embarazo 40

Actualizado el

embarazo 40

La estabilidad emocional juega a favor de las mujeres que pasan la barrera de los cuarenta. Con el paso del tiempo, adquirimos las herramientas psicológicas necesarias para adaptarnos a los cambios y salir airosas de muchas situaciones, por más nuevas y complicadas que sean.

Las experiencias vividas conforman poco a poco un bagaje que, sin duda, contribuye a desarrollar una maternidad serena y consciente. Esta es la gran ventaja que tienen las madres "maduras".

Tener un hijo a partir de los 40 representa un impacto para el cuerpo a nivel físico que hay que tener en cuenta pero, puede resultar una experiencia positiva en muchos otras aspectos.

El cuerpo se adapta a tu estado

Precisamente esta fortaleza que posee la mujer de más de 40 años es una valiosa arma que puede utilizar para hacer frente a las dificultades físicas asociadas a la maternidad tardía. Y es que, según el doctor Álvaro Ruiz Zambrana, miembro del departamento de Ginecología de la Clínica Universidad de Navarra, "la naturaleza ha dispuesto que el embarazo sea más fácil de conseguir en el cuerpo de una mujer joven, complicándose progresivamente a partir de los 35 años".

Relacionado con este artículo

  • No es que la edad en si misma sea un problema pero se calcula que hay más patologías asociadas a esa edad (previas o que aparecen entonces) que pueden alterar el desarrollo del embarazo.
  • Por eso, a las embarazadas que superan esta edad se les aconseja llevar un control más riguroso y que se realicen todas las pruebas para no poner en riesgo ni su salud ni la de su bebé.

Los embarazos a edades cada vez más tardías son ahora algo habitual

  • Por otro lado, el consumo de frutas y vegetales ricos en ácido fólico y de pescado o la disminución en el consumo de excitantes como el café, siempre serán hábitos beneficiosos para un embarazo saludable.
  • También es bueno mantenerse en forma realizando algún tipo de ejercicio como nadar, pasear o bailar, siempre de forma moderada y bajo supervisión médica. Consulta si puedes hacer yoga o Pilates adaptado al embarazo, también te ayudarán.

LAS PRIMERAS SEMANAS DE EMBARAZO

Sea cual sea la edad de la embarazada, en el primer trimestre es habitual que aparezca el cansancio físico intenso y molestias abdominales, "aunque quizá estén más presentes en las gestantes más mayores", matiza el experto. Lo cual dependerá, no solo de la edad, si no también del estado de salud previo en que se encuentre la embarazada.

Hay molestias típicas del embarazo que no dependen tanto de tu edad sino de tu forma física

  • Según el doctor, "uno de los posibles riesgos asociados a la maternidad tardía es la posibilidad de tener un aborto espontáneo. Este punto está relacionado con la calidad de los óvulos y con un mayor riesgo de anomalías cromosómicas que aumenta progresivamente con la edad".
  • Con un buen control durante este tiempo se pueden detectar los riesgos y minimizarlos.
  • Debes procurar vivir estos meses tranquila, sin obsesionarte en que tu edad puede tener ciertas consecuencias. En un embarazo, sea cuando sea, siempre hay riesgos y vivirlo con miedo no te ayudará.

en el SEGUNDO TRIMESTRE

Desde el principio de cualquier embarazo las mujeres reciben por parte de su médico recomendaciones dietéticas básicas junto con la necesidad de realizar ejercicio físico de forma habitual.

Relacionado con este artículo

  • Ahora bien, cuando la gestación entra en una segunda etapa, el doctor considera prioritario "controlar de cerca la tensión arterial, sobre todo en los casos de las mujeres de más de 40 años".
  • Por otro lado, en el caso de ser diagnosticadas de diabetes gestacional (con la edad hay más riesgo de desarrollar resistencia a la insulina) "el control de la dieta y el ejercicio debería ser más estricto puesto que las descompensaciones afectan negativamente a otros riesgos del embarazo como la alteración de crecimiento fetal, parto prematuro o hipertensión.

¿UN PARTO DIFERENTE?

Según el doctor, si atendemos a la edad no existen grandes diferencias en cuanto a cómo transcurre el parto, aunque "por diferentes motivos cuanto más mayor es la parturienta más frecuente es la necesidad de recurrir al parto instrumental o incluso a la cesárea".

  • En cuanto a los factores que pueden influir en la mayor o menor dificultad para dar a luz, Ruiz Zambrana distingue entre aquellos estrictamente físicos y los psicológicos. Entre estos últimos, el experto asegura que "pueden interferir en la percepción y tolerancia al dolor".

El 10% de mujeres a esta edad dan a luz antes de las 40 semanas

  • Por lo que se refiere a los físicos, la edad puede asociarse a una peor vascularización placentaria fetal (formación de los vasos sanguíneos de la placenta), por lo que aumenta el riesgo de complicaciones fetales durante el parto.
  • Por último, la posibilidad de tener un parto prematuro también es más habitual. Tanto es así que se estima en un 10% el porcentaje de mujeres de esta edad que dan a luz antes de las 40 semanas.
  • Esto es así porque al haber más riesgo de enfermedades asociadas como diabetes o tensión alta puede haber necesidad de adelantar el nacimiento del pequeño por seguridad de ambos.

decidir ser madre después de los 40

En la sociedad actual, no solo tenemos menos hijos, además los concebimos a edades más avanzadas. Prueba de ello son los datos que revelan los estudios de población:

  • La tasa de fertilidad de las españolas es de 1,34 hijos por mujer, la más baja de la Unión Europea.
  • En 2015 España fue el segundo país de la Unión Europea (por detrás de Italia) con más madres primerizas que ya habían cumplido los cuarenta años. De hecho, según los dato es el 59,4 % de las españolas da a luz en la treintena y un 5,1 % cumplidos los 40 años.
  • La edad media de las mujeres que tuvieron hijos a lo largo de 2017 se situó en los 32,1 años.