Por Nuria Blasco

huevos dia no colesterol

El huevo es uno de los alimentos más completos que existe. Tiene una gran cantidad de nutrientes de alta calidad que nuestro cuerpo aprovecha al 100%.

Sin embargo, existe la creencia popular de que no es recomendable comer más de dos o tres huevos a la semana porque suben el colesterol y, con ello, aumenta el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

Estudios recientes aseguran que comer un huevo al día no supone ningún riesgo para la salud, al contrario, los oligoelementos del huevo y la acción antioxidante de sus vitaminas ayudan a proteger nuestro organismo de procesos degenerativos, diabetes, degeneración macular y, también, de enfermedades cardiovasculares.

La evidencia científica avala su seguridad

Un equipo de investigadores del Population Health Research Institute (PHRI) de la Universidad McMaster y del Hamilton Health Sciences han establecido que comer un huevo al día no supone riesgo para la salud, tras analizar datos de tres grandes estudios multinacionales.

Este equipo ha publicado sus resultados en la prestigiosa revista The American Journal of Clinical Nutrition, donde sugieren que consumir un huevo al día es seguro, ya que no produce ningún daño.

El consumo de un huevo al día no está asociado a un aumento del colesterol en sangre

Los investigadores analizaron tres estudios internacionales realizados por el PHRI. Se tuvo en cuenta el consumo de huevos de 146.011 individuos de 21 países y de 31.544 pacientes con enfermedades vasculares.

  • "La ingesta moderada de huevos, que es aproximadamente un huevo por día en la mayoría de las personas, no aumenta el riesgo de enfermedad cardiovascular o mortalidad, incluso si las personas tienen antecedentes de enfermedad cardiovascular o diabetes", afirma Mahshid Dehghan, primer autor e investigador del Population Health Research Institute".

"Además, no se encontró asociación entre la ingesta de huevo y el colesterol en la sangre, sus componentes u otros factores de riesgo. Estos resultados son sólidos y ampliamente aplicables tanto a individuos sanos como a aquellos con enfermedad vascular", concluye el investigador.

Los beneficios nutricionales del huevo

El huevo es uno de los alimentos con mayor densidad de nutrientes de entre los que solemos consumir, y es muy rico en proteínas de alto valor biológico y de aminoácidos esenciales, además tienen un bajo aporte calórico (un huevo mediano contiene solamente unas 70 kcal.).

Además, aporta una gran cantidad de minerales y todas las vitaminas que el hombre necesita, menos la vitamina C.

  • Destaca su riqueza proteica con proteínas de gran calidad nutritiva.
  • En cuanto a las grasas, el 35% son ácidos grasos saturados y el 65%, insaturados, la mayor parte de ellos monoinsaturados y el resto, poliinsaturados, buenos para la salud cardiovascular. Esta proporción de lípidos lo convierten en uno de los alimentos de origen animal con mejor composición grasa.
  • Es la mejor fuente dietética de colina, importante para la formación y el funcionamiento del cerebro y del sistema nervioso, por lo que ayuda a prevenir el deterioro cognitivo.
  • Es una de las principales fuentes de vitamina D, que suele ser deficitaria en la población.
  • Contiene botina, una vitamina hidrosoluble que interviene en procesos metabólicos tan importantes como la transformación de los hidratos de carbono, las grasas y las proteínas en energía.
  • Es una buena fuente de riboflavina o vitamina B2, que es importante para el crecimiento, desarrollo y funcionamiento de las células del organismo y para mantener en buen estado la piel, las mucosas y para tener una buena visión. También ayuda a darnos energía y a desintoxicar el organismo de sustancias nocivas.
  • Además nos aporta vitamina A, B12, E, K, y ácido fólico.
  • Y minerales como fósforo, zinc, selenio, yodo y hierro.

Precauciones que debemos tomar con los huevos

Recuerda que el huevo puede ser portador de patógenos como salmonella, escherichia coli y estafilococos, que pueden provocarnos enfermedades gastrointestinales, por lo que hay que tomar ciertas precauciones a la hora de conservarlos y consumirlos.

  • Si un huevo tiene la cáscara rota debe desecharse ya que es su barrera de protección y pueden haber entrado bacterias en su interior.
  • No hay que conservarlos más de 28 días desde su puesta, por lo que es importante respetar su fecha de caducidad.
  • Es mejor colocarlos en los estantes inferiores del frigorífico, no en la puerta como se suele hacer.
  • Se deben almacenar con la punta hacia abajo.
  • No deben lavarse los huevos para guardarlos en el frigorífico, ya que favorece la entrada de contaminación microbiana al interior a través de los poros de la cáscara. Sí pueden lavarse si se van a cocinar al momento.
  • No se debe mantener un huevo abierto fuera del refrigerador.

Tags relacionados