Tortitas de arroz o de maíz: ¿son un snack sano para no engordar?

Todos las hemos comido alguna vez y parecen ser la clave para controlar el peso cuando nos disponemos a adelgazar. Pero ¿realmente son buenas las tortitas de arroz o de maíz?

Celia Perez León
Celia Pérez León

Redactora especializada en estilo de vida y nutrición

Actualizado a

tortitas arroz

Las toritas de arroz y maíz pueden ser altas en sal y, en algunos casos, en azúcares y grasa. 

Cuando se trata de bajar de peso, contar con opciones con las que matar el gusanillo bajas en calorías es esencial. De esa forma, podemos evitar alimentos densos en calorías, grasas o azúcares que nos alejarán del objetivo: bajar de peso. De entre todas esas opciones que ofrece actualmente el mercado, las tortitas de arroz o maíz se encuentran entre las más populares.

Pero ¿son realmente la mejor opción para bajar de peso? ¿De verdad son sanas? Durante años nos hemos hecho estas preguntas y la comunidad médica ha discutido ampliamente sus beneficios e inconvenientes. Sin embargo, las dudas se han disipado finalmente y la discusión ha terminado de forma definitiva. La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) tiene el veredicto.

¿Son saludables las tortitas de maíz o de arroz?

La primera pregunta que buscaba responder la OCU con su estudio sobre tortitas de arroz y maíz, en la que han analizado más de 150 marcas distintas, era si son realmente saludables. Se venden como un snack sano e ideal para perder peso, pero ¿lo es?

En su estudio, la OCU diferencia claramente tres tipos de estas tortitas que todos hemos probado: las clásicas, de arroz o maíz, las que tienen sabores (a fresa, queso, a olivas, etc.) y las de chocolate. Así, pues, vamos a contarte sus condiciones por separado.

Tortitas clásicas, generalmente buenas

Las tortitas clásicas, que aportan poco sabor, pero que alivian el hambre de forma eficaz, han resultado ser las mejor valoradas en el estudio. La OCU destaca de ellas que no tienen azúcares añadidos, son bajas en grasas y no contienen aditivos como saborizantes, aromas o potenciadores del sabor. Hasta aquí, todo bien.

El principal problema que enfrentan estas tortitas es su alto contenido en sal, que en el 30% de las marcas se encuentra por encima del límite recomendado (1,25%).

Aun así, el estudio concluía que 3 de cada 4 tortitas clásicas eran saludables, y la restante seguía siendo un alimento aceptable.

Tortitas de sabores, aceptables en el mejor de los casos

Las siguientes de la lista son las tortitas de sabores, que cada vez se han vuelto más populares entre quienes consumen este tipo de productos. ¿Son saludables? Lo cierto es que no siempre lo son.

Como punto a favor de estas tortitas, consiguen solventar el problema de la sal, dado que su porcentaje es menor que el de las clásicas. Sin embargo, contienen muchos aditivos, entre los que destacan los aromas, los colorantes y los potenciadores del sabor. Y este tipo de sustancias, en grandes cantidades, pueden no ser saludables.

De ahí que el estudio de la OCU concluya que el 50% de estas tortitas son aceptables, y el 40% son directamente malas para la salud.  

Tortitas de chocolate, mejor evitarlas

Llegamos al producto estrella de muchos usuarios, las tortitas con cobertura de chocolate. Son las más atractivas, pero desgraciadamente, también son las menos saludables de la lista. Sobre ellas, la OCU no tiene duda: no son saludables.

Para empezar, la mayoría de ellas son altas en grasa, llegando a alcanzar hasta un 25% de este nutriente. Por otro lado, son ricas en azúcares. La mayoría de ellas supera el 22,5% de azúcares.

Por si esto fuera poco, las tortitas de chocolate son mucho más calóricas que las anteriores, llegando a duplicar el aporte calórico de la clásica en la mayoría de los casos. Así que, además de no ser buenas para la salud, tampoco ayudan a bajar de peso.

Pero... ¿ayudan a bajar de peso?

Descartando las de chocolate y teniendo cuidado al elegir las de sabores, podemos deducir que no hay nada esencialmente malo en comer tortitas de maíz o de arroz clásicas. La única precaución necesaria es asegurarnos de que no supere el porcentaje de sal adecuado para este tipo de productos.

Pero la pregunta que debemos hacernos es, ¿realmente ayudan a bajar de peso? La respuesta es sí, y no.

Las tortitas de arroz y maíz cumplen una función esencial en la dieta, que es la de controlar el apetito para reducir la ingesta calórica. Están diseñadas para ser saciantes y ayudarnos a evitar el consumo de otros alimentos más densos en calorías, azúcares y grasas, como bollería industrial, galletas u otros procesados.

Sin embargo, lo cierto es que su aporte calórico no es tan bajo como cabría esperar. Si comparamos la cantidad de caloría que encontramos en 100 gramos de tortitas de arroz con las que nos aporta un trozo de pan blanco o integral, este último sale ganando. Y tampoco hay mucha diferencia calórica entre una de estas tortitas y unas galletas maría, por ejemplo.

Así que, en realidad, deberíamos buscar alternativas más saludables y que realmente sean bajas en grasa como snacks para bajar de peso.

Snacks que sí ayudan a bajar de peso y son saludables

palomitas

En lugar de las tortitas de arroz o de maíz, existen otras muchas alternativas si estás buscando un snack saludable, que sacie y que te ayude a bajar de peso. Y todos ellos pueden prepararse en casa. Te dejamos con algunas alternativas cuyo aporte calórico es mucho más bajo que el de las tortitas mencionadas:

  • Palomitas de maíz caseras. Aportan aproximadamente 30 o 40 calorías por cada 100 g (mucho menos que las 390 calorías que aportan las tortitas). Eso sí, lo ideal es que las prepares sin aceite, sin sal y sin ningún otro agregado (azúcar, mantequilla, saborizantes, etc.)
  • Rodajas de pepino con humus. Con tan solo 15 calorías por cada 100g, el pepino es ideal para bajar de peso. Si lo mezclas con el humus, cuyo aporte calórico no suele superar las 200 calorías en estas cantidades, tendrás un snack saludable, sabroso y muy saciante.
  • Zanahorias baby con salsa de yogur. Además de delicioso, este snack apenas aporta unas 90 calorías (en total) por cada 100 gramos. Y no solo es saciante, sino que ofrece muchos nutrientes esenciales para el organismo.
  • Chips de kale al horno. Son fáciles de preparar, saben muy bien y no aportan más de 50 calorías por cada 100 gramos.