Infusiones de jengibre: cómo preparar rápido las mejores combinaciones

Si te gustan las infusiones de jengibre y quieres preparar recetas con sabores diferentes que tengan este ingrediente como principal protagonista, toma nota. Aquí tienes las mejores combinaciones posibles para obtener grandes beneficios para la salud.

Celia Perez León
Celia Pérez León

redactora especializada en estilo de vida y nutrición

Actualizado a

infusion jengibre

La infusión de jengibre posee propiedades antiinflamatorias que benefician a nuestro organismo, protegiendo nuestro corazón y fortaleciendo nuestro sistema inmunológico. 

ISTOCK

El jengibre es un alimento muy interesante que puede añadirse a muchas rectas diferentes. Pero, quizá, una de las mejores formas de introducirlo en la dieta es por medio de infusiones. Este tipo de preparados a base de jengibre se usan especialmente para calmar dolores de garganta o para aliviar el malestar gastrointestinal, pero no es lo único interesante que pueden ofrecernos.

Esta infusión es muy buena para la circulación, fortalece el sistema inmunológico y tiene propiedades antiinflamatorias, por lo que puede ayudarnos a prevenir ciertas enfermedades, como la hipertensión, o aliviar síntomas de otros padecimientos, como la artritis. Solo queda algo por preguntarnos. ¿Podría ser mejor? Y la respuesta es sí, gracias a estas combinaciones que aportan sabor y beneficios muy diversos.

Infusión de jengibre y limón

infusion limon

Si quieres darle a tu infusión de jengibre un toque cítrico y refrescante, esta es la tuya. Esta combinación es excelente para la digestión, puede aliviar las náuseas y tiene un efecto muy positivo sobre el sistema inmunológico. Las propiedades antioxidantes del limón se combinan con las antiinflamatorias del jengibre para dar como resultado una infusión saludable y refrescante.

Cómo preparar esta infusión:

  • Corta unas rodajas finas de jengibre fresco y añádelo en una olla con agua caliente.
  • Añade el limón y lleva la mezcla a ebullición.
  • Apaga el fuego y deja que repose entre 5 y 10 minutos antes de colar y beber.
  • Si prefieres una infusión fría, sirve con hielo y unas rodajas de limón frescas.

Infusión de jengibre y miel

infusion miel

No hay nada más dulce y reconfortante que una infusión de miel y jengibre. Esta mezcla es perfecta para dolores de garganta, aunque también tiene otros muchos beneficios para la salud. La miel aporta a la infusión propiedades antimicrobianas y antiinflamatorias, que se ven reforzadas por las que ya ofrece el jengibre. Si estás pasando por una gripe o un resfriado, te sabrá a agua bendita.

Cómo preparar esta infusión:

  • En una olla con agua caliente, añade unas rodajas finas de jengibre.
  • Lleva el agua a ebullición, apaga el fuego y deja que repose entre 5 y 10 minutos.
  • Cuela el resultado y sírvelo en una taza mientras siga caliente.
  • Añade una cucharada de miel y remueve para que se integre en la infusión.

Infusión de jengibre y canela

infusion canela

Si te gustan las infusiones especiadas y ligeramente dulces, esta te aportará una calidez única, a la vez que favorece tu salud gracias a las propiedades de sus ingredientes. Y es que tanto la canela como el jengibre son ampliamente reconocidos por sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes. Juntos, pueden ayudar a regular los niveles de azúcar en sangre y a mejorar la circulación.

Cómo preparar esta infusión:

  • En una olla con agua caliente, añade unas ramitas de canela y unas rodajas de jengibre fresco.
  • Lleva a ebullición la mezcla, apaga el fuego y deja que repose unos 5 o 10 minutos.
  • Cuela el resultado y sírvelo caliente.
  • Si lo prefieres, puedes añadir en una tetera con agua caliente una mezcla de jengibre y canela en polvo, aunque el resultado no será igual de intenso que si sigues los pasos anteriores.

Infusión de jengibre y manzana

infusion manzana

Esta infusión no solo es muy buena para la salud, sino que además tiene un toque refrescante y frutal que la hace muy especial. Es una mezcla perfecta para la digestión, ya que tanto la manzana como el jengibre tienen fibra, que puede reducir la hinchazón y mejorar la absorción de nutrientes. Perfecto para conseguir un efecto vientre plano.

Cómo preparar esta infusión:

  • Corta una manzana en trozos y una raíz de jengibre en rodajas finas.
  • Añade ambos ingredientes en una olla con agua y llévala a ebullición.
  • Apaga el fuego y deja que la mezcla repose unos 5 o 10 minutos.
  • Cuela el resultado y sírvelo en una taza mientras siga caliente.
  • También puedes servir esta infusión fría dejando que se refrigere en el frigorífico o sirviéndola con hielo.

Infusión de jengibre y naranja

infusion naranja

Esta variante de la infusión aporta matices cítricos y vibrantes que son perfectos para una taza caliente y reconfortante, o un vaso frío y refrescante. Tú decides. Sea como sea, lo que te aportará esta mezcla es una bomba de antioxidantes, entre los que destaca la vitamina C, que favorecerán a tu sistema inmunológico y te evitará gripes y resfriados.

Cómo preparar esta infusión:

  • En una olla con agua caliente, añade algunas rodajas de jengibre fresco y la cáscara de una naranja.
  • Lleva la mezcla a ebullición, apaga el fuego y deja que repose unos 10 minutos.
  • Cuela el resultado y sírvelo en una taza mientras siga caliente.
  • Si prefieres una infusión fría, sirve en un vaso con bastante hielo o deja que se enfríe en el frigorífico antes de tomarla.

Infusión de jengibre y té verde

te verde

Esta mezcla tiene un sabor muy particular que encantará especialmente a las amantes del té. Gracias a añadir este ingrediente a la infusión, conseguimos una combinación rica en antioxidantes, que además puede acelerar el metabolismo levemente, mejorando a la vez la salud del corazón, combatiendo la inflamación del organismo y favoreciendo la pérdida de peso.

Cómo preparar esta infusión:

  • Prepara una tetera con agua caliente y añade unas bolsas de té verde en su interior.
  • Con el agua muy caliente, añade también unas rodajas de jengibre, y deja que repose entre 10 y 15 minutos.
  • Sirve mientras la mezcla siga caliente y disfruta de sus beneficios.