esenciales para el descanso. De esa forma, mejorarás de forma considerable tu relación con el sueño, consiguiendo dormir de forma profunda y reparadora.  

Regula los niveles de azúcar en sangre

Dado su rico aporta en fibra, comer ciruela de forma habitual puede ayudar a tener controlados los niveles de azúcar en sangre. A partir de los 50, el riesgo de desarrollar resistencia a la insulina o diabetes tipo 2 aumenta considerablemente, por lo que es importante prevenir los picos bruscos de glucosa en sangre.

La ciruela nos ayuda en este cometido gracias a la fibra, que forma un gel en el tracto digestivo que ralentiza la absorción de la glucosa en el torrente sanguíneo tras las comidas. Así, los niveles de azúcar se mantienen más estables en sangre. Es decir, es el postre perfecto para evitar picos de glucemia.

Es beneficiosa para el corazón

Ha quedado demostrado que la fibra soluble, de la cual la ciruela aporta 1,4 g por cada 100 gramos, puede ayudar a reducir los niveles de colesterol LDL. Es decir, lo que conocemos popularmente como “el colesterol malo”.

Esto sucede porque la fibra soluble se une al colesterol en el tracto digestivo, y favorece su eliminación antes de que pase al torrente sanguíneo. De esta forma, comer ciruelas de forma diaria puede ser una buena forma de prevenir problemas como la hipertensión y otras enfermedades del sistema circulatorio.

Cuida de tus huesos

Hojaldre de ciruelas a la albahaca

Uno de los puntos más interesantes de la ciruela para mujeres que ya han cumplido los 50 años es su poderoso efecto para la salud ósea. Como sabes, a partir de cierta edad, y en especial a partir de la menopausia, el riesgo de sufrir osteoporosis y otros problemas relacionados con los huesos aumentan considerablemente.

La ciruela nos ayuda en esta situación gracias a que nos aporta nutrientes esenciales para la salud de los huesos, como el calcio, el magnesio, la vitamina k y el boro. Todos ellos juegan un papel esencial en la formación, el mantenimiento y la recuperación de los huesos. Tanto es así, que se ha demostrado que consumir 50 gramos de ciruela al día (aproximadamente una pieza) puede reducir de forma considerable las posibilidades de sufrir osteoporosis.

Tiene efecto saciante

La ciruela también puede ayudarnos a controlar el peso e, incluso, a adelgazar si la consumimos de forma habitual. Esto se debe a que, al igual que otras frutas ricas en fibra, tiene un poderoso efecto saciante.

Uno de los efectos de la fibra en el tracto digestivo es el de retrasar el vaciamiento gástrico, lo que hace que la sensación de plenitud que sentimos tras comer se prolongue más tiempo de lo habitual. Además, dado que ralentiza la absorción del azúcar, evita que suframos picos de glucemia, que son los responsables de los antojos dulces.

Por último, y dado que aporta una gran cantidad de agua, las ciruelas son una fruta voluminosa, pero bajo en calorías. Esto hará que tu estómago se llene más que al consumir otro tipo de alimentos, habiendo consumido un número menor de calorías.

Mejora la salud de la piel

Otra de las principales cualidades de la ciruela es que aportan una gran variedad de nutrientes que son esenciales para cuidar la piel, algo que se vuelve aún más importante a partir de los 50.

La ciruela contiene polifenoles, vitamina C y otros antioxidantes que ayudan a combatir el daño que los radicales libres causan en la piel. Estos son los responsables de acelerar el proceso de envejecimiento dermatológico, dado que provocan el estrés oxidativo que daña a las células de la piel.

Es evidente que comer ciruelas no hará que amanezcas con la piel más joven de la noche a la mañana. Pero sí puede contribuir a mejorar su apariencia si la consumes a diario, y retrasará la aparición de los efectos de la edad.

Cuida de tu salud mental

El alto contenido en triptófano que aporta la ciruela es esencial para mantener una salud mental estable, dado que es el aminoácido que utiliza nuestro organismo para producir serotonina. Este neurotransmisor, cuyos niveles bajos en sangre tienen una relación directa con la depresión, la ansiedad y otros trastornos mentales, es conocido como “la hormona de la felicidad”.

Esto se debe a que la serotonina es la hormona encargada de regular nuestras emociones, mejorar nuestro estado de ánimo, ayudarnos a dormir, moderar nuestro apetito e incluso de proteger la función cardiovascular. Por eso, al consumir ciruelas, estaremos facilitando la síntesis de esta hormona tan especial que, al ser liberada por nuestro cerebro, nos produce sensaciones de placer, paz y bienestar.