Qué tienes que desayunar para no tener la barriga hinchada en todo el día

Si quieres empezar bien la mañana, estos son los alimentos que no pueden faltar en tu mesa. No hinchan, te llenan de energía y aportan una considerable sensación de saciedad.

Celia Perez León
Celia Pérez León

redactora especializada en estilo de vida y nutrición

Actualizado a

desayuno vientre plano

Con este desayuno conseguirás tener el vientre plano durante el resto del día. Además, es saciante y contiene todos los nutrientes que necesita tu cuerpo. 

CANVA

Somos lo que comemos, suele decirse. Y aunque hay mucho que podríamos discutir sobre este asunto, lo cierto es que lo que comemos puede marcar en gran medida nuestro estado de ánimo, nuestra forma física y hasta cómo nos sentimos cada día. Por ejemplo, un buen desayuno, rico en antioxidantes, con propiedades antiinflamatorias y bien diseñado, puede ayudarte a tener el vientre plano durante el resto del día.

Por supuesto, este desayuno no hace milagros. Pero sí nos evita varias cosas. Que te hinches por culpa de los gases o la retención de líquidos, que te notes pesada y que te entre hambre al poco tiempo de haber desayunado. Así no solo te ayudará a mantener el vientre plano, sino que facilitará el control de la ingesta calórica. Y lo mejor de todo es que no le falta ningún nutriente para que tu cuerpo se sienta lleno de energía. ¿Te apetece probarlo?

El desayuno perfecto para tener el vientre plano

Para conseguir un vientre plano desde el desayuno, además de haber tomado una cena antiinflamatoria que no te haga amanecer con problemas digestivos, debes evitar todos aquellos productos que pueden hincharte o causarte gases. También necesitaremos alimentos que desinflamen y deshinchen de forma natural, para combatir algunas de las causas naturales del vientre hinchado, como puede ser una digestión lenta o la retención de líquidos.

Pero, además, este desayuno debe contener todos los nutrientes necesarios para que nuestro cuerpo se mantenga activo y lleno de energía durante el resto del día. Y además debe ser saciante. Si no controlamos la ingesta calórica durante la mañana, podemos acabar volviendo a hincharnos a causa de la sobre alimentación.

De cualquier forma, lo más importante de este desayuno no es que te deje el vientre plano. Este es un efecto temporal y superficial, y no hay nada de malo en tener el vientre hinchado. Todos los cuerpos son bonitos tal y como son. Lo que sí es realmente interesante es que, gracias a su diseño especial, nos aporta antioxidantes y compuestos antiinflamatorios que son esenciales en la prevención de ciertas enfermedades, así como todos los nutrientes que necesita el organismo para desayunar.

Té verde con jengibre

Vamos a empezar la mañana con un té verde con un poco de jengibre. De todas las bebidas posibles con las que puedes empezar el día, esta es la mejor si quieres tener el vientre plano y pretendes cuidar de tu salud desde primera hora de la mañana.

El té verde es rico en antioxidantes que pueden ayudar a combatir el daño oxidativo del cuerpo, reduciendo el riesgo de sufrir enfermedades crónicas y promoviendo la salud general. Además, este tipo de té es el que más ha sido estudiado por su impacto positivo sobre el metabolismo y la quema de grasas.

Las catequinas que contiene este el té verde pueden aumentar la tasa metabólica, algo muy útil para mantener o, incluso, perder.

Por otro lado, el jengibre es digestivo y antiinflamatorio, por lo que puede reducir la hinchazón abdominal al mismo tiempo que facilita la digestión del resto de alimentos que componen este desayuno.

Yogur griego con avena

Como plato principal de este desayuno, te ofrecemos una mezcla de yogur griego, avena y semillas de chía. Es una mezcla perfecta en cuanto a composición nutricional que, además, puede ayudarte a deshinchar el vientre.

Para empezar, tenemos el yogur griego, una fuente de proteínas y calcio excelente que te ayudará a sentirte saciada durante más tiempo, estabilizando los niveles de azúcar en sangre.

Añadimos la avena, rica en fibra soluble. Este nutriente es esencial para mantener la salud digestiva y, por tanto, evitar que nos hinchemos durante el desayuno. Puedes usar avena tradicional o copos de avena, aunque la primera opción es mucho más recomendable porque te aseguras de evitar productos con azúcares añadidos. Si vas a usar avena tradicional, puedes cocinarla o dejarla remojar en el yogur durante toda la noche antes de comerla para que sea más fácil de digerir.

Para acabar, añadimos a esta mezcla unas semillas de chía. Además de ser ricas en proteínas, fibra, ácidos grasos omega 3 y antioxidantes, estas semillas tienen propiedades antiinflamatorias que mejoran el tránsito intestinal, evitando que el abdomen se hinche.  

Un toque frutal

Para acabar, todo buen desayuno debe acompañarse de una fruta. Para un desayuno libre de hinchazón, debes elegir piezas bajas en azúcares. Y aunque hay muchas opciones que cumplen con esta condición (kiwi, fresas, frambuesas, y otras bayas), la piña es la mejor alternativa para un desayuno libre de hinchazón abdominal.

La piña es rica en fibra, por lo que puede facilitar la digestión y promueve la regularidad intestinal, previniendo así el estreñimiento, que es una de las principales causas de hinchazón en el vientre.

Además, tiene un alto contenido en vitamina C, un antioxidante que protege a las células del cuerpo contra el daño causado por los radicales libres. Esto hace que sea una fruta muy buena para el cuerpo en general, pero en particular para el sistema inmunológico y la piel.

Por último, la pila contiene una enzima digestiva llamada bromelina, que puede ayudar a descomponer las proteínas y facilita la digestión. Este compuesto también tiene propiedades antiinflamatorias, por lo que es muy eficaz para combatir la distensión abdominal. ¡Y también tiene efecto diurético! ¡Es perfecta para controlar la hinchazón del vientre!