Semana 9 de embarazo: qué cambios nota la madre y cuáles son los riesgos

Esta es la primera semana del tercer mes de embarazo. El feto es del tamaño de un cereza y sigue creciendo y desarrollándose a gran velocidad. Descubre todos los cambios que se producen en tu cuerpo y en el de tu bebé en la semana 9.

Actualizado a
Semana 9 de embarazo
iStock by Getty Images

El latido de tu bebé es ahora lo suficientemente fuerte como para ser detectado por un doppler fetal.

Belén Chocano
Belén Chocano

Matrona y enfermera especialista en pediatría

Diana Llorens
Diana Llorens

Periodista

Estás entrando en el tercer mes de embarazo y las náuseas y otros síntomas pueden ser más fuertes que en semanas anteriores, aunque en breve empezarán a desaparecer. Ten un poco de paciencia.

La madre en la semana 9 de embarazo

La hormona del embarazo (hCG) está alcanzando su punto máximo en tu cuerpo, por lo que es posible que síntomas como las náuseas, los cambios de humor o el cansancio sean más intensos. Sin embargo, a medida que se acerque el segundo trimestre estas hormonas se estabilizaran un poco y te sentirás mucho mejor.

Los dolores de cabeza también son comunes en esta etapa, debido a los cambios hormonales y a factores como la falta de sueño, el estrés o a que has dejado de tomar cafeína. Si son muy fuertes, pregunta a tu médico qué puedes tomar.

Recuerda que antes de tomar cualquier tipo de medicamento, complemento nutricional o suplemento vitamínico o a base de hierbas, debes preguntar a tu médico si es seguro para el bebé.

La acidez o ardor de estómago es otro de los síntomas más comunes y duraderos del embarazo. Las progesterona, una de las hormonas que aumentan durante el embarazo, hace que se relajen los músculos uterinos y la válvula que hay entre el esófago y el estómago, lo que puede provocar acidez.

Realizar pequeñas comidas a lo largo del día y evitar las comidas grasas y copiosas (especialmente por la noche), así como los alimentos picantes, te puede ayudar a evitarlo.

Asimismo, durante el embarazo eres más propensa a las infecciones dentales, por lo que debes tener especial cuidado con tu higiene bucodental. Usa cepillos de dientes suaves e hilo dental y visita a tu dentista para que te haga una revisión.

También es posible que a las 9 semanas de embarazo no presentes ningún síntoma. Si eres una de las pocas afortunadas a las que les sucede, ten en cuenta que aún podrían aparecer.

Por otro lado, la mayoría de las mujeres comienzan a ganar algo de peso en esta etapa y puede que pronto no te cierren bien los tejanos. Sin embargo, en la mayoría de casos el embarazo aún no se notará demasiado.

Tu útero se está expandiendo para acomodar al feto en crecimiento. De hecho, ha duplicado su tamaño y en las próximas semanas comenzará a crecer fuera de la pelvis.

El bebé en la semana 9 de embarazo

El crecimiento del embrión se está acelerando. Mide ahora aproximadamente 1,7 centímetros de largo entre la cabeza y las nalgas y pesa unos 2 gramos, su tamaño es parecido al de una cereza.

La cabeza, aunque todavía es grande en comparación con el resto del cuerpo, está un poco más redondeada y erguida y se parece mucho más a la cabeza de un bebé. Los rasgos faciales también están más definidos.

  • Ya tiene lóbulos en las orejas y una pequeña nariz.
  • El oído externo y el oído medio se están formando, pero el bebé todavía no puede oír.

Debajo de la piel, que es casi transparente, se pueden ver los pequeños vasos sanguíneos.

El latido de tu bebé es ahora lo suficientemente fuerte como para ser detectado por un doppler fetal (un aparato electrónico de uso doméstico que permite escuchar el latido del feto desde el exterior).

El esqueleto del bebé está comenzando a formarse. Los brazos y las piernas son más largos. Los brazos están ahora doblados a la altura del codo y parece como si tu bebé se estuviera abrazando a sí mismo.

Pruebas en la semana 9 de embarazo

¿Ya has tenido tu primera visita prenatal? Si no es así, deberías tenerla muy pronto. Tal como te contamos en la semana 6, debes reservar tiempo para que te hagan todos los exámenes necesarios: análisis de sangre, de orina, etc. Tal vez, si es un embarazo con complicaciones o el médico lo considera necesario, te realicen también una ecografía temprana.

  • A las 9 semanas, las ecografías se suelen realizar por vía transvaginal puesto que el útero aún está situado detrás del hueso pélvico. Es un procedimiento indoloro que consiste en insertar en la vagina una sonda que emite ondas de sonido, lo que permite ver una imagen del embrión en una pantalla.
  • En esta ecografía se puede ver si el embarazo es uterino (es decir, que no hay signos de embarazo ectópico).

En las primeras semanas de embarazo, el riesgo de aborto espontáneo está en la mente de muchas mujeres. Ten en cuenta que, si has visto u oído un latido en la ecografía, el riesgo se reduce drásticamente (es de entre el 2% y el 9% aproximadamente, dependiendo de tu edad) y continuará disminuyendo en las próximas semanas.

PRIMER TRIMESTRESEGUNDO TRIMESTRETERCER TRIMESTRE
Semana 1Semana 14Semana 28
Semana 2Semana 15Semana 29
Semana 3Semana 16Semana 30
Semana 4Semana 17Semana 31
Semana 5Semana 18Semana 32
Semana 6Semana 19Semana 33
Semana 7Semana 20Semana 34
Semana 8Semana 21Semana 35
Semana 9Semana 22Semana 36
Semana 10Semana 23Semana 37
Semana 11Semana 24Semana 38
Semana 12Semana 25Semana 39
Semana 13Semana 26Semana 40
 Semana 27