Semana 10 de embarazo: síntomas de la madre y tamaño del feto

Estás en la segunda semana del tercer mes de embarazo y el embrión ha pasado a ser un feto que está desarrollando sus diferentes órganos y partes del cuerpo. En esta semanas empiezas a tener ya más barriga.

Actualizado a
Belén Chocano
Belén Chocano

Matrona y enfermera especialista en pediatría

Diana Llorens
Diana Llorens

Periodista

Semana 10 de embarazo
iStock by Getty Images

En la semana 10 la membrana entre los dedos de las manos y los pies ya ha desaparecido y el bebé casi puede tocarse la cara.

Se acerca el fin del primer trimestre de embarazo y si todavía no has tenido ningún síntoma, es posible que de repente empieces a notar cambios en tu cuerpo.

La madre en la semana 10 de embarazo

En los próximos días o semanas, y a medida que desaparezcan síntomas como las náuseas, irás notando otros como los dolores o molestias en el abdomen, debidos a que este se estira para acomodar al bebé. Este dolor en los ligamentos del abdomen es más fuerte si esperas gemelos.

Puede que ya hayas empezado a notar tu barriga y, aunque para los demás aún no sea evidente, no podrás ocultarla por mucho tiempo. Además, probablemente empezarás a necesitar pantalones más anchos o con cinturilla elástica.

Es normal que tengas las emociones a flor de piel y estés de mal humor más a menudo que de costumbre.

  • Ser abierta y honesta acerca de tus sentimientos con las personas de tu círculo de confianza te evitará malentendidos.

Probablemente también tengas más hambre de lo habitual. Si es así, no te dejes llevar por los ataques de hambre y trata de optar siempre por alimentos saludables. La planificación en las comidas y tener la despensa preparada pueden ser de gran ayuda.

Recuerda que, si tu médico o matrona no te indican lo contrario, la mayoría de las mujeres sanas con un embarazo sin complicaciones pueden seguir haciendo el ejercicio moderado que realizaban o empezar a hacer ejercicio durante el embarazo, durante unos 30 minutos varias veces a la semana.

  • Caminar y nadar son muy buenas opciones.

También debes saber que, en algunas mujeres, el deseo sexual disminuye durante el embarazo, mientras que otras sienten que aumenta su impulso sexual. Ambas situaciones son normales.

El bebé en la semana 10 de embarazo

El bebé ya no es un embrión. Oficialmente se considera un feto y ya mide 3,5 centímetros de largo (de la cabeza a las nalgas), pesa unos 8 gramos y tiene un tamaño similar al de una uva.

  • Los términos “embrión” y “feto” definen diferentes fases de desarrollo: en la fase embrionaria se forman los órganos principales (incluidos el cerebro, el corazón y los pulmones), además de los brazos y las piernas. En el feto, esos órganos y partes del cuerpo crecen y se desarrollan.

Aunque los órganos ya están formados, pocos funcionan todavía.

  • Los órganos sexuales internos están desarrollados, pero aún no se pueden ver sus partes externas, por lo que todavía no se puede identificar en una ecografía si es niño o niña.
  • El corazón tiene 4 cámaras separadas.

Los codos, las rodillas, las muñecas y los tobillos se están desarrollando y los huesos son todavía muy blandos.

La membrana entre los dedos de las manos y los pies ya ha desaparecido y el bebé casi puede tocarse la cara.

Pruebas en la semana 10 de embarazo

Probablemente ya has tenido tu primera visita prenatal (o la tendrás esta semana). En la semana 6 te explicamos las pruebas que te harán en esta visita.

Al principio del embarazo también se pueden realizar diversas pruebas para detectar enfermedades que puedan afectar a tu salud o a la de tu bebé. Unas de ellas es el test de detección prenatal de anomalías cromosómicas, una prueba no invasiva que se puede realizar en cualquier momento a partir de la semana 10.

  • Se suele recomendar a mujeres con riesgo de tener un bebé con anomalías cromosómicas, ya sea por la edad, por antecedentes familiares o por problemas durante el embarazo.
  • Se realiza un análisis de sangre en el que se analiza el ADN fetal en la sangre de la madre.
  • Con este test se puede estimar el riesgo de síndrome de Down (trisomía 21), síndrome de Edwards (trisomía 18) y síndrome de Patau (trisomía 13), anomalías en los cromosomas sexuales, fibrosis quística o hemofilia.
  • Se trata de una prueba de cribado (no de diagnóstico), por lo que sus resultados indican si hay un mayor riesgo de tener una enfermedad grave, pero no son definitivos. Aunque su fiabilidad es alta (especialmente en las trisomías), el resultado debe corroborarse con pruebas más invasivas como la amniocentesis o la biopsia corial.

Esperar los resultados de estas pruebas puede ser estresante, pero conocerlos probablemente te tranquilizará.

PRIMER TRIMESTRESEGUNDO TRIMESTRETERCER TRIMESTRE
Semana 1Semana 14Semana 28
Semana 2Semana 15Semana 29
Semana 3Semana 16Semana 30
Semana 4Semana 17Semana 31
Semana 5Semana 18Semana 32
Semana 6Semana 19Semana 33
Semana 7Semana 20Semana 34
Semana 8Semana 21Semana 35
Semana 9Semana 22Semana 36
Semana 10Semana 23Semana 37
Semana 11Semana 24Semana 38
Semana 12Semana 25Semana 39
Semana 13Semana 26Semana 40
Semana 27