El automasaje que recomienda Ainhoa Uria, fisioterapeuta, para aligerar las piernas

Darse un masaje en las piernas contribuye a drenar el líquido linfático y mejora el retorno venoso.

Eva Mimbrero
Eva Mimbrero

Periodista especializada en salud

Actualizado a

mujer masaje piernas

El automasaje en las piernas mejora el retorno venoso.

ISTOCK

En verano es normal notar las piernas más pesadas y cansadas. El calor dilata las venas y estas tienen que hacer un esfuerzo mucho mayor para devolver la sangre hacia el corazón.

Piensa que las válvulas de las venas son como una especie de compuertas que se cierran una vez que la sangre pasa por ellas. Así, impiden que se estanque o vuelva a bajar. Pero cuando las venas se dilatan mucho, el espacio entre las dos puertas se hace más grande, y la sangre acaba pasando por él y retrocediendo fácilmente por el efecto de la fuerza de la gravedad.

El clima no lo podemos cambiar, pero sí podemos lograr reducir las consecuencias que provoca la dilatación venosa. Y uno de los aliados más eficaces para lograrlo es realizar un automasaje en las piernas.

La fisioterapeuta Ainhoa Uria, especializada en Terapia linfática y venosa, explica a Saber Vivir cómo realizar un correcto automasaje en las piernas para aligerar la pesadez y ayudar a que la sangre circule mejor.

brocoli

¡Exquisito!

El condimento que debes añadir al brócoli para que esté delicioso y se lo coman hasta los niños

Cuándo es mejor dar el automasaje

Darse un masaje en las piernas contribuye a drenar el líquido linfático y mejora el retorno venoso. La experta lo recomienda, siempre que no exista una patología que lo contraindique, de 3 a 4 veces por semana y dedicar entre 5 y 10 minutos.

Para ella lo más adecuado es hacerlo por la mañana, para activar la circulación; o al final del día, para aliviarte y descansar mejor.

Paso a paso para dar el automasaje

  • Siéntate en una silla, con las piernas ligeramente flexionadas y los pies apoyados en el suelo o en un taburete.
  • Realiza pequeñas presiones circulares con la punta de los dedos, durante 1 minuto, en las ingles. Así preparas a los ganglios para la llegada de fluidos, nos aclara la fisioterapeuta. 
  • Extiende bien una crema hidratante repitiendo el movimiento anterior de abajo arriba, desde el tobillo hacia el muslo, y termina con una ligera presión en la zona inguinal. Da varias pasadas.
  • Masajea ahora las pantorrillas con los nudillos y haciendo una presión mayor, subiendo desde la parte inferior hasta por detrás de la rodilla.
  • Continúa amasando los muslos suavemente, haciendo presiones intermitentes como si los dedos fueran pinzas.
  • Luego, recorre las piernas desde el tobillo hacia arriba, deslizando las manos y haciendo ligeras presiones con los pulgares y la yema de los dedos.
  • Para finalizar, túmbate con las piernas en alto durante al menos 1 minuto y respira profundamente.

3 ejercicios que activan las válvulas de las piernas

Estos tres ejercicios activan las válvulas de las piernas y tonifican la musculatura. Si eres constante, tu retorno venoso mejorará:

  • Punta-talón. Sentada o de pie, apoya en el suelo de forma alterna la punta y el talón de ambos pies. Repite 10 veces, descansa 4 segundos y vuelve a empezar otra tanda de 10 repeticiones.
  • Bicicleta para arriba. Este ejercicio es eficaz porque se activan las piernas y, además, se hace a favor de la gravedad. Muévelas como si estuvieras pedaleando 2 o 3 minutos, descansa y repite.
  • Zancada hacia atrás. Coloca una banda elástica por encima de tus talones y lleva una pierna hacia atrás, tensando la goma, para tonificarla. Aguanta unos segundos, repite 8 veces y cambia de lado.
Mujer tomando infusión

Remedio natural

La infusión mano de santo que alivia las piernas hinchadas en verano mientras duermes

Pequeños cambios en la dieta que aligeran las piernas 

Lo que comes también puede ayudarte a mejorar tu retorno venoso. Los siguientes consejos son un buen punto de partida para lograrlo. 

  • Prioriza lo integral. La fibra combate el estreñimiento, que favorece que se formen varices.
  • Ten en cuenta las infusiones. Tomarlas en lugar de algún café ayuda a hidratarse. Y una correcta hidratación evita que la sangre se espese.
  • Más alimentos rojos y morados. Sus flavonoides reducen el riesgo de trombos. 
  • Nueces como tentempié. Sacian y son ricas en omega 3, que mejora la circulación.
  • Un toque oriental con cúrcuma. Utiliza esta especia cardiosaludable como sustituta de la sal.
  • El chocolate, que sea negro. Si suma un 75 % de cacao, tiene más efecto antiinflamatorio.