Por qué baja la libido a partir de los 50 años y cómo subirla

La vida sexual es una parte importante de la pareja y del bienestar de la persona. A partir de los 50 años, por regla general, el hombre produce menos testosterona y la mujer entra en la menopausia. Son dos factores que pueden hacer que baje la libido. Pero no tiene por qué ocurrir y además hay varias maneras de mantener el deseo sexual.

Pablo Cubí
Pablo Cubí del Amo

Periodista

Actualizado a

baja la libido a los 50 años

La andropausia en el hombre y la menopausia en la mujer pueden afectar a la libido pero hay formas de reducir los efectos.

Istock

Las hormonas sexuales, sobre todo la testosterona en el hombre y los estrógenos en la mujer, juegan un papel fundamental en la libido. Ambas pueden reducirse significativamente a partir de los 50 años. Es un momento en que el deseo sexual puede verse afectado.

En la libido influyen factores físicos y psicológicos. Los cambios hormonales pueden crear inseguridad o sensación de decaimiento. La relación de pareja puede verse muy afectada. Pero no se ha de ver como un proceso inexorable de vejez. Ni se acaba el sexo en la madurez ni es bueno que así sea.

Qué es la andropausia y cómo afecta

La hormona sexual masculina más significativa es la testosterona. Esta hormona no es exclusiva de los hombres, aunque los testículos son los principales responsables de su producción y por eso es más abundante en él. La testosterona estimula la producción de esperma, la formación de músculo y la libido.

alimentos para subir la libido

NUTRICIÓN

11 alimentos eficaces para subir la libido

A partir de los 40 años empieza a reducirse la producción de testosterona en el hombre, y a partir de los 50 ya se nota. Se calcula que a los 60 años, el 20% ya tiene la testosterona baja, y el 30% a los 70 años. Estos bajos niveles de testosterona se conocen como andropausia, aunque el término no está reconocido a nivel científico como tal.

Los signos más habituales que pueden indicar la reducción de testosterona son:

  • Dificultad en la erección. La testosterona ayuda a activar los procesos químicos que provocan la erección y ayudan a mantenerla.

Aunque la erección es más compleja y también viene determinada por la salud cardiovascular. El tabaco, el alcohol son otros factores que pueden perjudicar. No hay estudios concluyentes de que un aumento de testosterona restablece la erección en hombres con este problema.

  • Disminuye el deseo sexual. Como un pez que se muerde la cola, la falta de deseo y la dificultad de erección, crea ansiedad o depresión, factores neurológicos que dificultan aún más una vida sexual sana.
  • Pérdida de pelo. Para aquellos hombres que no tienen calvicie por un factor hereditario, la pérdida de pelo puede ser una señal de reducción de testosterona. No solo en la cabeza, también hay pérdida de vello corporal.
  • Se reduce la producción de semen. El líquido en el que se mueve los espermatozoides disminuye en las eyaculaciones.
  • Aumenta la grasa corporal. Hay más riesgo de obesidad o aparecen unos pechos incipientes, fruto de la acumulación de grasa en la zona. A la vez disminuye la masa ósea y músculo.

Cómo afecta la menopausia al deseo sexual

La menopausia aparece alrededor de los 50 años. Se da por segura cuando han pasado doce meses desde que tuvo la última regla. Los trastornos que pueden aparecer son bien conocidos: sofocos, osteoporosis, cambios de ánimo, entre otros.

Algunos de estos cambios hormonales también pueden afectar directamente al deseo sexual de la mujer. Se calcula que la mitad de las mujeres nota una reducción.

Hay tres motivos principales:

  • La sequedad vaginal y la pérdida de elasticidad son otros posibles efectos de la menopausia, lo que puede implicar dolor en la penetración si no se utilizan lubricantes.
  • Falta de sueño. Un mal descanso se asocia con un impacto en la vida sexual. Y en la menopausia es habitual que se tengan problemas de sueño.
  • El factor psicológico también juega un papel clave. La afectación hormonal en los cambios de humor y la falta de sueño pueden provocar fricciones de pareja, falta de entendimiento que dificulte la actividad sexual.

Resulta un contrasentido que justo cuando la mujer que no busca el embarazo por fin se puede liberar de este miedo y dejarse llevar por su sexualidad libremente, desaproveche esa opción.

Cómo aumentar la libido a partir de los 50

No te resignes a pensar que se te ha pasado la etapa del sexo, porque no es cierto. La edad nunca es un freno y mantener una vida sexual activa ayuda a mantenernos más sanos y felices. Hay maneras de recuperar la libido.

  • Tanto en hombres como en mujeres se aconseja hacer ejercicios de fuerza con el fin de aumentar la testosterona (ellas también tienen). Esos mayores niveles pueden acrecentar el deseo sexual.
  • Vigilar la dieta puede ayudar. Por ejemplo, para ellos tomar dos o tres tazas de café se ha comprobado que reduce el riesgo de disfunción eréctil, y no tomar regaliz que afecta más al nivel de testosterona. Reducir el consumo de alcohol y tabaco, y el de carnes rojas, cuyo exceso empeora la circulación sanguínea.
  • Hablar abiertamente el tema. Muchas veces son las inseguridades, los miedos los que nos provocan un muro psicológico que nos impide disfrutar de la relación. Analizar qué nos pasa puede ser un primer paso liberador para volver a sentirnos deseados y desear.