Soledad López
Soledad López

Periodista especializada en salud

Efluvio telógeno: la caída temporal de pelo es otra secuela de la Covid-19
iStock by Getty Images

Como la fatiga o la dificultad para respirar al mínimo esfuerzo, la caída excesiva de cabello va camino de convertirse en una secuela más de la Covid-19 a tenor del aumento de las consultas sobre tratamientos para la alopecia que han detectado especialistas en medicina capilar durante estos meses.

Afortunadamente, se trata de una caída temporal de cabello. Se denomina efluvio telógeno agudo y la padecen más las mujeres que los hombres que han pasado la Covid-19.

Qué es el efluvio telógeno agudo

El efluvio telógeno agudo es la alopecia más común después la androgenética y es más propia del sexo femenino.

  • Qué es. Consiste en la caída brusca de un gran número de cabellos, lo que suele alarmar a la persona, que descubre una gran cantidad de pelos al peinarse, al ducharse...
  • Por qué ocurre. Esta caída se produce porque muchos folículos entran en la fase de envejecimiento del pelo, conocida como telógena, que dura entre 2 y 5 meses hasta que se cae del todo. En esta fase el cabello se vuelve frágil y por eso se cae más fácilmente.
  • Qué puede causarlo. El estrés físico provocado por una enfermedad, una operación quirúrgica, el embarazo... También el estrés psicológico. Fármacos como los anticonceptivos hormonales o los anticoagulantes. Dietas hipocalóricas...

Estas causas hacen que muchos cabellos entren en fase telógena y en unos meses empiecen a caerse.

COVID-19 y pérdida de cabello

En el caso de la Covid, la acción del SARS-CoV-2 sería directamente el causante de esa pérdida repentina y abundante de cabello.

Una caída que puede aparecer hasta 3 meses después de haber superado la enfermedad. Así lo explica la Dra. Cristina Morante, directora médica de la clínica de medicina capilar MC360.

  • "El SARS-CoV-2 provoca una inflamación celular global que también afecta al folículo piloso".
  • "El efluvio telógeno (la entrada del pelo en fase telógena o de envejecimiento) lleva al paciente a perder mucho más de los 50 a 100 cabellos que suelen caerse por día".
  • "Es un proceso transitorio que tarda aproximadamente entre 3 y 6 meses en recuperarse por completo".
  • "No tenemos posibilidad de evitar esta caída, pero sí podremos ayudar al cabello a recuperarse antes", concluye la especialista.

Quién tiene más riesgo de efluvio telógeno

Las personas que han pasado la Covid-19 de forma más grave suelen presentar con mayor frecuencia efluvio telógeno.

¿Pero es solo a causa de la Covid? ¿No será que ocurre en personas predispuestas a sufrir alopecia o con un cabello más débil? Parece ser que no:

"Hemos visto mujeres con un cabello muy denso y fuerte que han presentado caídas muy abundantes. Algunas están acudiendo a su médico o dermatólogo por la pérdida tan masiva que han experimentado, incluso en grandes mechones", explica la Dra. Cristina Morante.

El estrés de la pandemia también acelera la caída

Y si el virus ya acelera el envejecimiento del folículo piloso y aumenta el riesgo de caída, a esto hay que sumarle otro factor más: el estrés de la situación que estamos viviendo, aún más importante en alguien que ha pasado la Covid.

Así pues, el virus y el estrés de la pandemia forman un dúo explosivo que multiplican el riesgo de alopecia temporal.

De hecho, el estrés por sí solo ya es causa de efluvio telógeno agudo. Este tipo de alopecia es muy sensible a la ansiedad, ya que dificulta el crecimiento del cabello.

Cómo tratar el efluvio telógeno

Tal y como apuntaba la especialista, no podemos evitar esta caída temporal, pero sí ayudar al cabello a recuperarse antes.

  • En primer lugar, es muy importante abordar el aspecto emocional ya que, insistimos, esta afección está muy condicionada por el estrés psicológico.
  • También es clave reforzar la alimentación para potenciar el crecimiento del pelo.

Debe seguirse una dieta equilibrada sin restringir ningún nutriente y, sobre todo, asegurar un buen aporte de proteínas, ya sean de origen animal o vegetal.

  • "Convendría realizar una analítica completa para descartar carencias nutricionales y suplementar nuestra dieta si es necesario", explica la Dra. Morante.
  • "Hay que tomar alimentos que aporten oligoelementos, vitaminas y aminoácidos, y si conviene suplementos nutricionales específicos como la vitamina D, que no es posible corregir con la alimentación", concluye.

Para que el folículo crezca de nuevo sin problemas, otro aspecto que debe tenerse en cuenta son los cuidados delcuero cabelludo para mantenerlo sin picores, caspa o exceso de grasa.

También conviene cepillar el cabello a diario para desprender el pelo que está a punto de caer y que el nuevo crezca antes.