Mónica Manso Benedicto
Mónica Manso

Terapeuta especializada en etapas vitales femeninas

Eva Mimbrero
Eva Mimbrero

Periodista especializada en salud

Vivir la menopausia como una oportunidad para redescubrirse
iStock by Getty Images

Si piensas en la palabra menopausia seguramente te vendrán a la cabeza otros términos que asocias a ella, y lo más probable es que el matiz no sea positivo precisamente: deterioro, irritabilidad, sofocos...

Pero, ¿y si nos tomáramos esta etapa vital no como una dura travesía en el desierto sino como un viaje hacia nosotras mismas?

Para Mónica Manso, terapeuta especializada en acompañar a las mujeres durante el embarazo, el climaterio y la menopausia, dejar de menstruar (y todo lo que comporta) no tiene por qué vivirse como algo negativo. Y, para ello, romper con ciertas ideas con las que convivimos desde niñas es fundamental.

  • "Cuando llegamos a la menopausia, todas las creencias asociadas son que vamos a envejecer, que vamos a empezar a tener múltiples síntomas. Y, sobre todo, tenemos la sensación de que nos hacemos invisibles, que vamos hacia abajo en lugar de ir hacia arriba", nos explica.
  • Pero la menopausia también puede ser vista como una etapa de empoderamiento para las mujeres, y no como un periodo de debilidad, como expone la especialista en su reciente manual "La menopausia consciente" (RBA).

Mujeres maduras más empoderadas y visibles

"Sin duda, el culto al cuerpo joven instaurado en la sociedad actual tiene mucho que ver con esta visión negativa de la menopausia", defiende Manso. Pero, para ella, esto es algo que está empezando a cambiar radicalmente, sobre todo a nivel de redes sociales.

  • "Durante el confinamiento empecé a ver muchas cuentas de mujeres que se estaban dejando las canas y contaban el proceso, un proceso que es de empoderamiento. Me di cuenta de que era un auténtico movimiento, una revolución a la que yo también me sumé", se sincera.

Cada vez son más las mujeres que lucen con orgullo signos de la madurez como las canas

  • Los modelos de mujeres maduras empoderadas abundan cada vez más. "Y eso da mucha esperanza, no solo en lo que respecta a la menopausia, también en el proceso de envejecer en general", añade.

Para Manso, "en muchas ocasiones, la percepción de los síntomas depende de la sociedad en la que vivimos, de cómo ésta trata a las mujeres maduras y de las propias creencias que nosotras construimos en torno a ello".

  • Por ejemplo, nos cuenta, "no es lo mismo vivir en una sociedad en la que la menopausia es considerada como una enfermedad que en otra en la que nuestro estatus se ve elevado a la categoría de sabia, como ocurre en ciertas culturas tribales".

Una etapa para mirar hacia dentro

Intentar romper con ciertas ideas preestablecidas ya es un gran paso que permite vivir la menopausia de otra manera. Otro puede ser aprovechar este periodo vital para pararse, escucharse, dedicarse más tiempo a una misma y ser más creativa.

  • "Las mujeres, como colectivo, tendemos a ejercer un rol de cuidadoras. Incluso podemos llegar a creer que cuidar de nosotras mismas es ser egoísta. Encontrar el equilibrio entre el dar y el darte es fundamental", defiende.
  • La menopausia es un momento muy apropiado para intentar recuperar este equilibrio si lo hemos perdido. "Los hijos se nos van haciendo mayores o ya son adolescentes y más autónomos, y disponemos de mucho más tiempo y espacio para redirigir el foco de atención hacia dentro, hacia nuestros sueños y deseos, y de observar si realmente estamos a gusto con nuestra vida", reflexiona.

El climaterio, ese gran desconocido

"El climaterio es el periodo de tiempo que comprende entre dos y ocho años antes de la retirada de la sangre y de dos a seis años después", apunta la experta en su manual.

Pese a que abarca un periodo largo, muchas mujeres desconocen qué es el climaterio y los cambios que se producen en esta etapa.

  • "A partir de los 45 hay muchas mujeres que, aunque no tengan cambios en la periodicidad de su menstruación, pueden empezar a modificar su patrón de sueño, a sentir algún sofoco o algún descontento con su vida. Y todo esto, que a veces no sabemos atribuir a qué y nos desconcierta un poco, muchas veces tiene que ver con que estamos empezando el climaterio", sostiene.

Los cambios hormonales empiezan años antes de la retirada de la regla

  • Para la terapeuta, reconocer que empezamos a estar en esta etapa es clave. "Si lo hacemos, podemos empezar a hacer cambios en nuestro estilo de vida para llegar a la menopausia más preparadas, con otra percepción y con otro cuidado hacia nosotras mismas".

Cambios que pueden ir desde una alimentación más sana y equilibrada a un estilo de vida más activo. "Hoy en día las investigaciones científicas dejan claro que nuestros niveles hormonales dependen en gran parte de la forma en la que nos nutrimos, hacemos ejercicio o dormimos", remarca.

Buscar el apoyo de otras mujeres

Con la llegada de la menopausia, es común que surjan dudas y miedos en torno a los síntomas asociados hoy en día a ella (sofocos, ansiedad, depresión, osteoporosis, fatiga...).

Compartir todas estas inquietudes con grupos de mujeres que están pasando por esta etapa vital puede ser de gran ayuda.

  • "Poderte sentir acompañada en esta etapa es supernecesario porque, si no, tienes la sensación de que las cosas te pasan a ti sola, o que son cosas raras. En cambio, cuando ves que hay otras mujeres que están pasando por los mismos procesos, hay algo dentro que se relaja. Se crea una red de sostén", concluye la autora de este manual sobre la menopausia.