Por Nuria Blasco

piel menstruacion

Muchas mujeres notamos que hay días que nuestra piel está más seca, o al contrario, que nos aparecen brillos sin que lo podamos evitar. Y es que al igual que nuestro cuerpo, la piel también reacciona a los cambios hormonales que suceden durante las diferentes etapas del ciclo menstrual.

La ginecóloga Montse Manubens, de la clínica ginecológica Women's de Barcelona, nos explica las principales causas que pueden afectar a la piel de cada mujer a lo largo de su ciclo.

Los efectos del ciclo menstrual

Estos efectos ocurren por los cambios hormonales, fundamentalmente entre estrógenos y progesterona.

Cambios que pueden variar entre ciclos, dependiendo del equilibrio hormonal que puede variar un poco de un mes a otro, y de una mujer a otra, pudiendo ser más o menos intensos y visibles. Este equilibrio hormonal será lo que marcará el estado de la piel.

las hormonas y su relación con los cambios de la piel

Cada ciclo menstrual comienza con la menstruación. Una regla normal suele durar de 5 a 6 días. En esta etapa los niveles de estrógenos y progesterona son bajos. En condiciones normales la piel se manifiesta con tendencia normal-seca.

A partir de aquí se pone en marcha el ciclo ovárico que incluye dos fases:

Fase folicular

Va desde el inicio de la regla hasta la ovulación:

  • Las hormonas inician nuevamente el ciclo, se producen varios folículos y los estrógenos aumentan poco a poco, durante 12-14 días, momento en que uno de los folículos se hace dominante preparándose para la ovulación.
  • Los estrógenos en este momento, aumentan mucho, y la piel está bien hidratada y elástica.

Los estrógenos tienen una acción hidratante, por eso cuando están altos la piel se ve mejor

Fase lútea

Desde la ovulación hasta el inicio de la siguiente menstruación:

  • Cuando ocurre la ovulación, el folículo que contenía el ovario se transforma en el cuerpo lúteo y comienza a producir progesterona (también sigue produciendo estrógenos).
  • Los niveles de progesterona alcanzan su punto máximo aproximadamente hacia la mitad de esta fase, sobre el día 14 del ciclo (en un ciclo menstrual de 28 días).
  • Los cambios hormonales de la fase lútea están asociados a los síntomas premenstruales comunes que muchas personas experimentan, y la piel puede manifestarse con tendencia grasa y en algunos casos con acné leve que desaparece rápidamente al iniciarse la menstruación.

Cuando llega la menstruación, todo el ciclo comienza de nuevo.

Los principales cambios en la piel

Piel más seca o sensible

  • Durantela regla, podemos tener la piel un poco más seca de lo habitual ya que la dermis se vuelve más sensible e irritable a causa de la disminución de los niveles de estrógenos.

Piel hidratada y elástica

  • Tras la menstruación, aumenta la producción de estrógenos, que se asocian con la síntesis de colágeno, el incremento del espesor de la piel y del contenido dérmico de agua (producción de ácido hialurónico).
  • También mejoran la función de barrera cutánea y la curación de heridas. Como consecuencia aumenta la hidratación, la elasticidad y la capacidad de regeneración natural de la piel.

Piel más grasa de lo habitual

  • Durante la segunda mitad del ciclo, el aumento de la progesterona estimula las glándulas sebáceas, lo que conlleva a tener la piel más brillante.
  • También hay diversos factores que aumentan los niveles de grasa, como por ejemplo la genética, la exposición al sol o algunos productos para la piel.

Acné

  • Días antes de la regla, es frecuente que aparezcan más granitos y/o espinillas. Esto podría ser provocado por un exceso de sebo, un desequilibrio hormonal o incluso el estrés.

Psoriasis, eczema atópico y dermatitis alérgica

  • Las mujeres que sufren este tipo de enfermedades dermatológicas, pueden verse más afectadas o con síntomas más intensos durante los días cercanos a la regla.

Claves básicas para cuidar la piel

Respecto al cuidado de la piel la Dra. Montse Manubens, añade que "en principio no hace falta hacer nada especial, seguir los cuidados básicos de limpieza e hidratación. Estos cuidados deberán adaptarse a la edad de cada mujer y a las características específicas de su piel".

Una buena limpieza facial por la mañana y por la noche es esencial para la salud de la piel, ya que así eliminamos los restos de grasa acumulada, toxinas y polución.

También es importante evitar tocarse los granitos y las espinillas, en el caso de tener acné.

Y para protegerla desde dentro

Además, la Dra. Manubens destaca que, para tener una piel más sana, podemos cuidar la piel desde dentro, sobre todo en la segunda fase del ciclo (pre-menstruación). La ginecóloga recomienda seguir estos hábitos saludables:

  • Mantener una dieta equilibrada rica en vitaminas y nutrientes, y evitar alimentos procesados, salados y refinados.
  • Disminuir la ingesta de alcohol y cafeína.
  • Eliminar el tabaco y/o otras drogas.
  • Hidratarse correctamente bebiendo 2 litros de agua al día.

Estas paulas nos ayudarán a tener menos hinchazón y dolores causados por la menstruación, además de influir positivamente en la salud cutánea.

Tags relacionados