te. Aficiónate a beber té

1 / 8 Aficiónate a beber té

Si hasta ahora era más de café, sería buena idea que introdujeras el té de vez en cuando en tu dieta y, si puede ser té verde, mejor.

  • Su contenido en polifenoles es fundamental no sólo para la próstata, sino para evitar problemas de corazón, prevenir caries, etc.
ensalada tomate. Ensalada de tomate, perfecta

2 / 8 Ensalada de tomate, perfecta

Una nueva investigación de las universidades de Bristol, Cambridge y Oxford ha determinado que comer diez raciones de tomate a la semana (fresco, triturado, en cremas, salsas, etc) reduce en un 18% el riesgo de desarrollar la forma más común de cáncer masculino.

  • Aunque serán necesarios más estudios para confirmar estos resultados, los hombres deberían incluir en su dieta, no solo tomate, también toda clase frutas y verduras.
aceite oliva 2. Aliña con aceite de oliva virgen extra

3 / 8 Aliña con aceite de oliva virgen extra

Lo importante es que sumes alimentos ricos en vitamina E a tu dieta, ya que su acción antioxidantes previene de los problemas de próstata. Puedes encontrar esta vitamina en el aceite de oliva virgen extra, pero también en las nueces, el atún, el aguacate o las uvas.

  • Si combinas estos alimentos con otros ricos en selenio, el efecto será mayor. Las fuentes vegetales de selenio son las legumbres, los frutos secos, las semillas y los cereales integrales. Aunque las fuentes más abundantes son animales: carne magra, vísceras y marisco.
tomar sol. Toma el sol al menos 15 minutos

4 / 8 Toma el sol al menos 15 minutos

Los suplementos de vitamina D podrían retrasar o incluso revertir el avance de los tumores de próstata menos agresivos o de bajo grado, sin la necesidad de cirugía o radiación, según un estudio de la Universidad de Medicina de Carolina del Sur (EE.UU.).

  • La mejor manera de obtener vitamina D es a través de la exposición a los rayos solares. Pero también puedes conseguirla mediante la alimentación. El arenque, el salmón, la sardina y el atún la contienen.
patata frita. Reduce el consumo de patatas fritas

5 / 8 Reduce el consumo de patatas fritas

Comer una vez por semana patatas fritas, pollo o pescado rebozados y otros alimentos fritos en aceite abundante se asocia con un mayor riesgo de cáncer de próstata, según han demostrado investigadores del Centro de Investigación del Cáncer Fred Hutchinson de EE UU.

  • Los investigadores sospechan que cuando el aceite se calienta a las temperaturas elevadas necesarias para freír los alimentos, se forman compuestos potencialmente carcinógenos como la acrilamida.
copa vino. El vino es un buen aliado

6 / 8 El vino es un buen aliado

Un trabajo del Centro de Investigación sobre el Cáncer Fred Hutchinson, en Seattle, halló que el consumo de entre cuatro y siete vasos de vino por semana reduce a la mitad las posibilidades de sufrir cáncer de próstata.

  • Los investigadores especularon con que la razón del beneficio del vino tinto sería química y podría estar relacionada con los flavonoides y el resveratrol, sustancias que están ausentes en otras bebidas alcohólicas.
soja. Incluye soja en tu menú

7 / 8 Incluye soja en tu menú

Un metaanálisis que repasa 30 estudios realizados hasta mayo de 2017 concluye que el consumo de soja se asocia a un menor riesgo de cáncer de próstata.

Los investigadores concluyeron que entre los hombres que consumen más soja el riesgo de cáncer de próstata se podía llegar a reducir en un 29%.

  • Puedes añadir unos brotes de soja a tus ensaladas o tomar un vaso de bebida de soja a media mañana.
desayuno azucares. Revisa la cantidad de azúcar que tomas

8 / 8 Revisa la cantidad de azúcar que tomas

¿Sigues desayunando bollería industrial o endulzando el café con un terroncito de azúcar? La ingesta de azúcares, siropes, mieles y endulzantes artificiales, ya sea solos o como ingrediente de algún alimento elaborado como las bebidas azucarada, no te convienen en absoluto.

  • Un estudio publicado por la FASEB (Federation of American Societies For Experimental Biology) relaciona el consumo regular de bebidas azucaradas y alimentos procesados con un riesgo tres veces superior de padecer cáncer de próstata.

Actualizado el

te

Próstata y edad

La próstata es la glándula que ayuda a producir semen y que con la edad aumenta lentamente de tamaño. La de un chico joven es similar a una nuez. Pero, cuando se pasa de los 50 no es extraño que aumenten sus dimensiones, lo que se traduce en un aumento de las probabilidades de tener problemas prostáticos.

Relacionado con este artículo

Algunos de los más comunes son:

  • Prostatitis: inflamación, generalmente causada por bacterias.
  • Hiperplasia prostática benigna (HPB o agrandamiento de la próstata): un problema común en hombres adultos que causa goteo después de orinar o la necesidad de orinar con frecuencia, especialmente por la noche.
  • Cáncer de próstata: un cáncer masculino común que es bueno detectar de forma precoz para poder tratarlo con mejores garantías.

En la galería que acabas de ver hemos recogido algunos alimentos que pueden evitar problemas como la inflamación o reducir el riesgo de cáncer.

PRINCIPALES Síntomas de prostatitis

Cuando se está desarrollando prostatitis es habitual presentar estos síntomas:

  • Dolor debajo del ombligo y en la zona entre los testículos y el ano.
  • Dolor en la espalda, principalmente en la región lumbar.
  • Dolor al orinar o al eyacular.
  • Ardor al orinar.
  • Fiebre.
  • Sensación de que no se vació completamente la vejiga.
  • Aumento de la frecuencia urinaria de día y de noche.
  • Disminución de la fuerza del chorro de orina.
  • Escalofríos.
  • Dolor intenso al palpar el escroto.