El truco viral para que el plátano no se ponga negro y dure mucho más

El plátano es una de las frutas con más beneficios pero madura enseguida y más de uno acaba en la basura. Con este truco viral ya no tendrás que preocuparte por si se ponen malos.

Irene Marsal Blasco
Irene Marsal Blasco

Periodista especializada en bienestar y nutrición

Actualizado a

Plátano

El truco para hacer que los plátanos duren más tiempo

Canva

El plátano es una de las frutas más conocidas gracias a su alto contenido en potasio. Podemos encontrarlo en mil y una recetas y es perfecto para desayunos o meriendas. Aun así, a veces es complicado encontrar el punto perfecto de estos o evitar que no maduren demasiado rápido. En menso de una semana pueden ponerse malos, por lo que es esencial que lo comamos antes de que se ponga negro. 

Como siempre, las redes sociales tienen remedios y soluciones de todo tipo. El último truco viral visto en plataformas ha sido la forma para mantener el plátano en perfecto estado durante más tiempo. Solo necesitarás 2 materiales: papel de plata y la nevera. ¿Fácil, verdad? Gracias a este truco podremos disfrutar de los beneficios de la fruta hasta dos semanas sin precouparte porque se pongan negros.

 

Beneficios del plátano

comer un plátano al día

El plátano es una gran fuente de prebióticos no digeribles.

iStock

El plátano tiene grandes propiedades. Es esencial para recuperar fuerzas, ya que aporta una cantidad esencial de carbohidratos y potasio, por lo que lo hace ideal para deportistas. Además, ayuda a la producción de energía en las células. Un plátano ofrece el 20% de vitamina B6 que necesitamos durante el día y un 12% de ácido fólico. También es capaz de reducir la tensión arterial gracias al potasio. Combate el estreñimiento, regulando el tránsito intestinal por su cantidad de almidón e hidratos, aunque todo depende del grado de maduración. Si están más pasados, serán mejores para combatir la diarrea. El plátano ayuda prevenir enfermedades cardiovasculares y evitar la anemia gracias a su contenido en vitaminas. 

Truco para mantener durante más tiempo el plátano

En redes se ha hecho viral el truco gracias a su sencillez y fantástica utilidad en nuestras cocinas. Lo único que necesitas es cortar papel de plata y colorarlo en la parte superior del plátano, es decir, el tallo. Esto hará que la fruta no pierda tanto etileno para que no madure tan fácilmente. El gas natural es el encargado del proceso de maduración de algunas frutas, por lo que es esencial mantenerlo alejado de otras para que no se pongan malas. Frutas como el plátano, la manzana o las peras cuando ya están maduras expulsan el gas hacia afuera, afectando a los alimentos de su alrededor. 

Cuando ya tengas el tallo cubierto de papel de plata, solo quedará guardarlo en la nevera para consumirlo cuando más te apetezca. Recuerda que no solo puedes comerlo de la forma tradicional, hay mil recetas saladas y dulces para disfrutar de la fruta clásica de una forma diferente (innovar siempre es buena opción). 

Receta con plátano maduro: Banana Bread

Banana bread

Canva

Hay una receta tan viral como el truco y es la de banana bread. Con pocos ingredientes, podrás conseguir un postre delicioso y saludable. La receta nació en Estados Unidos y se popularizó rápidamente gracias a su sencillez en la preparación y pocos ingredientes. Si quieres aprender a cocinarlo aprovechando tus plátanos maduros, esta es la receta:

Ingredientes para 8 personas: 

  • 75 g de mantequilla
  • 60 g de azúcar moreno
  • 50 g de azúcar blanco
  • 2 huevos
  • 4 plátanos maduros
  • 225 g de harina de trigo
  • 15 g de levadura química
  • 50 g de nueces

Preparación:

  • Engrasa un molde con mantequilla y coloca papel de cocina en el recipiente de 12x25 cm para desmontar el postre con facilidad. 
  • En un cuenco, bate la mantequilla con las dos clases de azúcar. Añade los huevos y los plátanos (previamente chafados) y remueve todos los ingredientes.
  • Incluye en la mezcla la harina y la levadura y vuelve a mezclar. Pon también los frutos secos e introduce el molde en el horno previamente calentado a 180º durante 40 minutos. Para saber si está listo puedes introducir un tenedor y si sale limpio, es que está listo para comer.