Soledad López
Soledad López

Periodista especializada en salud

Por qué es mejor no usar salvaslip cada día
iStock by Getty Images

El producto de higiene íntima más utilizado en España son los salvaslips, por delante de las compresas, los tampones, los geles o las toallitas íntimas.

Muchas mujeres los utilizan a diario y la mayoría lo hacen para mantener seca y libre de olor la braguita, ya sea para protegerla del flujo vaginal, de pequeñas pérdidas de orina o de restos de menstruación.

En muchos casos se acaba convirtiendo en una rutina de higiene más aunque no haya flujo abundante. Sin embargo, los ginecólogos alertan que no es bueno utilizar este producto a diario.

Cuándo usar el salvaslip

La Dra. Laura Morales Ruiz, experta en suelo pélvico, señala que "la solución a los escapes de orina no es en ningún caso usar un salvaslip, ni siquiera otros absorbentes específicos para pérdidas de orina. La solución sería estudiar la causa y tratar dichas pérdidas".

En cuanto al flujo vaginal, este es más abundante los días previos y posteriores a la regla y a mitad del ciclo. Esos días podría estar justificado utilizar un salvaslip, pero no todos los días del ciclo.

De qué están hechos los salvaslips

Los salvaslips comunes están fabricados con materiales que dificultan la transpiración natural de la piel, de ahí que no sea bueno utilizarlos a diario. Según señalan desde los laboratorios farmacéuticos Kern Pharma:

  • La parte superior, que está en contacto con la piel, está fabricada con un tipo de plástico común (poliolefinas).
  • La zona central, que la que absorbe, contiene básicamente celulosa.
  • La parte inferior que se engancha a la braguita contiene un adhesivo similar al pegamento de barra de hacer manualidades.

qué puede ocurrir si lo usas a diario

Los ginecólogos aseguran que el uso continuado de salvaslips, teniendo en cuenta los materiales que contienen que dificultan la transpiración, puede provocar:

  • Alteraciones en el pH de la flora vaginal que desequilibran la microflora de la zona (el conjunto de bacterias que la habitan), aumentando el riesgo de sufrir infecciones como la candidiasis.
  • La falta de transpiración también altera la piel de la vulva y aumenta el riesgo de irritación.
  • Además, el roce de la mucosa de la vulva con el material sintético del salvaslip puede hacer que aumente aún más la secreción de flujo, dando lugar a un círculo vicioso que te hará depender todavía más de estos protectores diarios.

Cómo mantener a raya el mal olor del flujo

Laura Cámara, enfermera especialista en ginecología y obstetricia, sexóloga y experta en salud sexual y menstrual, recomienda seguir estos consejos para mantener a raya el mal olor del flujo o el sudor de la zona sin tener que recurrir a diario a un salvaslip:

  • Lava la zona una vez al día, no por hacerlo más vas a solucionar el problema. Si necesitas hacerlo más lávate solo con agua.
  • Utiliza un gel de higiene íntima que respete el pH de la zona, hipoalergénico y que no lleve perfumes.
  • No se aconseja ni el desodorante genital (puede irritar y alterar la flora vaginal) ni las toallitas con perfume.
  • Usa ropa interior de algodón preferentemente orgánico, que es el más respetuoso con la piel.
  • Si notas humedad cambiáte de bragas varias veces al día. Utiliza bragas en lugar de tanga. Si estás en casa, Laura Cámara recomienda que te las quites para que respire la zona.
  • Si eres propensa a sufrir irritaciones tras las relaciones sexuales, puedes usar productos con aceite de vitamina E u óvulos para restablecer el pH que las relaciones puedan haber alterado.
  • Contrariamente a lo que pueda parecer, Laura Cámara señala que el vello ayuda a ventilar la zona y a disminuir la sensación de humedad. Por eso no recomienda la depilación integral.
  • Productos como el árbol de té pueden ayudar a prevenir infecciones y a mantener el olor a raya.

¿Quieres usar salvaslip cada día?

Si prefieres seguir usando este tipo de productos porque tienes un flujo abundante, existen alternativas a los salvaslips tradicionales:

  • Salvaslips ecológicos o de algodón: No contienen plásticos en la parte superior del salvaslip. Contribuyen a que el flujo huela menos y provocan menos irritaciones y picores.