tortilla. Una tortilla... dulce y naranja

1 / 12 Una tortilla... dulce y naranja

Se trata de sustituir la patata por el boniato. Sus texturas similares, no solo lo permiten, si no que te sorprenderán gratamente. El boniato es algo más cremoso, así que debes cortarlo muy fino, si no quedará confitado.

Las opciones con el boniato pueden ser muchas, la próxima vez que prepares algún tipo de tortilla con verduras inclúyelo, su dulzor combina con casi todo.

  • Una opción diferente: Al boniato, los huevos y la cebolla, puedes añadir un cuarto ingrediente para enriquecer la tortilla. Unas setas le pueden dar un buen toque.
crema. Una crema muy especial

2 / 12 Una crema muy especial

Tal y como sueles preparar una crema de calabacín, puedes romper la rutina y sorprender a tus invitados con una de boniato. Solo tienes que añadir a la cebolla y el puerro unos daditos de boniato.

  • Para "subir nota", puedes echar un chorrito de zumo de naranja que le dará un sabor muy especial. Y si te atreves, hay quien le echa un chorrito de leche de coco.
asado. Asados, un clásico delicioso

3 / 12 Asados, un clásico delicioso

Sin duda la forma más conocida de prepararlos y una de las más acertadas. Puedes acompañarlos con salsa de yogur o con una vinagreta a base de aceite de oliva y vinagre balsámico.

Echa una cucharadita de limón sobre los boniatos y espolvorea un poco de orégano.

  • Un consejo: Pincha los boniatos con un tenedor antes de meterlos en el horno, así lograrás que se asen mejor.
dulce. Y de postre... pastel de boniato

4 / 12 Y de postre... pastel de boniato

La idea es preparar un bizcocho dulce, sabroso y original, e intentar que las calorías no se disparen. Para ello, te proponemos que un pastel en el que la leche es de soja y la harina y el azúcar son integrales.

  • El toque de sabor: puedes añadir canela, jengibre y clavo molido, pero no te excedas o taparás el dulzor del boniato.
  • Mánten esto en mente: la repostería casera y el boniato pueden ser muy buenos aliados.
panellets. Panellets

5 / 12 Panellets

Los panellets son un dulce típico de Cataluña que se consume alrededor del día de la castañada o Halloween (31 de octubre) y por la festividad de Todos los Santos (1 de noviembre).

  • La preparación de la base tradicional se hace con patatas o mazapán y almendra molidas, para después decorarlos con piñones.
  • Nuestra propuesta es que sustituyas la patata por el boniato (ya que su textura es muy similar) y conseguirás otra versión de este delicioso postre.

 

confitura. Confitura, una tentación irresistible

6 / 12 Confitura, una tentación irresistible

Bastan cinco ingredientes para preparar la confitura, azúcar, canela, limón, mistela y, por supuesto, el boniato. Si eres golosa, es una perdición. Así que, te recomendamos que no abuses de este dulce.

  • Un dato: Preparar confitura es una buena manera de conservar los boniatos durante más tiempo en casa, ya que se echan a perder bastante rápido.
croqueta. Las croquetas se renuevan

7 / 12 Las croquetas se renuevan

Preparar unas croquetas es tener el éxito asegurado en una cena entre amigos.

  • En esta ocasión, si los amigos son vegetarianos te sugerimos, croquetas de boniato y almendras; y si no lo son, las de boniato con queso también son fantásticas.
  • Al hacer las bolitas con el boniato cocido, si no te quedan consistentes, ve añadiendo 1 cucharada de harina de almendras hasta encontrar el punto.
empanadillas. Empanadillas de boniato

8 / 12 Empanadillas de boniato

Estas ricas empanadillas se hacen con diferentes rellenos dulces, dependiendo de la región: boniato, cabello de ángel, calabaza, requesón…

  • Para aligerarlas y reducir su aporte energético, emplea harina y azúcar integral.
  • Cuando prepares el relleno, pela los boniatos el día antes, cocínalos y guárdalos en la nevera hasta el momento de rellenar los pastissets.
tempura. Tempura, su versión más oriental

9 / 12 Tempura, su versión más oriental

Una tempura de verduras suele incluir calabacín, berenjena, zanahoria y pimiento rojo, verde y amarillo. Bien, pues ¿por qué no también boniato?

  • Añade unas barritas boniato cocido la tempura de siempre.
  • Para la preparación del boniato puedes colocar los bastoncillos en un bol con un poco de agua, envolverlos con papel transparente y cocerlos en el microondas.
  • Y si quieres ir un poco más allá, puedes probar un tempura de gambas con boniato.
pure. Para cenar o como guarnición

10 / 12 Para cenar o como guarnición

Otra de las posibilidades del boniato es en forma de puré. Esta opción nos permite que sea un plato único o bien ser el acompañamiento de un plato de carne o pescado.

Para su preparación, puedes emplear boniatos asados o cocidos.

  • Un consejo: para encontrar la textura que más te guste, añade leche (desnatada) poco a poco.
menestra. Menestra de verduras... pero con boniato

11 / 12 Menestra de verduras... pero con boniato

El boniato puede formar parte de tus favoritos al preparar una menestra de verduras. Su sabor te ayudará a sumar puntos y convertir este plato en una opción apetecible y sabrosa. Mezcla sabores según tu gusto y obtendras una receta rica en vitaminas y con muy poca grasa.

¿Y en ensalada? También. Puedes preparar una original ensalada tibia con boniato, canónigos o espinacas, brotes tiernos, nueces un poquito de queso gorgonzola.

  • Antes de asar el boniato, embardúrnalo con aceite de oliva virgen extra y salpimiéntalo.
  • Para enriquecer aún más la ensalada, puedes preparar una vinagreta a base de yogur de cabra (desnatado).
chips. Chips de boniato al horno

12 / 12 Chips de boniato al horno

Esta es la opción ideal para sustituir las típicas patatas fritas y disfrutar de un acompañante o aperitivo mucho más ligero y saludable.

  • El truco para conseguir unas patatas chips caseras deliciosas consiste en cortar el boniato en láminas muy finas y aderezarlas con especias (tomillo, pimienta o cayena) antes de colocarlos en el horno por 10 minutos.
  • También se pueden freír con aceite de oliva.

Actualizado el

chips

Múltiples propiedades

Tiene fama de ser un alimento hipercalórico y lo cierto es que sus nutrientes más destacados son los hidratos de carbono, compuestos por igual por almidones complejos y azúcares simples. Estos son más abundantes cuanto más maduro está y más tiempo ha estado almacenado.

Su color anaranjado revela que el boniato es rico en provitamina A, en forma de betacaroteno.

  • Doscientos gramos de boniato cubren dos veces las necesidades diarias de esta vitamina, esencial para la piel, la salud visual y el desarrollo óseo.
  • También destaca su contenido en vitaminas C, B6, B5, B1 y B2.
  • En cuanto a minerales, sobresale su aporte de manganeso, potasio, cobre y hierro.

consejos para conservarlos en casa

  • Lo mejor es cocinarlo y mantenerlo en la nevera durante una semana, pero nunca guardarlo crudo en el frigorífico.
  • En el mercado, elige los ejemplares de aspecto firme porque es un producto muy frágil. Una vez en casa, se debe almacenar en un lugar fresco, seco, oscuro y bien ventilado, donde puede conservarse hasta diez días.
  • Si la temperatura es alta, el boniato puede germinar o fermentar. Para evitarlo, es aconsejable cocinar y mantener el tubérculo en la nevera durante una semana, pero nunca guardarlo crudo en el frigorífico.